TENSIÓN EN DIPUTADOS

Socios de la coalición critican el proyecto de Cabildo que limita área para forestación

Legisladores blancos y colorados calificaron el tratamiento de la iniciativa de forma “urgente” como “poco serio” e “irresponsable”.

Cuando diputados de Cabildo, el FA y el PERI votaban, un colorado pidió: “saquen bien la foto”. Foto: Estefanía Leal
Cuando diputados de Cabildo, el FA y el PERI votaban, un colorado pidió: “saquen bien la foto”. Foto: Estefanía Leal

La última sesión del año en la Cámara de Representantes mostró el choque más duro dentro de la coalición. El debate sobre los límites a la forestación iba subiendo de tono cuando el diputado colorado Ope Pasquet dijo que Eduardo Lust, de Cabildo Abierto, tiene “una mentalidad profundamente antidemocrática”. Lust respondió que “algunos” que lo acusan “vienen de partidos que han dado golpes de Estado”. Media hora después, asumió su ofensa a los colorados, pidió disculpas y se abrazó con Pasquet.

Lo coalición crujió ayer en fondo y forma. En cuanto al fondo, Diputados aprobó el proyecto de ley de Cabildo que limita la superficie que se puede forestar con votos del Frente Amplio y el Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI). Pero además, en cuanto a la forma, el choque retórico en sala escapó al tono habitual de las sesiones. En definitiva, quedó clara la posibilidad de que Cabildo y el Frente logren aprobar leyes juntos con las que discrepe el resto de la coalición, lo que constituye una amenaza para el gobierno.

“En la hora y a lo Peñarol, Cabildo Abierto vacunó al P. Nacional y no precisamente contra el Covid”, tuiteó el diputado frenteamplista Felipe Carballo.

Por su parte, el diputado blanco Francisco Ortiz planteó en sala que “hubo un acuerdo político de Cabildo con los miembros del Frente para votar bajo tabla el proyecto”. Nacionalistas y colorados alegaron que faltó estudiar el tema y sus posibles efectos, que no hubo informe en mayoría ni en minoría, y que no se consultó a los ministros de Ganadería ni de Ambiente, ambos colorados. Por ello, calificaron el tratamiento de la iniciativa de forma “urgente” como “poco serio” e “irresponsable”.

Ante el fuego amigo, el senador Guido Manini reiteró que “Cabildo Abierto se siente obligado por aquello que firmó en el ‘Compromiso por el país’, pero que por lo que no está allí se siente en libertad de acción”. En diálogo con El País, el senador agregó que “este proyecto es de Cabildo Abierto” y que hubiera querido el apoyo de los socios de gobierno, pero solo consiguieron votos “desde afuera”.

“Habrá varias leyes más seguramente en las que no haya total acuerdo dentro de la coalición y que puedan salir con votos del Frente Amplio”, adelantó Manini. Algunos diputados de la coalición especularon ayer con futuros acuerdos de Cabildo y el Frente, ya que ambos partidos logran mayorías en ambas cámaras. De hecho, Manini anunció hace un mes que, si se aceptan cambios, apoyará el proyecto de la oposición que limita la extranjerización de la tierra.

De todas maneras, el líder de Cabildo advirtió que no solo su partido aprobó proyectos con la oposición, y recordó que blancos, colorados y frenteamplistas lo hicieron la semana pasada, con la negativa de Cabildo, en referencia al artículo 2 de la ley que crea la Red Nacional de Aeropuertos Internacionales, que habilita por 50 años la concesiones a privados.

Mesa de la coalición.

Tras aprobar con el apoyo de todos los socios dos proyectos con cientos de artículos (la Ley de Urgente Consideración y el Presupuesto Nacional), la coalición cerró el año votando dividida varias veces: los límites a la forestación, la red de aeropuertos y la declaración del 19 de agosto como el “Día de las luchas de las personas en situación de calle”. Este último, impulsado por el Frente, no contó ayer con el apoyo de los colorados porque no estaban a favor con usar la palabra “luchas”.

¿Esta falta de acuerdo entre los socios refuerza la necesidad de crear un ámbito político de la coalición? “Nosotros no estamos todos los días insistiendo con la mesa de la coalición”, respondió Manini. “Si hay una mesa de la coalición, hay un espacio más para coordinar y tratar temas, pero en este caso (la forestación), si hubiera existido una mesa de coalición Cabildo hubiera tenido una posición clara y tal vez hubiese terminado en lo mismo que terminó, por más mesa que hubiera”, agregó.

Manini Ríos había presentado en 2015 al entonces ministro de Defensa un proyecto para que el Ejército repare la ruta 6. Foto: Leonardo Mainé
Guido Manini Ríos. Foto: Leonardo Mainé

Ayer, cuando los diputados cabildantes, frenteamplistas y del PERI mantenían la mano levantada para limitar la forestación, el diputado colorado Marcelo Caporale, suplente de Gustavo Zubía, dijo: “Saquen bien la foto porque se van a acordar”.

“Una restricción sin precedentes”

Tras la aprobación del proyecto en Diputados (aún resta su tratamiento en el Senado) la Sociedad de Productores Forestales advirtió que “genera perjuicios económicos, que afecta seguridad jurídica por generar una restricción sin precedentes y quiebra una política de Estado, sostenida por siete gobiernos de tres partidos políticos, durante tres décadas”.

Colorado propuso el veto a ley.

“La plantación de bosques generales y de rendimiento, tipificados en la Ley N° 15.939 (Ley Forestal), de 28 de diciembre de 1987 y decretos reglamentarios, queda limitada a los suelos de prioridad forestal”, dice el primer artículo del proyecto aprobado ayer.

“La superficie total de bosques de rendimiento y generales en todo el país, no podrá superar el 10% de la superficie nacional bajo explotación agropecuaria definida en el Censo General Agropecuario”, agrega el segundo artículo.

Varios diputados de la coalición plantearon sus preocupaciones por la aprobación de este proyecto. El representante del Partido Independiente, Iván Posada, alertó por “posibles demandas contra el Poder Legislativo” por parte de las empresas forestales perjudicadas. Por otra parte, el diputado colorado Felipe Schipani dijo en sala que si se aprueba en el Senado, desea que el Poder Ejecutivo lo vete.

“Me parece muy poco democrático que en el momento en que se está votando en cámara se esté apelando al veto del Poder Ejecutivo”, dijo Manini a El País. “Es inédito que se apele al veto cuando se está en minoría en una votación”, agregó el senador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados