Frente Amplio

Claves del informe del Tribunal de Conducta Política que compromete al senador De León

“A juicio del Tribunal, los hechos examinados comprometen seriamente la responsabilidad ética y política del compañero De León”, indica el informe al que accedió El País.

Leonardo De León
Leonardo De León. Foto: Presidencia

El Tribunal de Conducta del Frente Amplio concluyó que al usar las tarjetas corporativas de ALUR -la empresa cuyo directorio integró- el ahora senador frenteamplista Leonardo De León incurrió en “múltiples actos indebidos en perjuicio de la empresa y del interés y patrimonio públicos”.

“A juicio del Tribunal, los hechos examinados comprometen seriamente la responsabilidad ética y política del compañero De León”, así finaliza el informe de 12 páginas fechado el 1° de agosto pasado y al que accedió El País este lunes.

El informe recuerda que ALUR es una sociedad anónima que se rige por el derechos privado. El capital de la empresa pertenece en un 90,79% al ente autónomo Ancap y en un 9,21% a la estatal venezolana Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA).

En base a este hecho, De León hizo hincapié en que "la empresa no está sujeta a las normas jurídicas que rigen para la administración pública" y que por tanto su personal no puede incurrir en "aquellos delitos contra la administración" que solo pueden cometer funcionarios públicos, según prevé el Código Penal. Sin embargo el Tribunal consideró que "esa exención de restricciones, controles y sanciones no puede aminorar el deber ético de rigor en la preservación del patrimonio público".

"Es inadmisible". 

El Tribunal indicó que en varias oportunidades el senador de la Lista 711 presentó los estados de cuentas de las tarjetas corporativas como rendiciones de cuentas y por tanto como comprobantes de respaldo. Esta situación fue considerada "inadmisible" por el Tribunal que opinó que se "desvirtuó" el mecanismo previsto en el instructivo de la empresa. 

De León "fue a la vez responsable (por su condición de jerarca de la empresa) y beneficiario (como usuario de tarjetas)", agrega.

Por otra parte, el informe indica que en diversas ocasiones el senador utilizó la tarjeta para pagar gastos como comida o alojamiento cuando estaban ya previstos en el monto destinado para viáticos

"Desde la implantación del Instructivo en 2013 todos los gastos realizados
por el Cro. De León con tarjeta corporativa tienen que considerarse
irregulares porque cuando correspondieron a gastos de alojamiento o
alimentación estaban cubiertos por el viático, y en todos los demás casos
debieron justificarse en una rendición de cuentas que no se cumplió", subraya el informe.

Cargar los gastos contemplados dentro del monto de los viáticos a una tarjeta corporativa "era improcedente, lo mismo antes que después de la introducción del Instructivo, y aunque éste no hubiera existido", indica el Tribunal.

El informe adjunta un anexo que da cuenta de que en 18 casos se registraron gastos por alojamiento pagados con tarjeta corporativa, que figuran en el respectivo estado de cuenta, cuando también hubo
entrega de viático. El total de los gastado fue de US$ 4.116,19.

"El Cro. De León ha afirmado que estos gastos correspondieron a encuentros de trabajo o atenciones sociales. La falta de rendiciones de cuentas y de presentación de las facturas (que podrían indicar por lo menos el número de comensales), junto con el hecho de no haber podido dialogar a este respecto con el Cro. De León, impiden al Tribunal dilucidar hasta qué punto es aplicable la explicación a estos gastos, cuyo número dentro y fuera del país es de 267. Examinada toda la documentación de que ha dispuesto el Tribunal, son 17 los casos en que el Cro. De León dio alguna precisión mencionando la presencia de otros participantes u otras circunstancias que podrían explicar el pago con tarjeta corporativa", detalla el Tribunal.

Licencia.

Durante su licencia, De León efectuó gastos tanto en estaciones de servicio como en restaurantes que fueron abonados con la tarjeta corporativa de la empresa. 

Cuando fue convocado por el Tribunal el 19 de julio de este año, el senador se negó a responder las preguntas que le realizaban pero afirmó que las iba a responder "más tarde". 

El Tribunal concluyó que "los hechos examinados comprometen seriamente la responsabilidad ética y política del Cro. De León porque en ellos se configuran múltiples actos indebidos en perjuicio de su empresa y del interés y patrimonio públicos".

De León integró Alur desde noviembre de 2005 y formó parte del directorio durante cuatro años -desde enero de 2011 hasta febrero de 2015-. En este período el actual senador presidió la empresa desde diciembre de 2013.

La Comisión de Ética oficialista asumió competencia de oficio en el tema el 11 de abril de este año por unanimidad de sus miembros. Para expedirse tomó en cuenta dos solicitudes de información al amparo de la Ley Nº 18.381 y el informe de la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep).

En abril la Jutep había considerado que De León presentó "insuficientes" explicaciones y no entregó documentaciones que respalden 130 gastos por US$ 22.000 realizados con la tarjeta corporativa de la empresa, pese a que había percibido viáticos.

El de De León es uno de los casos que se tratará en el Plenario del Frente Amplio que tendrá lugar el 15 de diciembre próximo. También será en esa oportunidad cuando se analizará, entre otros, la situación del exvicepresidente Raúl Sendic. 

Fallo by ElPaisUy on Scribd

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)