SOBRE ARGENTINA

Sanguinetti ve a Alberto Fernández como el "malabarista chino" que mueve "los platitos de un lado al otro"

El expresidente fue consultado por medios argentinos sobre las negociaciones con China y también expresó su opinión sobre la situación política del vecino país.

Julio María Sanguinetti. Foto: Estefanía Leal
Julio María Sanguinetti. Foto: Estefanía Leal

El expresidente Julio María Sanguinetti, habló este miércoles con Radio Rivadavia de Argentina sobre el inicio de las negociaciones para evaluar la factibilidad de un acuerdo comercial entre Uruguay y China, y opinó además sobre la situación política del vecino país. “A Alberto Fernández lo veo como el malabarista chino que va moviendo los platitos de un lado al otro”, afirmó.

"Si Uruguay quiere negociar acuerdos con más flexibilidad no hay novedad, es notorio que lo ha anunciado más que nadie, la novedad fue ayer que el gobierno comunica que China ha respondido a ese propósito y que está dispuesto a negociar un estudio de prefactibilidad de un acuerdo de libre comercio”, explicó en comunicación con Radio Rivadavia de Argentina.

“La novedad es de China, no de Uruguay porque sale de negociar con todo el Mercosur para expresarle esa voluntad solo al Uruguay”, destacó.

Ante la repercusión de la noticia entre sus socios en el Mercosur, advirtió: “Este es un inicio, una voluntad, no es aún un acuerdo (…) No es cortar el diálogo con Brasil, la Argentina y Paraguay, sino informar y ver hasta cuándo es compatible una cosa y otra”.

Además, Sanguinetti señaló: “La idea original del Mercosur nunca fue una idea de encierro sino de buscar un espacio geográfico mejor y más amplio para competir con el mundo en mejores condiciones”.

Según el expresidente, lo que se viene de ahora en más entre los socios es “el inicio de una etapa muy compleja y fina para diplomáticos y técnicos” y aseguró: “No podemos seguir mirando hacia el ombligo, hay que ver que el comercio crece y la solución no está en el barrio, está afuera”.

Cortocircuitos entre mandatarios

Por último, Sanguinetti, consultado sobre cómo ve el poder del presidente Alberto Fernández, dijo que lo ve, en medio “de esta difícil situación” que representa la pandemia de coronavirus, como “el malabarista chino que va moviendo los platitos de un lado al otro”. Además, señaló que es extraño que se dé un gobierno en que el presidente no es la cabeza.

“Es una situación muy poco común que la potencia política esté representada con el vicepresidente, es una connotación bastante particular”, dijo y opinó. “Ahora se ve una elección muy confrontada con muchas descalificaciones; ojalá bajen los decibeles”.

En marzo de este año, los presidentes de Argentina y de Uruguay se enfrentaron en una cumbre virtual. Fue cuando Fernández le dijo a Lacalle Pou: “No queremos ser un lastre para nadie. Si somos un lastre, tomen otro barco. Pero lastre no somos de nadie”.

En agosto, hubo un reencuentro en persona para bajar el malestar. En un comunicado de la Cancillería argentina, tras esa reunión, se precisó: “En cuanto al Mercosur, los presidentes acordaron mantener diálogo directo frente a cualquier problema que se presente. En ese marco, Fernández le expresó a Lacalle la comprensión de parte de la Argentina de las necesidades de Uruguay”. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados