REACTIVACIÓN DEL SECTOR

Cámara de Turismo propone "pasaporte sanitario", 48 horas de aislamiento y 4 tests

Juan Martínez, presidente de la Cámara, explicó el pasaporte sería digital y permitiría además realizar la trazabilidad de los extranjeros.

La nueva ley tiene como objetivo formalizar el régimen de pago de los gastos comunes en los edificios y lograr que sean más justos. Foto: F. Ponzetto
Montevideo. Foto: Feranando Ponzetto | archivo El País.

El Turismo es uno de los principales sectores más afectados por el coronavirus y es por esto que los diferentes actores trabajan para encontrar soluciones que permitan la reactivación. Juan Martínez, presidente de la Cámara de Turismo, informó que se ideó un "pasaporte sanitario" para los extranjeros que vengan al país, junto con un aumento en los hisopados y una reducción del tiempo en cuarentena.

"Es una idea de un pasaporte sanitario que tenga la certeza y trazabilidad desde el origen", indicó Martínez en diálogo con Informativo Sarandí y ejemplificó: "O sea que si está en Argentina empiece en Argentina, en Brasil, en España".

La trazabilidad se realizaría de manera digital con el objetivo de que se pueda saber si "esa persona los cinco días antes de viajar se hizo un hisopado negativo y que durante los cinco días previos al viaje no estuvo en contacto con nadie contagiado".

El presidente de la Cámara de Turismo explicó que este pasaporte posibilitaría a su vez reducir el tiempo en cuarentena del extranjero que llegue al país a 48 horas. "Prácticamente la mayoría de la cuarentena la realizaría en el exterior", explicó.

"En esa línea venimos trabajando, con un equipo y una empresa que viene trabajando en digitalización y en todo lo que es el control médico, para lograr generar la seguridad de que (el turista) ingresa en estas condiciones y por lo menos no va a emitir contagios", informó Martínez.

Por otra parte, también habría un incremento en la cantidad de hisopados solicitados. En total, el turista tendría que pagar cuatro tests: dos antes de salir al país y dos luego de llegar.

"Somos conscientes de que no todos se lo podrían pagar, pero es una manera de ir controlando y de ir abriendo de a poquito las fronteras para reactivar algunos sectores y algunos sentidos, como Montevideo, que es uno de los más paralizados, pero sobre todo saber que el que ingresa, ingresa sano".

No recibir turistas y mantener la frontera cerrada durante la temporada estival, podría traducirse en "US$ 1.800 millones, casi 100.000 puestos de trabajo" y la ruptua de "una cadena de valor que reúne más de 3.000 empresas en el país que dependen del turismo".

Este fin de semana el presidente Luis Lacalle Pou hizo referencia al sector Turismo y habló de los cuidados que se deben tener para no retroceder casilleros. "Lo primero que uno quiere como gobernante es decir 'bueno, vamos a no cortarle las alas a aquellos que viven del turismo, que si se les pasa la temporada sabemos el invierno que van a tener', pero después cuando uno ve lo que pasó en algunos lugares de Europa, todo el esfuerzo que han hecho los uruguayos en este tiempo, si se abre mal puede causar un retroceso importante", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados