Inversión en celulosa

Polémica segunda audiencia pública por el tren de UPM

Vecinos increparon a las autoridades en el encuentro de Florida.

UPM: para construir su segunda planta una de sus condiciones es que se recategorice el suelo donde podría instalarse. Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

Vecinos de Montevideo, Canelones, Florida, Durazno y Tacuarembó, así como integrantes de las organizaciones sociales "Por el costado de la vía" y del Movimiento por un Uruguay Sustentable (Movus) y "UPM 2 No", volvieron a manifestarse en contra del denominado "tren de UPM" en la segunda audiencia pública realizada ayer en Florida.

Como ocurrió la semana pasada en la primera audiencia pública en Lezica, en Montevideo, los vecinos manifestaron su disconformidad con el proyecto al director Nacional de Medio Ambiente (Dinama), Alejandro Nario y al subsecretario de Transporte y Obras Públicas, Jorge Setelich.

Los vecinos preguntaron a las autoridades sobre aspectos generales del proyecto de la segunda planta de UPM que se instalará en Durazno pero también aprovecharon para interpelar a los jerarcas sobre las garantías del funcionamiento del tren que transportará celulosa y sustancias químicas entre el puerto de Montevideo y Paso de los Toros. Según señaló a El País uno de los vecinos, las autoridades no tenían nada claro sobre el tipo y cantidad de químicos que el tren va a transportar.

Por otro lado, los vecinos consultaron también al gobierno sobre las características del proyecto para mitigar el potencial impacto de la instalación de la obra ferroviaria. En un determinado momento, el propio Setelich admitió al ser consultado sobre el impacto del proyecto, que algún "impacto va a generar" el tren en la ciudadanía.

En concreto, los vecinos reclaman al gobierno la realización de estudios ambientales independientes que evalúen los eventuales "impactos negativos" de la construcción y operación de los trenes que trasladarán celulosa y químicos. La demanda de los vecinos se enmarca en la puesta de manifiesto que forma parte de la evaluación de la Dinama del proyecto ferroviario incluido en el contrato firmado entre el Poder Ejecutivo y la multinacional en noviembre de 2017 para habilitar la instalación de una nueva planta de celulosa a orillas del río Negro.

Según informó el grupo de vecinos, el proyecto ferroviario es considerado de alta complejidad por la Dinama por el impacto que podría generar a nivel ambiental, social, económico y urbanístico. Entienden que el informe ambiental resumen que el gobierno publicó "tiene carencias que desvirtúan una evaluación" dado que se encuentra en inglés y es muy extenso.

Se prevé que los trenes puedan ir de una ciudad a otra en no más de seis horas (hoy el trayecto insume más de diez). Las vías deberán tener la capacidad de soportar trenes que lleguen a una velocidad de 80 kilómetros por hora aunque el promedio será de 50 kilómetros por hora. Los ferrocarriles tienen que poder transportar hasta 22 toneladas por eje. Concretamente se reforzarán los puentes grandes y medianos (ubicados en el arroyo Canelón Grande, en el río Santa Lucía, el arroyo Pintado, el río Yí, el arroyo Villasboas y el río Negro).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)