PARTIDO NACIONAL

Pablo Bartol, la figura en que Lacalle Pou apuesta para “levantar” el Mides

El elegido por el candidato del Partido Nacional para comandar el Ministerio de Desarrollo Social si gana las elecciones asegura que las políticas sociales se mantendrán, pero cambiará la forma de aplicarlas.

Pablo Bartol se saluda con Lacalle Pou. Foto: Leonardo Mainé
En la campaña electoral anterior Luis Lacalle Pou no logró convencer a Bartol para que se sumara a su equipo; esta vez lo logró. Foto: Leonardo Mainé

El pibe recayó, volvió a delinquir y terminó en el Comcar. Su familia había sido realojada al lado de Casavalle. En su primera salida al patio se encontró con otro joven de su barrio y lo encaró: “Yo a vos te conozco. Vivías al lado de Casavalle. A los que hay que dársela es a esos de Los Pinos”, le dijo. Pero no tuvo suerte con su idea. “Vos no sabes nada. Los de Los Pinos ayudaron a mi vieja cuando se estaba muriendo de hambre y capacitaron a mi hermano que ahora está trabajando”, le increpó. El intercambio se fue a las manos y terminó interviniendo un guardia carcelario.

La anécdota la recuerda Pablo Bartol con orgullo. Él es el hombre elegido por el blanco Luis Lacalle Pou para comandar el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) si gana las elecciones. Sabe que no será una tarea fácil. Pero desborda optimismo y lo muestra con esa historia carcelaria.

“Cuando a vos te llegan a defender adentro de la cárcel, es que hiciste las cosas bien. Es que los tenés rodeados. Así es como te agarré: no tenés marcha a atrás. Cuando te querés evadir de la sociedad para atacar el proyecto desde la cárcel, también tenemos uno ahí que te ataja. Y eso es un cambio en la cabeza. Eso es mucho trabajo. Y por ahí vamos a ir”, relató en diálogo con El País.

La Fundación Los Pinos es su carta de presentación. El proyecto instalado en el barrio Casavalle fue el que encandiló al candidato del Partido Nacional allá por 2007. Lacalle Pou iniciaba su carrera hacia la Presidencia, pero no logró convencer a Bartol de meterse en política. El blanco no se resignó y le quedó su nombre en la cabeza. Perdió la elección y para esta campaña fue a buscarlo de nuevo.

“Vos hoy ayudás a miles y está buenísimo. Pero van a ser miles, no más. Si entrás a la política podés ayudar a millones. Y creo que eso es bastante mejor”, así -palabras más, palabras menos- fue la frase de Lacalle Pou que lo convenció de entrar al “baile político”.

El programa del Partido Nacional remarca que el Mides fracasó. Pero Bartol agrega que el propio Frente Amplio lo admite.

“Está en la página 111 de su programa. Ahí dice que le erraron al bizcochazo. Dicen que la fragmentación de los programas sociales conspiró contra el éxito de sus políticas sociales y hace una descripción parecida a la que hacemos nosotros. Ergo tenemos que hacer: coordinar todos los estamentos organizativos”, comenta el asesor de Lacalle Pou sobre el programa oficialista.

Oposición buscará instalar comisión investigadora por denuncias contra el Mides. Foto: Fernando Ponzetto
Bartol quiere promover un ministerio social de puertas abiertas y trabajando sobre el territorio. Foto: Fernando Ponzetto

Pero de inmediato exclama: “¡No! No se trata de agitar la coordinación para que las políticas permeen en la gente. ¡No! Lo que tenemos que coordinar es a la gente. Que se apoyen y se ayuden. Si a ellos mismos les das capacidades para que se organicen entre sí, van a ir saliendo adelante”, comenta.

Del mismo palo.

En esa idea es donde se funda la estrategia de su plan. De acercarse a la gente como uno más. “No como un técnico o burócrata. Que no venga alguien de otro contexto muy distinto al mío a hablarme de cosas que nunca vivieron. Para que esa persona salga, primero se tiene que convencer de que puede salir. Y eso lleva trabajo, esfuerzo y dedicación. Pero de gente que está ahí. Que salió y quiere ayudar al otro para que todo el barrio salga adelante”, comenta develando el “truco” del éxito de Los Pinos.

“Nuestro proyecto se basa en los mentores. O tutores, líderes o como se les quiera llamar. Ese es el concepto base: el que te saca adelante no es alguien que viene de otro contexto, como pasa con tantos programas del Mides. Son todos psicólogos, de otros barrios, con otras preocupaciones. No es dar información, es transformar a la persona para que pueda aprovechar esas políticas sociales universales, educación, trabajo, salud vivienda para salir adelante. En este gobierno no han tenido el impacto en la gente marginada porque hay una fractura social que no deja permear a esos que están fuera del sistema”, explica Bartol, quien está convencido que su idea va a funcionar.

“No va a ser fácil y vamos a fracasar. Y nos vamos a encontrar con muchos problemas. Sí. Pero no pensamos bajar ni un solo día los brazos. No hay lugar para eso”, reafirma.

El asesor del candidato blanco ve grandes coincidencias con su plan en los partidos de la oposición. “Acá hay ganas de hacer las cosas bien. Y en los otros lados vemos algo parecido”, comentó resaltando su satisfacción.

El flaco que durmió en la puerta de la sede blanca

Llegó para trabajar con su equipo a la sede del candidato ubicada en Bulevar Artigas y un hombre joven estaba durmiendo en la puerta. Se aceró. Le habló. Le dio un café, y unas galletitas. “Te ponés a hablar con él, le das un poco de ánimo y ya él cambia el talante, tiene otra cara. Volvió a hacer su trabajo. La gente que está en esa situación de gran depresión, no se la soluciona con técnicos. Se arregla con gente hablándole a la par y dándole animo. ¡Claro que no es fácil! Es difícil, pero es nuestra idea y nos ha dado resultado”, comenta Bartol. Para el asesor de Lacalle la clave pasa por el acompañamiento y no por la saturación de programas sociales.

Un refugio en el hall del Mides y la oficina del ministro a Casavalle
El Mides argumenta que la mayoría de los "ni-ni" no reciben pagos. Foto: F. Flores.

Ni las rejas en el frente del Mides, ni la oficina del ministro en el Centro. Bartol planea una gran reforma de la oficina estatal encargada de las políticas sociales para acercar esa dependencia a la gente. El técnico de Lacalle Pou sabe que solucionar el tema de quienes viven en la calle no es nada fácil.

“En la sede del Mides va a tener prioridad la gente más vulnerable, no los burócratas. Toda la planta baja la vamos a transformar en un gran centro de día, para rehabilitación de las personas en situación de calle”, explica -entusiasmado- Bartol. Dice que no puede entender cómo esas personas se instalan en el centro de computadoras de la facultad de Ciencias Sociales y el Mides no hace nada para asumir el problema que tiene a pocas cuadras.

Dar contención personal, asistencia para hacer sus currículums, dar clases de yoga, que se creen una cuenta de Facebook para recontactar a sus familiares. “Quiero que puedan hablar con sus hijos que muchas veces no saben ni dónde están y las redes ayudan. Que vean el futuro con más optimismo”, dice.

Pero también quiere que los funcionarios del ministerio les dediquen tiempo. “Eso es clave. Que entren por la misma puerta. ¡No por una lateral! Que estén en contacto. Que charlen con ellos y los ayuden a que salgan adelante. Una horita por día de las 8 horas que trabajan. Que les hablen y fracasen una, dos y tres veces. Y después van a diseñar mejores planes para ellos”, relata con gran convencimiento. “Y la oficina del ministro va para Casavalle. Es posta que la voy a trasladar. El que quiera hablar con el ministro va a tener que ir a Casavalle. Es un ministerio que tiene que estar en salida, no en encierro como está hoy. No puede estar enrejado y enredado. Si saqué las rejas de Casavalle lo voy a lograr en 18 de Julio”, explica Bartol.

Él sostiene que en su trabajo ha fracasado un montón de veces y no descarta volver a hacerlo. “Pero en el promedio me ha ido muy bien. Y esa es la clave. Insistir, trabajar, meter, y meter más”, dice.

“Se precisan ganas y sentido común”

Para Bartol la estrategia del Frente Amplio ha sido saturar de programas y proyectos malgastando recursos. “La gente se siente invadida en sus hogares y le llegan distintos asistentes por temas similares. No se potencian los recursos. Y no se dan cuenta que eso no tiene ningún resultado. “Se vuelven perfectos administradores de entrevistas: saben qué es lo que tienen que decirle a cada uno para dejarlos contentos y conseguir los beneficios”, comenta. “Hablo de estos temas y ya me entra el calor”, dice mientras se quita el buzo. “Se tiene que cambiar la forma de plano. Así no vamos bien”, dijo y remarcó que eso no se cambia con leyes ni más programas. “Se hace con ganas y sentido común”.

Tres preguntas a Pablo Bartol
Asesor en politicas sociales del candidato blanco Luis Lacalle Pou
Pablo Bartol, director de Los Pinos. Foto: Darwin Borrwlli.

El FA dice que si ganan los blancos van a recortar políticas sociales; su candidato dice que no es así. ¿Miente el FA o Lacalle Pou esconde algo?

No veo nada en nuestro programa que pueda sustentar esa afirmación del FA. Si hubiese tal antecedente, podría ser un argumento. Pero no lo hay. No hay antecedentes de que los blancos hayan llegado al gobierno y cortado políticas sociales. Se tienen que basar en algo y lo de siempre: vuelven al cuco de la motosierra de 2009. Pero no hay nada ni de Luis (Lacalle Pou) ni nada del programa de los blancos. Esa afirmación es falsa y pongo en juego mi nombre.

Si no habrá recortes en esa área ¿cuál es la propuesta concreta del programa de gobierno que defiende el Partido Nacional?

Reestructurar no es cortar. Sí hay que hacer una reestructura muy grande del Mides, pero vamos a trabajar con los mismos funcionarios que están en la actualidad, y que van a entender la necesidad de hacerlo. Muchos ya te lo dicen, porque están desanimados por todo lo que trabajan y no consiguen los resultados. En el FA creen que como ellos fracasaron -y lo dicen en su programa- todo el mundo va a fracasar y no es así.

Hoy parte de la población que está en la calle tiene problemas de drogadicción. ¿Cómo piensa trabajar esa problemática?

Es complejo. El tema es con la pasta base. Del porro a la pasta base hay un pasaje, por la pérdida de la noción de riesgo. Ese “jajá” con el faso. Hay que escuchar a la gente y entender que hemos puesto una bomba en la mano de mucha gente. A muchos les está explotando. La cantidad de gente en la calle es multicausal y una de esas ellas es el “jajá” con la marihuana. Hay que hacer campañas y campañas y campañas para concientizar. No hay vuelta. La ley no se va a tocar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)