INTERNA FRENTEAMPLISTA

Óscar Curutchet entre la espada y la pared

Malestar en la Intendencia de Montevideo porque priorizó la presidencia de la AUF.

El próximo lunes se reintegra de la licencia reglamentaria que había solicitado para presentarse como candidato a la AUF. Foto: Gerardo Pérez
El próximo lunes se reintegra de la licencia reglamentaria que había solicitado para presentarse como candidato a la AUF. Foto: Gerardo Pérez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Óscar Curutchet apostó todas sus fichas a ser el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). La jugada no le salió bien y se quedó sin su mayor aspiración. Como plan B puede asumir como intendente de Montevideo, pero primero debe enfrentar el malestar interno que generó su decisión de dejar en segundo plano a la política.

Todo el proceso de sucesión estuvo tejido de desprolijidades. Desde que Daniel Martínez anunció que pediría licencia para dedicarse de lleno a la campaña electoral se comenzó a especular sobre quién podría reemplazarlo. Curutchet (director de Desarrollo Económico) siendo su primer suplente colocó como prioridad a la AUF. Fabiana Goyeneche (directora de Desarrollo Social) y Christian Di Candia (prosecretario) son funcionarios públicos y como tales tendrían que renunciar a sus derechos para poder asumir la responsabilidad.

Así fue como el cuarto suplente Juan Canessa (Partido Comunista) terminó asumiendo el pasado lunes como intendente interino. El lunes, Curutchet tendrá que reunirse con él para manifestar su deseo de ocupar el lugar de intendente al menos hasta el 30 de junio, fecha en que se celebrarán las elecciones internas. Si Martínez gana presenta renuncia al cargo para disputar la Presidencia en octubre y si pierde vuelve a la Intendencia.

La pelota está en la cancha de Curutchet y depende de él ser intendente o no. El País supo que su intención es asumir, pero hay quienes dentro de la Intendencia esperan que no lo haga para evitar un mayor desgaste político a toda la administración del Frente Amplio.

Fuentes políticas consultadas por El País coincidieron en que el proceso de sucesión de Martínez careció de seriedad, porque no se puede colocar a la Intendencia en un segundo escalón, ya que no da una buena imagen ante la opinión pública. Además dieron cuenta que Curutchet perdió autoridad en la interna de la comuna al colocar como primer punto de interés a la AUF.

“Puede llegar a no asumir como intendente, no es seguro que asuma”, comentó un informante de la Intendencia de Montevideo. El día clave será el lunes, cuando se reintegre Curutchet de la licencia reglamentaria -que había solicitado para hacer campaña en la AUF- y se entreviste con el intendente interino. Canessa continuará en el cargo hasta abril y en esa fecha estaría dispuesto asumir Curutchet.

Según supo El País, Curutchet habló con Martínez ayer acerca de la campaña electoral y de la votación en la AUF que consagró a Ignacio Alonso como presidente por 40 votos contra 34.

Antes de presentarse a la elección de la AUF, Curutchet también habló con el ministro de Economía y líder de Asamblea Uruguay Danilo Astori, quien lo respaldó, contaron a El País fuentes políticas. Hay quienes dentro del sector no quedaron conformes con la actitud del director de Desarrollo Económico, pero no está planteado que le pidan no asumir.

En todo el proceso, Curutchet habló más de una vez del tema con Astori, la primera hace aproximadamente unos seis meses cuando surgió la posibilidad de ser candidato, incluso antes de que se instalara la comisión interventora de la AUF presidida por el senador colorado Pedro Bordaberry.

El propio Astori fue consultado por el tema en una conferencia de prensa, realizada el pasado jueves, y declaró que Curutchet tenía “una gran vocación y gran deseo de participar en la transformación positiva del fútbol uruguayo”. “Como compañero de él, lo que puedo decir es que ha pesado una gran vocación por el tema”, afirmó en su contacto con los periodistas evitando hacer otras consideraciones al respecto.

Incómodo

Martínez reconoció públicamente que si le hubieran dado a elegir, no habría querido “estar en esta situación”, en referencia a lo desordenado que se dio todo el proceso de su sucesión dentro de la Intendencia de Montevideo.

“Uno hace una lista donde tiene un titular y cuatro suplentes. Curutchet fue el primero y preferiría tener más tranquilidad y certeza sobre quién me va a suceder, obviamente la constitucionalidad de las leyes marca que el individuo tiene el derecho a decidir sus acciones”, declaró Martínez antes de que se conocieran los resultados de las elecciones en la AUF.

El presidente del Frente Amplio Javier Miranda reconoció ayer que el proceso de sucesión de la Intendencia de Montevideo “se sigue con atención” desde la coalición de izquierda. “Allí hay un tema que es netamente institucional, que tiene que ver con la institucionalidad de la Intendencia de Montevideo, que entendemos que no nos corresponde expresarnos. Estamos siguiendo con atención el proceso y esperemos que finalmente se consolide institucionalmente”, afirmó.

Sea quien sea el suplente que quede finalmente en lugar de Martínez, la voluntad del precandidato es que exista una continuidad de la gestión iniciada por él en julio del 2015.

MÁS

Su función en el gabinete

Óscar Curutchet es el responsable de Desarrollo Económico de la Intendencia de Montevideo, cargo que asumió luego de haberse desempeñado de forma previa como director de Desarrollo Ambiental. En el período pasado de gobierno fue presidente de la Junta Departamental de Montevideo por Asamblea Uruguay, sector del ministro Danilo Astori.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)