ELECCIONES DEPARTAMENTALES

Ahora o nunca: blancos y colorados definen si habrá Partido de la Concertación

Los partidos de la oposición lideran la negociación y Edgardo Novick espera.

Los representantes del Partido Colorado tras la reunión con los dirigentes blancos. Foto: Leonardo Mainé.
Los representantes del Partido Colorado tras la reunión con los dirigentes blancos. Foto: Leonardo Mainé.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Primero Tabaré Vázquez, después dos veces Mariano Arana, Ricardo Ehrlich, Ana Olivera y Daniel Martínez. Ya van cinco intendentes frenteamplistas en casi 30 años de gestión en Montevideo. Aunque ahora están con la mente más que nada en octubre, si algo tienen claro en el Partido Nacional y en el Partido Colorado es que para intentar evitar que la izquierda alcance 35 años de administración en la capital, la única herramienta posible es volver a juntarse y utilizar el Partido de la Concertación. Como en 2015.

Aquella vez la Concertación logró cerca del 37% % de los votos, lejos del Frente, pero sí obtuvo un pequeño logro: dos de ocho municipios en la capital.

El problema es que, ante la posibilidad de que el Partido Nacional en coalición con el Partido Colorado vuelva al poder a nivel nacional, el tema ha ido quedando en un olvidado segundo plano. Pero ahora no hay más tiempo y los plazos casi no dan: si quieren presentarlo el próximo año, la Constitución dice que el Partido de la Concertación debe ir con una lista en las elecciones internas y un precandidato a presidente. El plazo para presentar las hojas de votación vence el próximo 31 de mayo.

Por eso, una representación del Partido Colorado -integrada por el exsecretario general Adrián Peña, el diputado Tabaré Viera y el dirigente Gustavo Espinosa- fue recibida ayer por la mesa del Directorio del Partido Nacional. La reunión duró menos de una hora e incluyó una introducción donde hablaron “de bueyes perdidos”, según confesó uno de los participantes. Pero en los hechos fue el primer acercamiento formal entre las dos partes.

Pese a que el intendente Martínez ha hecho énfasis en que en los últimos ejercicios tuvo superávit, el informe asegura que la IMM “mantiene actualmente un endeudamiento de mediano y largo plazo (hasta 25 años) de poco más de US$ 200 millones y un déficit
Intendencia de Montevideo. Foto: Nicolás Pereyra.

En una conferencia de prensa tras la reunión, el diputado nacionalista Pablo Abdala afirmó que “los tiempos políticos no tienen calendario”, a lo que la presidenta del Directorio Beatriz Argimón agregó que “los legales sí”. En la mesa también estaban el diputado Pablo Iturralde y el dirigente Juan Martín Posadas.

El punto es que la arquitectura electoral es compleja: entre los dos partidos deben encontrar en pocos días un precandidato a presidente, 500 candidatos a convencionales nacionales y 250 departamentales. Ninguno de ellos podrá presentarse por otros partidos en la elección nacional y en las departamentales.

Posturas

¿Hay voluntad de seguir este camino? A pesar de la firme oposición del diputado de Alianza Nacional Jorge Gandini, todo indica que sí. El problema es que den los tiempos. “Yo respaldo la posibilidad de la Concertación”, dijo a El País el precandidato Luis Lacalle Pou. A priori su competidor Jorge Larrañaga está a favor, aunque el tema se discutirá en los próximos días en Alianza Nacional, dijeron fuentes del sector.

En las últimas semanas hubo negociaciones informales. Lacalle Pou, Larrañaga, así como el expresidente y precandidato colorado Julio María Sanguinetti concluyeron que hay voluntad de mantener la Concertación vigente y presentar el partido en las elecciones internas, dijeron a El País fuentes cercanas a esa negociación.

La idea es presentarse en Montevideo y quizás en otros departamentos donde la izquierda es fuerte como Canelones, Salto y Maldonado. También concluyeron que el proyecto debe ser liderado por blancos y colorados, y más adelante sumar en todo caso al Partido de la Gente de Edgardo Novick y al Partido Independiente de Pablo Mieres. A pesar de su interés por el tema, Novick no tendrá un papel a cumplir en esta primera etapa.

Edgardo Novick. Foto: archivo El País
Edgardo Novick. Foto: archivo El País

El precandidato del Partido de la Gente inició contactos a inicios de año para reeditar la experiencia y dijo ayer a El País que lo hizo porque hay que actuar en forma urgente para reservar los nombres.

El diputado herrerista Gustavo Penadés es uno de los optimistas. “Sí, va a haber candidatos a la Concertación el próximo año”, dijo a El País. Más cauto, el colorado Peña afirmó que la herramienta en sí es positiva pero “la experiencia anterior no fue del todo buena, hay cosas a corregir”. Viera, en tanto, admitió que no sabe si dan los plazos y adelantó que una opción que se maneja, en caso de que se presenten, es modificar el nombre del partido, dado que no a todos les convence lo de la Concertación.

Argimón dijo que “no es un tema de cúpulas, sino de consulta permanente con los compañeros”. Por eso, en la interna nacionalista habrá contactos con los líderes y las distintas agrupaciones. Se supone que el Directorio analizará el tema el próximo lunes, aunque la decisión formal será adoptada por las departamentales. La comitiva colorada, por su parte, informará al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) este lunes y la decisión final la debe tomar la convención nacional por mayorías especiales.

Todas las opciones están sobre la mesa y parece que los próximos días serán decisivos.

El enojo de Gandini
“No nos fue bien con la Concertación”
Jorge Gandini, presidente de la Cámara de Diputados. Foto: Leonardo Mainé.

El diputado nacionalista Jorge Gandini no irá al Directorio el día que se decida si el Partido Nacional vuelve a apoyar al Partido de la Concertación. “Dejaré que el partido resuelva”, dijo ayer en ronda de prensa y con evidente molestia tras entregar 12.000 firmas para la consulta contra la inclusión financiera obligatoria. Más tarde el diputado agregó a El País: “Parece joda que no hayamos discutido y resuelto este tema en cuatro años y lo queramos empujar y resolver en 15 días”.

Gandini está convencido que la decisión es inoportuna y tardía. Ayer preguntó a los periodistas: “La Concertación tiene 13 ediles electos, ¿conocen a alguno? ¿Se reúne la Concertación algún día? ¿Funcionan sus bancadas? Es un partido que no existió”. Y siguió preguntando: “¿Lo vamos armar ahora? Yo encantado si ese es el desafío, pero vamos a terminar en lo mismo, pensando en quién agarra el fardo. Así no se ganan elecciones. Se requieren procesos constructivos más largos, más comprometidos y vocacionales, pensando en Montevideo y no en los políticos. ¿Nos fue bien en la Concertación? Yo creo que no, pero es mi opinión”.

Gandini está en contra de que se cambien las reglas de juego ahora pero además dijo que él ya tiene muy avanzado el proceso de armar las listas de su grupo, por lo que presentar la Concertación le complica todo. “Nosotros ya no tenemos retorno sin generar daños. Lo mismo le debe pasar a otros”, admitió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)