Publicidad

Nicolás Olivera, intendente de Paysandú: “Delgado es una luz, un faro; da certezas”

El jerarca, que renunció a mediados de 2022 a Alianza Nacional, anunció ayer en una conferencia en la casa del Partido Nacional en su departamento que daría su apoyo a Álvaro Delgado de cara a las internas.

Compartir esta noticia
Reunion de Intendentes del Partido Nacional con Lacalle Pou
Nicolás Olivera, Intendente de Paysandú.
Foto: Estefania Leal

Luego, en entrevista con El País, Olivera -que ha tenido un discurso a veces crítico con el Poder Ejecutivo, reclamando políticas para enfrentar la diferencia cambiaria en la frontera y mayor descentralización- dijo sentirse “progresista” y elogió el perfil dialoguista del precandidato. “Su liderazgo es algo que se fue decantando. Es una persona que respeta las ideas, las convicciones y la libertad de pensamiento”, sostuvo.

-De cara a las elecciones internas, usted anunció ayer su apoyo a Álvaro Delgado. ¿Qué lo llevó a tomar esta decisión, tras dejar Alianza Nacional y luego de militar durante años con Jorge Larrañaga?

-No fue una decisión fácil. Lo difícil estuvo justo en eso: fueron años de acompañar a Jorge, una persona que tenía un gran liderazgo marcado, muy importante. Con su fallecimiento decidí tomarme unos años sabáticos en cuanto a la política nacional, más allá de desempeñar mi cargo como intendente. Pero en este tiempo siempre tuve clara la necesidad de acompañar para que volvamos a ganar el gobierno.

-Alianza Nacional apoya a Laura Raffo. Jorge Gandini, que fue con Larrañaga hasta la última elección, lanza una precandidatura propia con Por la Patria. ¿Recibió propuestas de otros sectores, más allá de la de Delgado?

-Sí, los compañeros siempre me han tenido en su consideración. Yo creo que el Partido Nacional hace mucho que no tiene el clima de convivencia que tiene hoy. Los blancos siempre antes de las internas anduvimos a los balazos. Era una lucha que dejaba heridas que para octubre eran difíciles de sanar. Por eso el gobierno nos fue esquivo muchas veces. Nosotros éramos nuestros propios enemigos. La gente no confía en un partido que no está unido.

-¿Por qué decidió apoyar a Delgado?

-Lo que hay es un afecto y también la confianza de que va a hacer las cosas bien. Él da a los dirigentes y a los militantes las certezas que necesitamos. Es una luz, un faro. No queremos una luz que se mueva, queremos un faro que nos dé certezas. Su liderazgo es algo que se fue decantando. Es una persona que respeta las ideas, las convicciones y la libertad de pensamiento. Yo me siento muy progresista, soy de los que cree que el Estado tiene que estar. Debe haber libertad, pero también igualdad de oportunidades.

-Dice sentirse progresista, ¿hay progresismo en quienes acompañan a Delgado?

-Hay muchos rótulos: blancos, colorados y frenteamplistas; izquierda y derecha; Montevideo e interior. Pero todo debería reducirse a este concepto: están los que hacen y los que no hacen. Están los que no hacen y quieren que los otros no hagan. Delgado es de los que hacen. Ha sido responsable de que grandes proyectos hayan salido.

-En enero del año pasado, en otra entrevista con El País, le consultamos su opinión en cuanto a varios dirigentes que ya habían anunciado su apoyo a Delgado. Su respuesta fue la siguiente: “Yo veo un grupo hegemónico, que quiere crecer más y que para mí debería parar ahí. Si ese grupo se sigue comiendo todo el partido va a haber un solo sector y así se corre el riesgo de marchar”. ¿Mantiene esta opinión?

-En tanto y en cuanto quien lidere los proyectos admita a quienes piensen distinto dentro del paraguas, no veo un problema. No importa quién tiene más dirigentes, sino quién puede expresar en ideas, quién puede hacer las cosas que hay que hacer. Delgado tiene ideas, tiene equipo y está dispuesto a llevar a la realidad lo que se necesita. Siento afinidad para estar en este lugar.

-Hace dos semanas estuvo en Bella Vista, en el lanzamiento de la alianza entre D Centro, agrupación conformada por varios exdirigentes de Alianza Nacional, y Futuro Nacional, de Beatriz Argimón. ¿Se sumará a este grupo?

-En este primer paso adhiero a la precandidatura de Delgado. Quiero que sea candidato y luego presidente. La puerta de entrada no la he definido. Por ahora me he reunido con agrupaciones. Hemos tenido contactos con todos.

-Ha reclamado en varias oportunidades mejores políticas de frontera, incluso en alguna ocasión tuvo palabras críticas con el Poder Ejecutivo. ¿Qué piensa hoy en cuanto a esto?

-En el tema de los precios siempre reclamamos un poco más de atención del gobierno. El gobierno respondió con alguna medida paliativa. Pero lo cierto es que la mejora de la situación se dio casi abruptamente con la asunción del nuevo gobierno en Argentina. Se nota, se está notando mucho, un ajuste de algunos precios, como la nafta, y esto viene ayudando.

-También ha reclamado mayor descentralización…

-Yo tengo ideas para aportar. Uno tiene para opinar y Delgado será luego quien decida si suma o no. Hay que federalizar varios servicios que siguen centralizados en Montevideo. Por ejemplo, lo que pasa con OSE. Los gobiernos departamentales tenemos que tener que ver más en obras de saneamiento y agua potable. En el tema de las políticas sociales también creo que hay paño para cortar. El ejemplo claro está en los Jornales Solidarios, de las mejores políticas que se han llevado adelante.

-La Oficina de Arquitectura Metropolitana (OMA, por sus siglas en inglés) ya tiene listo el master plan para la costa sanducera, que fue encargado por usted. Este estudio que pertenece al holandés Rem Koolhaas, uno de los arquitectos más prestigiosos del mundo. Ahora que ya se tiene el plan, ¿qué se pretende hacer con él?

-Estamos avanzando. Este año seguramente vamos a intervenir dos zonas públicas, y esto es algo que está en el proyecto. Por primera vez Paysandú tiene un plan -y esto también es parte del proyecto de OMA- de defensa de la ciudad para el caso de inundaciones. Tenemos el insumo, ahora tenemos que ir por la financiación. Vamos a precisar entre 30 y 40 millones de dólares que se tienen que contrastar con todo lo que el gobierno gasta cuando hay una inundación.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad