SOBRE FIDEICOMISO 

Mujica dijo que el gobierno está haciendo "politiquería" y busca generar "una grieta" como en Argentina

“Se castiga a la gente buscando conveniencia política. Es el Uruguay que tenemos, y en el cual vivimos”, dijo este miércoles el expresidente José Mujica. 

José Mujica previo a su última sesión en el Senado. Foto: Mateo Vázquez
José Mujica. Foto: Mateo Vázquez - Archivo El País

“Es triste lo que pasó en la Junta Departamental de Canelones”, se lamentó el expresidente, José Mujica, haciendo referencia a la negativa de blancos y colorados de prestar sus votos para aprobar un fideicomiso en la Intendencia de Canelones. “No se pudo concretar porque hubo presión. En el Uruguay, no haciendo política sino politiquería, hay desesperación, y en realidad están trabajando para generar una grieta, del tipo de la Argentina”, sostuvo en su espacio de reflexiones en la radio M24.

“Lamentablemente pasan estas cosas. Porque por altísima dirección directriz, según dijeron y murmuraron sin tapabocas los propios implicados, recibieron orden de no acompañar la decisión de un fideicomiso que necesitaba cierta cantidad de votos y que era para manejo de la cosa pública”, dijo Mujica. Y agregó: “No se dieron muchas razones, ni económicas ni nada, al final se dijo la verdad: habían recibido orden terminante, dijeron quién llamó y todo, y esta historia se repite, se ha hecho moneda corriente”.

Además dijo que estos hechos “afectan” al pueblo de Canelones. “Se castiga a la gente buscando conveniencia política. Es el Uruguay que tenemos, y en el cual vivimos”, concluyó.

Estos dichos se dan luego de la negativa de blancos y colorados de prestar sus votos para aprobar un fideicomiso propuesto por Yamandú Orsi, para llevar adelante distintas obras en el departamento de Canelones. 

"La Presidencia de la República intervino directamente y presionó de manera inédita a los ediles para doblegar su voluntad", dijo este miércoles el intendente de Canelones, Yamandú Orsi,. "Parece que molesta que a Canelones le vaya bien, y como se dice en campaña: el diablo metió la cola", enfatizó.

Por su parte, el colorado Adrián Peña aclaró que “de ninguna manera fue una presión política” sino un trabajo de coalición. Recordó que cinco años atrás se votó otro fideicomiso por US$ 85 millones. “No puede ser que la intendencia funcione solo con endeudamiento”, dijo este jueves a El País el dirigente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error