ELECCIONES 2019

Militantes contra Vivir sin miedo afirman que "la reforma criminaliza la pobreza"

Los voceros contra la articulación de la reforma marchan hoy con la confianza de que ganarán en las urnas.

Lucas Regal y Daniela Buquet son voceros de la articulación contra la reforma de seguridad. Foto: Leonardo Mainé
Lucas Regal y Daniela Buquet son voceros de la articulación contra la reforma de seguridad. Foto: Leonardo Mainé

En las más de 7.000 urnas que el domingo se desplegarán por todo el país, confluirán dos actos eleccionarios: los comicios nacionales y el plebiscito sobre la reforma constitucional. Y en ambos casos, a una semana de que todo se dilucide, hay más dudas que certezas.

Los voceros de la articulación contra la reforma, sin embargo, son optimistas. Hoy cerrarán su campaña -o contracampaña, para ser más precisos- y estiman que, “de mantenerse la tendencia, Vivir Sin Miedo no conseguirá los votos necesarios”, dijo Daniela Buquet, una de las militantes de “La reforma no es la forma”.

De las cinco recolecciones de firmas para impulsar una reforma (constitucional o legal), Vivir sin Miedo fue la única que prosperó. Pero para vencer en las urnas, la papeleta del “Sí” tiene que superar la mitad más uno de los votos emitidos.

Las encuestas muestran un debilitamiento del “Sí”. Pero para Buquet hay otra explicación a su “medido optimismo”: crecen los que decididamente están en contra. ¿La explicación? “Buena parte de la movida del ‘No a la reforma’ consistió en informar a la población y en demostrar los argumentos. Es así que la gente empezó a notar que esta propuesta, además de irresponsable e ineficiente, tiende a criminalizar la pobreza”.

-¿Por qué?

-Las cárceles uruguayas están mayormente pobladas por los pobres. La reforma que está en juego busca reprimir todavía más a esa población y, sin embargo, no ataca a los delitos de cuello blanco o, lo que es más importante aún, las causas que llevan a la delincuencia.

Lucas Regal, otro de los voceros del No a la reforma, complementa: “Vivir Sin Miedo no dice nada de la evasión fiscal, del lavado de activos ni de la mayoría de delitos que cometen aquellos que tienen más dinero”. En este sentido, dice, “es peligroso hablar de desplegar una Guardia Nacional con militares en zonas rojas, ¿cuáles son esas zonas?”.

Parte de la criminalización de la pobreza, dice Regal, “se explica en un dato que mencionó el comisionado parlamentario para las cárceles, el colorado Juan Miguel Petit”: de aquellos liberados de las cárceles que residen en los barrios más acaudalados, “reincide menos del 20%, cifras similares a los países nórdicos”. Pero entre los más vulnerables, “trepa al 60%”.

Desde el año 2009, la inseguridad es señalada por los uruguayos como el principal problema del país. Así lo indican las encuestas del Latinobarómetro. Ni Buquet ni Regal cuestionan el dato, pero, citando a su lema, dicen que “la reforma no es la forma” de revertir la situación.

Jorge Larrañaga presentó firmas por "Vivir sin miedo". Foto: Leonardo Mainé
Jorge Larrañaga presentó firmas por "Vivir sin miedo". Foto: Leonardo Mainé

Sucede que “las políticas sobre seguridad recaen casi todas en el Ministerio del Interior, pero casi nada en vivienda o educación”, cuestiona Buquet. “La reforma sigue esa misma línea de acción, trabaja sobre la venganza, y no apunta a la reinserción o la ayuda a la víctima”. En este sentido, se pregunta la militante: “¿alguien piensa que por allanar en la noche una vivienda en la que funciona una boca de venta de drogas se soluciona la delincuencia?”.

La autorización de los allanamientos nocturnos es uno de los cuatro artículos de la Constitución que pretende modificar el plebiscito. Buquet dice que esta medida “no combatiría en absoluto al narcotráfico” y que, por el contrario, “tendría un impacto negativo sobre los niños que viven en los hogares que se allanan… es violento”. Como ejemplo de esa “ineficiencia”, agrega, “el narco no cede ante la agresión, sino que responde con más violencia, como sucede ahora en México”.

En el plebiscito de 1980 que impulsó la dictadura, ya se había puesto en consideración la posibilidad de allanar las viviendas luego de la caída del sol. “Es un hecho no menor este dato, porque la vivienda como un sagrado inviolable se mantiene desde 1830”, señala Regal. De los cuatro puntos que pretende modificar Vivir Sin Miedo, la conformación de una guardia con militares es la más polémica. Para Regal significa “agregarle una tarea a los militares para la que no están formados: ellos tienen una formación para neutralizar un enemigo exterior y salvaguardar la seguridad nacional, habría que preguntarles si sienten su tarea juntar basura o ayudar en las inundaciones, pero lo seguro es que no están para hacer lo que corresponde a la Policía”.

Buquet le adiciona cifras: “En Río de Janeiro van 1.300 asesinados este año por las Fuerzas Armadas. En México son más de 27.000 los desaparecidos acumulados en los últimos años”.

Pero lo que más cuestionan Buquet y Regal es que “Vivir Sin Miedo busca endurecer las penas como desestímulo al delito, hecho ya constatado que no modifica la coyuntura de violencia”. Por eso marcharán hoy en la tarde desde la explanada de la UdelaR hasta plaza Libertad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)