POSIBLE ACUERDO CON CHINA

Mieres plantea "mesas de diálogo" para analizar impacto de TLC "sector por sector"

El ministro de Trabajo dijo que se abre un oportunidad comercial importante con un potencial acuerdo con China y que se debe analizar cómo podría impactar en cada uno de los sectores.

Pablo Mieres
El ministro de Trabajo Pablo Mieres describe al proyecto de ley que cuenta con media sanción como "claro y moderno".

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, dijo esta mañana que si bien la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China puede, en general, tener "grandes ventajas" también en algunos sectores "puede generar costos" por lo que se mostró afín a generar "mesas de diálogo sectoriales para analizar la situación donde están los problemas y qué características tiene que tener la negociación va a estar sobre la mesa".

"Hay que ir sector por sector, analizar y hacer estudios muy profundos, serios y técnicos que determinen cuál es el impacto en los sectores, qué impacto sería favorable o desfavorable", dijo Mieres en entrevista con radio 970 Noticias Primera Edición.

"El TLC implica derribar los aranceles en ambos países, pero en realidad es un tratado complejo con listas de productos que tienen excepciones, plazos de adaptación para que no haya impacto inmediato; está todo por hacerse. De aquí a fin de año lo que hay que explorar es la viabilidad de avanzar en profundidad", añadió.

Mieres valoró que China es una potencia mundial y el principal socio comercial de Uruguay por lo que "sin duda que para Uruguay acceder al mercado chino con nuestros productos y servicios y aranceles cero es un cambio radical que permite un desarrollo y crecimiento de la economía, pero también hay que atender a todos los sectores y encontrar las compensaciones correspondientes", dijo.

En el agro, por ejemplo, Australia y Nueva Zelanda son los dos principales competidores con Uruguay para el ingreso a China por lo que un TLC podría generar ventajas competitivas.

Mieres recordó que Uruguay cuenta con un TLC con México firmado en la década del 90 al que el Mercosur no se opuso y en ese sentido se refirió a la tensión que podría darse en el bloque en caso de avanzar en el acuerdo con China. "En 2016 vino la posibilidad de un TLC con China y en ese momento fue China el que decidió que el formato que prefería era uno regional. El acuerdo con el Mercosur era la aspiración y no avanzó porque había algunas miradas reacias", comentó. Pero añadió: "Esta es una oportunidad con una definición muy clara porque además es lo que Uruguay viene buscando hace mucho tiempo: desde que se firmó una resolución en 2000 estamos embretados a acuerdos que implican el consenso del bloque; a partir de marzo de este año Uruguay planteó otra cosa dentro del Mercosur lo que no quiere decir que Uruguay vaya a establecer una estrategia rupturista". 

"Tenemos un TLC bilateral que el Mercosur no obstaculizó y es el caso de México; creo que hay que seguir avanzando en esa dirección porque el mercado es muy pequeño y no permite el crecimiento y desarrollo de ninguna industria ni actividad que pretenda crecer de manera significativa", concluyó.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados