DEBATE PRESIDENCIAL

Martínez vs. Lacalle Pou: dos proyectos incompatibles frente a frente

Para el candidato blanco, el Frente Amplio “no es creíble” porque “incumplió” sus promesas; el oficialista reclamó “hechos, no palabras”.

Dos frases resumen los conceptos que buscaron dejar los candidatos presidenciales en el debate de anoche. “Hechos, no palabras”, del lado del frenteamplista Daniel Martínez. “Quiero hacerme cargo”, el compromiso del nacionalista Luis Lacalle Pou. En el debate no hubo grandes anuncios -salvo el de Martínez de que Gustavo Leal sería su ministro del Interior. El frenteamplista intentó vincular a Lacalle Pou con el pasado, en tanto el candidato blanco insistió varias veces en que el Frente Amplio ya no es creíble y que incumplió sus promesas electorales.

De todos modos, el debate no mostró momentos de gran tensión, y ambos respetaron los espacios asignados y el orden temático acordado.

El primero en llegar a los estudios de canal 4 fue Lacalle Pou. Lo hizo a las 18:55, acompañado de su esposa, Lorena Ponce de León. El candidato del Partido Nacional llevaba en la mano el traje que usó en el debate.

Doce minutos después, a las 19:07, bajó Martínez de una van blanca. También lo acompañaba su esposa, Laura Motta. El candidato frenteamplista llegó vestido para la ocasión.

Primera diferencia entre los dos presidenciables antes de que salieran al aire. Ambos eligieron trajes azules, aunque el de Martínez era más oscuro.

Lacalle anota.

A las 20:00, Daniel Castro de Canal 4 y Andrés Danza de Búsqueda abrieron la transmisión explicando cómo serían los cuatro bloques temáticos del debate: Economía, Seguridad Humana y Convivencia, Desarrollo Humano y Futuro.

El primer bloque lo abrió Martínez, pero Lacalle salió mejor parado. El candidato oficialista destacó los principales indicadores de los gobiernos del Frente Amplio -baja de la pobreza, reducción de la deuda y distribución de la riqueza-, si bien admitió “errores” en seguridad, educación y déficit fiscal. Y ensayó un primer ataque: “la posibilidad es el ajuste”, “la motosierra”, dijo Martínez recordando cuando en la campaña de 2009 acusaban al entonces candidato blanco, Luis Alberto Lacalle, de que iba a cortar con los planes sociales.

Debate presidencial entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto
Debate presidencial entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto

La estrategia de Lacalle Pou apuntó a desacreditar la gestión del gobierno. “El Frente Amplio no es creíble”, “hizo promesas y no cumplió”, dijo al recordar que el presidente Tabaré Vázquez y el ministro de Economía, Danilo Astori, anunciaron que no iban a aumentar impuestos. “Me gustaría saber a qué Daniel Martínez le creo”, agregó, si el que aplicará el programa del Frente Amplio, al que decía que no se podía decir que no se subirían impuestos, o “el que hace tres días dijo que no iba a subir impuestos”.

“Nosotros no vamos a subir impuestos. El ajuste ya está”, sostuvo Lacalle Pou, mencionando el aumento de los concordatos, el cierre de empresas y la suba del desempleo. Y mirando a Martínez, le demandó que diga si “manejará las finanzas públicas de manera responsable” o “va a seguir metiéndole la mano al bolsillo de la gente”.

Martínez contraatacó buscando vincular las propuestas de Lacalle Pou con la del presidente argentino Mauricio Macri, pero no insistió en este punto luego de que el candidato blanco respondiera que no caería en la “falta de respeto” de comparar al frenteamplista con los Kirchner, aunque sí le recordó el “despilfarro” en Ancap durante las gestiones de Martínez y Raúl Sendic, y los casos de Pluna y la regasificadora. “Ahí se va lo que los uruguayos pagan de IRPF en un año”, dijo el candidato blanco.

Martínez repunta.

El segundo bloque, Seguridad Humana y Convivencia, mostró a un Martínez más firme. Esta vez, le tocó a Lacalle Pou abrir. Insistió en que el Frente Amplio incumplió promesas, como la baja del 30% en las rapiñas, y que “por eso no es creíble”. “Hay que hacerse cargo”, afirmó Lacalle. Lacalle Pou prometió “cuidar al que nos cuida”, y que bajo un gobierno suyo la policía “solo va a ir para adelante” y que entrará en las “zonas rojas”.

“Es fácil criticar desde la oposición, mientas otros tienen que gobernar”, replicó Martínez.

El candidato frenteamplista sorprendió al anunciar a Gustavo Leal, actual director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, como su ministro del Interior.

Gustavo Leal. Foto: Leonardo Mainé
Gustavo Leal. Foto: Leonardo Mainé

Martínez también prometió respaldar a la policía, pero “con sueldos”, y descalificó la propuesta de Lacalle Pou de pedir cédula de identidad en la calle. “La ley ya lo permite”, explicó. Y dirigiéndose a su adversario lanzó tal vez su frase más fuerte de la noche: “Míreme a los ojos, usted no tiene la experiencia ni el conocimiento para liderar este proceso”.

Lacalle Pou se manifestó preocupado por el nombramiento de Leal, ya que “ha estado pegado a (Eduardo) Bonomi”, al que definió como “el peor ministro” del Interior.

Martínez otra vez buscó provocar a su rival con referencia al gobierno de Lacalle padre (1990-1995), recordando la huelga policial, el asesinato del científico chileno Eugenio Berríos y “policías que tenían que comprarse sus propias balas”. Y también procuró vincular las propuestas de seguridad del Partido Nacional con las del presidente brasileño Jair Bolsonaro.

Un detalle que tal vez se les escapó a los dos candidatos: ninguno hizo referencia a la propuesta de reforma constitucional del senador Jorge Larrañaga “Vivir sin miedo”.

Bloques finales.

Pasados los temas económicos y de seguridad, el tercer y cuarto bloque correspondieron a Desarrollo Humano y Futuro.

Martínez otra vez trajo a colación la situación previa a la llegada del Frente Amplio al gobierno: 40% de pobreza en 2004, hoy del 8%; reducción del presupuesto educativo bajo la administración del Partido Nacional.

Lacalle Pou refutó esta afirmación de Martínez, e insistió en que el Frente Amplio no ha cumplido con sus promesas, como la del 6% PIB para la educación pública. También subrayó el aumento de asentamientos y la cantidad de gente viviendo en la calle. “No se pueden pasar la pelota entre el intendente y el presidente por la gente durmiendo en la calle”, dijo Lacalle Pou en referencia a una carta que Martínez le envió a Vázquez en abril de 2018 expresándole su preocupación por el aumento de gente en situación de calle.

Saludo final entre los candidatos presidenciales que disputaron el primer debate desde 1994. Foto: Gerardo Pérez
Saludo final entre los candidatos presidenciales que disputaron el primer debate desde 1994. Foto: Gerardo Pérez

El último bloque, Futuro, dio pie para que presentaran sus ideas sobre el medio ambiente. Lacalle Pou recordó su oposición a la minera Aratirí, y que Martínez le decía que era “antipatriota”. “Hoy lamentablemente estamos enfrentando un juicio millonario” de esta empresa, recordó el candidato blanco. En tanto Martínez dijo que en octubre se debe elegir “entre un modelo que ha dejado a los uruguayos tirados en la calle, o uno que apueste a la sustentabilidad”.

“Hechos, no palabras”, dijo Martínez, repitiendo una frase que usó toda la noche.

El final.

Los dos candidatos tuvieron un minuto para el mensaje final. Martínez se dirigió a los jóvenes que votan por primera vez. “No quiero que retrocedamos en los logros. No pido que me voten a mí. Pido que voten un proyecto que ha tenido a la gente en el centro. Hechos, no palabras”.

Lacalle Pou dijo que Uruguay “necesita una alternancia”. “Formo parte de un equipo que se ha preparado, que se quiere hacer cargo. Les quiero pedir su confianza. Nos queremos hacer cargo. Yo quiero hacerme cargo”, dijo Lacalle Pou.

A la hora del saludo final, Martínez fue el que tomó la iniciativa de ir hacia donde estaba Lacalle Pou. Apretón de mano y una palmada en la espalda. No hubo abrazo.

Los grupos de asesores junto a los candidatos

El candidato blanco Luis Lacalle Pou estuvo acompañado de su esposa Lorena Ponce de León, por el publicista Roberto Lafluf, su jefe de campaña Nicolás Martínez y su jefe de comunicación Aparicio Ponce de León, además de la candidata a vicepresidenta Beatriz Argimón.

Por su lado, al candidato frenteamplista Daniel Martínez, lo acompañaron su esposa Laura Motta, la candidata a vicepresidenta Gabriela Villar, y sus asesores Gustavo Leal -a quien anunció como ministro del Interior-, el publicista Claudio Invernizzi, Santiago Brum, Ramón Méndez y Jorge Rodríguez.

Los militantes siguieron el debate en los comandos de los dos candidatos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)