Publicidad

Manini reconoció que participó en la génesis de Cabildo y dijo que nunca tuvo “feeling" con los Lacalle

En el recién publicado libro de Fernando Amado, el excandidato presidencial dijo que nunca tuvo “ni feeling ni simpatía política con los Lacalle” y que Sanguinetti es “una persona que está siempre pensando jugadas para quedar bien”

Compartir esta noticia
Conferencia de Cabildo Abierto
Guido Manini Rios.
Guido Manini Rios. Foto: Estefania Leal

Redacción El País
El líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, reconoció que participó en la gestación de su partido cuando todavía se desempeñaba como comandante en jefe del Ejército, durante el gobierno del expresidente Tabaré Vázquez (2015-2020).

“La propuesta inicial del nombre (Movimiento Social Artiguista) la doy yo estando en actividad y yo elegí la primera bandera de Artigas para que nos representara. Acá hay un tema: siempre se habló de que Cabildo surge, y que un buen día cuando yo dejo el cargo de comandante me ofrecen ser el candidato. Presentado así parece que fueran dos cosas inconexas, Cabildo hace un camino y un buen día… y la verdad es que no es así”, afirmó el ahora senador entrevistado en el libro Manini. El Comandante, del escritor y político Fernando Amado, que está en venta desde este lunes.

Manini Ríos dijo que la génesis del movimiento, que luego se transformó en partido, se dio en noviembre de 2018. “Tengo una reunión con algunos hoy cabildantes —con algunos amigos, yo diría—, casi todos militares, y les alerto: ‘Miren, se viene el año electoral, hay plazo hasta enero para presentar un partido nuevo. Yo estoy con la tarjeta más que amarilla, naranja, y voy a elevar las actas del tribunal de honor haciendo mis apreciaciones porque entiendo que como comandante no puedo ser neutro en la elevación de esto. Realmente ha habido un atropello a los derechos de mucha gente en todos estos años y lo voy a dejar plasmado en un papel. Es probable, o altamente probable, que me cesen una vez que yo [lo] eleve. Formemos un partido, vamos a tener esa herramienta, [el plazo] vence en enero’", reconoció Manini Ríos en el libro de Amado, adelantado por el semanario Búsqueda.

La revelación de Manini Ríos no se condice con lo dicho en la pasada campaña electoral, cuando negó en varias oportunidades que se hubiera involucrado en política cuando era el máximo referente del Ejército. Además, se da en un contexto en el que dentro de Cabildo Abierto surgen nuevos movimientos -como el Espacio de los Pueblos Libres del coronel retirado Eduardo Radaelli- que se autodenominan los “férreos guardianes” del Movimiento Social Artiguista.

Manini Ríos, a su vez, dijo que como general no podía “subordinarse” a otra figura de un partido político. Particularmente se refirió a Beatriz Argimón, la entonces presidenta del Honorable Directorio del Partido Nacional, y de Julio María Sanguinetti, el actual secretario general del Partido Colorado.

“Yo entendía que, si había sido el comandante en jefe, no podía estar subordinado a autoridades de un partido, fuera cual fuera el partido. Era como bajar un escalón. Si me meto acá, me meto en algo como fue el ejército ciudadano, como es el Ejército, artiguista y totalmente independiente, sin ningún condicionamiento por nada. Y donde no haya nadie por encima mío, que yo sea la cabeza. Esa era la condición interna, lo que yo pensaba. (…) Si me meto, me meto siendo cabeza de ratón, pero no cola de ningún león. Y ahí fue que decidí ir por un camino propio. Y ahí todo Cabildo se forma en torno a mí. (…) Mi vida era la carrera militar. (…) Entonces, arrancar de un día para otro, entrar en algo así tan diferente y subordinado a lo que uno siempre había criticado, no era sencillo. Por otro lado, uno pensaba: si yo quiero hacer algo por esto que fue mi vida, el escenario donde puedo hacer algo es el político. Una vez lo dije en general, yo puedo hacer mucho más en la política que desde Garibaldi [se refiere al Comando General del Ejército]. (…) Yo pensaba que era en cierta forma bochornoso, si cabe la palabra, hacer política en un partido donde yo qué sé… donde mi jefa sea Beatriz Argimón, que era la directora o la presidenta del directorio del Partido Nacional, o Julio María Sanguinetti, que era el secretario general [del Partido Colorado]. Subordinarme a un partido entendía que iba en detrimento de la imagen”, dijo Manini Ríos.

El vínculo con Lacalle Pou, Sanguinetti y el rol central de CA en la coalición

Manini Ríos dijo en el libro que, siendo “sincero”, nunca sintió “amor” por el presidente de la República, Luis Lacalle Pou. “Nunca tuve honestamente ni participación ni feeling ni simpatía política con los Lacalle, ni con el Herrerismo, que son cosas diferentes. Se tiende a confundir y yo siempre digo que los menos herreristas de todos son el nieto y el bisnieto. Incluso el bisnieto se ufana de que no sabe la historia de su bisabuelo, no tiene ni idea de quién era el bisabuelo o no quiere tener idea”, expresó el líder de Cabildo Abierto.

Sobre Sanguinetti, el senador valoró que es “una persona que está siempre pensando jugadas para quedar bien”. “Él busca llevar agua para su molino y en el camino si me tiene que degollar, me degüella. (…) Un día le dije, creo que no le causó gracia: ‘Usted es como Mitre’. Mitre fue presidente de Argentina hasta 1868 y vivió hasta 1906, casi 40 años más. Se dedicó a escribir para justificar su historia y para justificarse él”, explicó Manini Ríos.

El legislador se mostró convencido de que “la suerte de la coalición en octubre de 2024 está directamente relacionada con la suerte de Cabildo”. “Si a Cabildo le va mal, la coalición pierde. Estoy convencido. Pero hay mucha mezquindad”, concluyó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad