SANTA CATALINA

"Lucecita de esperanza" en Nuevo Comienzo tras anuncio del presidente Lacalle Pou

El mandatario informó el sábado la creación de un fideicomiso, una manera de destinar recursos para lidiar con los desafíos que plantean los asentamientos irregulares.

Asentamiento Nuevo Comienzo, Santa Catalina. Foto: Francisco Flores
Asentamiento Nuevo Comienzo, Santa Catalina. Foto: Francisco Flores

Fabiana Molina, una de las referentes de quienes residen en el asentamiento Nuevo Comienzo, en Santa Catalina, recibe a El País al mediodía. Su marido se quedó cocinando el almuerzo porque ella tiene que dar, otra vez, una nota a raíz de la lucha por regularizar la situación de su vivienda allí. Lleva consigo un papel escrito a mano. “Esto es lo que me dijo el presidente cuando me llamó”, dice y muestra el prolijo manuscrito.

Ya hace unos días que estuvo cara a cara con Luis Lacalle Pou en Plaza Independencia, cuando ella le comentó que había un principio de acuerdo entre el Ministerio de Vivienda y la Intendencia de Montevideo, y que este apuntaba a, al menos, empezar a solucionar la problemática de Nuevo Comienzo, de la cual el mandatario dijo no estar al tanto.

En el papel también figura una promesa del presidente: que iba a hablar con el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, para que no haya más operativos policiales agresivos, como los que ya, según ella, han habido. “Eso se cumplió”, dice el abogado Juan Ceretta, figura central en este tema dado que se involucró desde el principio en la suerte de las aproximadamente 150 (según Molina) familias que ocupan el predio en disputa.

Antes de recibir a El País ayer, la referente territorial se había enterado de que el presidente había anunciado la creación de un fideicomiso, una manera de destinar recursos para lidiar con los desafíos que plantean los asentamientos irregulares. “Es una lucecita de esperanza para los asentamientos”, comenta Molina, que agrega que apenas se enteró de eso, se lo comunicó al grupo de WhatsApp que comparte con gran parte de los que se instalaron ahí. ¿En general o para este asentamiento en particular? “Espero que para todos, y para este también. Porque lo cierto es que hay como 600 asentamientos pero se han encarnizado con el nuestro”.

Fabiana Molina. Foto: Francisco Flores.
Fabiana Molina. Foto: Francisco Flores.

Molina cuenta lee los comentarios de las notas que salen publicadas en distintos medios, y se acuerda de varios. “Uno decía que tenía plata para championes de 2.000 pesos”, dice, y señala hacia un montón de bolsas negras apiladas en uno de los precarios ranchos. Las bolsas llevan papeles escritos a mano: “ropa”, “zapatos”, y así. Son donaciones que distintas personas o instituciones les hicieron a los habitantes de Nuevo Comienzo, y de donde ella sacó los championes que valen supuestamente eso.

Adentro del lugar, el viento gélido sopla casi con tanta fuerza como lo hace afuera, por unas rendijas que recuerdan permanentemente el carácter algo improvisado y poco agraciado de una vivienda en la pobreza. Molina hace una mueca sarcástica. “Mirá... Acá es donde venimos a buscar lujo”, comenta en respuesta a los comentarios anónimos.

Molina dice que ojalá supiera por qué algunos “se encarnizaron” con el Nuevo Comienzo, pero sí sabe lo que esos dicen: que son “unos pichis”, “unos delincuentes”, o que están avalados por ciertos intereses.

“Que vengan a conocernos. Les puedo probar que la mayoría de todos los que vivimos acá trabajamos. ¿Qué robamos luz? Sí, todos los asentamientos empiezan así. Hay gente que tiene plata y roba luz, ¿y nos vienen a decir a nosotros?”, cuestiona ella.

Mientras recorre el lugar, Molina señala hacia el otro asentamiento, el de San Miguel. “Ahora nos llevamos mejor”, cuenta sobre esos vecinos. “Antes estuvimos un poco enfrentados. Ellos creían que nadie les iba a hacer nada. Pero desde que ahí también hubo procedimientos policiales y se llevaron gente, entendieron que nuestra lucha es común”.

Las dudas del abogado de residentes

Juan Ceretta, abogado de los residentes en el Nuevo Comienzo, se expresó sobre el anuncio de Lacalle Pou de que se podría crear un fideicomiso para solucionar la situación. “Les dijo que se iba a ocupar del tema de fondo. Si me preguntan, no sé qué decir. Porque si firmás un acuerdo, tenés que desalojar. Por otra parte, el que no quiere firmar puede justificar su decisión en que el presidente dijo que se iba a ocupar”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados