POR EL PRÉSTAMO DEL BID

Qué le dijo Lacalle a Raffo sobre el planteo de Cosse y por qué los blancos acusan a la IMM de "improvisar"

Blancos insisten a la intendente de Montevideo con cambios al préstamo de US$ 70 millones del Banco Interamericano de Desarrollo.

Conferencia de prensa de Laura Raffo. Foto: Marcelo Bonjour.
Conferencia de prensa de Laura Raffo. Foto: Marcelo Bonjour.

El presidente Luis Lacalle Pou recibió ayer en la residencia de Suárez y Reyes a la titular de la departamental de Montevideo del Partido Nacional, Laura Raffo. Tras esa reunión, los ediles blancos mantuvieron un encuentro con la referente capitalina y reafirmaron su rechazo a votar tal como fue presentado el préstamo que la Intendencia de Montevideo solicitó al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$ 70 millones, el cual pone el foco en un nuevo plan de limpieza.

Lacalle Pou le dijo a Raffo que no intercedería en el tema, según transmitió la dirigente durante la reunión que tuvo con los ediles en la Casa del Partido Nacional, afirmaron a El País fuentes nacionalistas.

El encuentro entre el mandatario y la excandidata de la intendencia por la coalición llegó luego de que el lunes la jerarca departamental, Carolina Cosse, visitara a Lacalle Pou en la Torre Ejecutiva, y cuando a la salida de ese encuentro la frenteamplista afirmara que “el presidente comprendió la importancia de que esto no se dilate”.

Así las cosas, tras el mensaje de Lacalle Pou a los nacionalistas, la lectura que hacen tanto Raffo como los legisladores departamentales es que si bien Cosse buscó nacionalizar el tema, ahora el asunto volvió a ser de alcance departamental.

En ese terreno, los blancos insistirán en la bancada de la coalición en la Junta Departamental de Montevideo que el préstamo debe ser reestructurado, como habían solicitado en primera instancia el lunes 13 cuando tuvieron un encuentro con Cosse en el Palacio Municipal.

Raffo, además, cuestionó a la intendenta por “improvisar”. “En un tema tan serio (como el saneamiento) no se puede improvisar”, dijo Raffo a El País al cuestionar que la comuna propuso financiar con ahorros del quinquenio obras de saneamiento reclamadas por los blancos por US$ 12,5 millones como forma de evitar abrir el préstamo.

Cosse había informado en la tarde del martes que aceptaba realizar “con fondos propios” de la intendencia un conjunto de obras en los barrios Sarandí, Bella Italia y Boiso Lanza por US$ 12,5 millones. En la reunión del lunes 13 los nacionalistas habían solicitado incluir esas obras dentro de la solicitud al BID.

La presidenta de la departamental nacionalista advirtió en una conferencia de prensa que el préstamo del BID otorga garantías de implementación para los vecinos de los barrios que esperan por el saneamiento. Por eso, los blancos insisten en reestructurarlo y lograr incluir allí mayor atención a la red cloacal.

En la estructura actual, del total de US$ 70 millones, US$ 41,7 millones son para limpieza, US$ 22,5 millones para saneamiento y US$ 5 millones para mejorar la gestión de datos.

Si bien en un principio los nacionalistas pidieron redirigir US$ 12,5 millones del monto de limpieza para saneamiento, ahora los cálculos que hacen es que deberán ser al menos US$ 20 millones, dijeron fuentes del Partido Nacional.

Es que advirtieron que ese es el monto de dinero que la IMM destinaría a bienes fungibles como camiones y contenedores, y rechazan utilizar para esos fines un préstamo a 25 años.

Raffo insistió durante la conferencia de prensa en que “las grandes obras de infraestructura se financian con fondos garantidos”. “No consideramos adecuado que se utilicen los fondos para comprar bienes como contenedores o camiones que, dentro de seis años, cuando se empiece a pagar el préstamo, ya van a tener uso y se van a tener que seguir pagando por varios años más”, agregó.

Con el rechazo de los ocho ediles nacionalistas, a la IMM le queda como llave buscar un nuevo acercamiento con los cuatro representantes del Partido Colorado. Los ediles de la colectividad todavía no fijaron una posición sobre la nueva propuesta de Cosse, aunque el Comité Ejecutivo Nacional colorado había laudado días atrás que también debían optar por una reestructura del préstamo, si bien todavía la IMM no había hecho la contrapropuesta.

En caso de tener que renegociar, los planes del gobierno departamental se verán alterados en el aspecto financiero pero también en los plazos. Según las autoridades, realizar cambios llevará a que la implementación del programa de limpieza demore seis meses más. La idea inicial era empezar a ejecutarlo en el segundo semestre de 2022.

En tanto, el edil frenteamplista Claudio Visillac señaló ayer a través de Twitter que para los nacionalistas “no hay forma de esquivar la responsabilidad”. “La pelota está en su cancha. No se trata de votos, se trata de ser coherentes. No jueguen con la esperanza de la gente”, manifestó.

A los ediles del Partido Nacional también les molestó que se enteraran de la propuesta de Cosse por periodistas que les consultaron en lugar de recibir en primera instancia la carta a través de un canal institucional.

“La manera en que se comunicó la intendenta filtrando la noticia a la prensa molestó de sobremanera, más cuando hay un coordinador institucional que tiene un vínculo con la Junta”, dijo a El País el edil Javier Barrios Bove.

Los ediles de la oposición en Montevideo tendrán un nuevo encuentro después del 10 de enero. Mientras, prevén una nueva ronda de contactos en las internas de sus partidos.

Los nacionalistas también evalúan si deberán tener un nuevo encuentro con las jerarquías de la Intendencia de Montevideo. Todavía debaten si solicitarán que sea con Cosse o si recurrirán al director de Desarrollo Ambiental, Guillermo Moncecchi.

Un fin de año con seguidilla de reuniones en Suárez y la Torre

La reunión de Lacalle Pou con Raffo en la residencia del Prado formó parte de una seguidilla de encuentros que el mandatario mantuvo en la última semana del año. Estos, si bien se centraron en aspectos vinculados a la gestión, también tuvieron un componente político. La ronda de reuniones empezó el lunes cuando el presidente recibió a Cosse en la Torre Ejecutiva, que le planteó la necesidad de que la Junta Departamental de Montevideo apruebe el préstamo de US$ 70 millones del BID con foco en su nuevo plan de limpieza. Además el presidente tuvo ayer la última reunión del año del Consejo de Ministros, donde el tema principal fueron las definiciones tarifarias. También, por la tarde, recibió en la residencia de Suárez y Reyes a la bancada de legisladores oficialistas para compartir un asado.

En tanto, Lacalle Pou recibirá hoy al presidente electo del Frente Amplio, Fernando Pereira. Es el primer encuentro desde que el expresidente del Pit-Cnt fue proclamado ganador de las elecciones internas de la fuerza opositora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados