Arranque de campaña

Lacalle Pou piensa en noviembre

Pidió a militantes preparase como si fueran ganando, trabajando como si fuesen perdiendo.

Luis Lacalle Pou es hoy el favorito en la oposición para desafiar al partido de gobierno y quedarse con el sillón presidencial. Foto: Ricardo Figueredo
Luis Lacalle Pou es hoy el favorito en la oposición para desafiar al partido de gobierno y quedarse con el sillón presidencial. Foto: Ricardo Figueredo

Las hojas fueron arrancadas de una libreta Moleskine negra, esas de tapa dura, hojas sin renglones, y que se cierran con un elástico. La marca italiana es heredera de los cuadernos que utilizaban artistas como Vincent Van Gogh o Pablo Picasso, y que hoy son objeto de culto para escritores y arquitectos.

Allí Luis Lacalle Pou escribió a mano los apuntes para lo que fue el primer discurso de la campaña electoral. Fueron 57 minutos que marcaron el inicio formal de otra carrera por la banda presidencial en el tradicional acto de La Paloma.

Pero para el precandidato blanco la campaña arrancó hace mucho tiempo atrás. Fue al otro día de haber sido derrotado por Tabaré Vázquez en el balotaje de 2014. Desde ese día se puso el desafío de —con los errores cometidos como lección— intentar ganar las elecciones nacionales y sacar al Frente Amplio del poder.

Su estrategia no apunta a las internas de junio, ni a las nacionales de octubre. Su cabeza está en noviembre. Allí se tiene fe para ganarle al Frente y poner al Partido Nacional de vuelta en el poder luego de 25 años.

El líder del sector "Todos" le pasó una serie de instrucciones a su dirigencia para el año. "Tengo cierta preocupación con esta campaña electoral", dijo. Es que en su grupo sienten que se viene una carrera donde deberán tener que soportar "varias zancadillas", obstáculos y complicaciones.

Luis Lacalle Pou es hoy el favorito en la oposición para desafiar al partido de gobierno y quedarse con el sillón presidencial. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo

Por eso, los cuatros cabezas de las listas al Senado hicieron fuerte hincapié en cuidar la unidad entre los blancos. En el ideario nacionalista está la idea de que las elecciones internas terminan siendo demasiado intensas y las heridas de esa contienda pasan a ser insuperables para luego apretar el acelerador en la confrontación con el oficialismo.

El precandidato le pidió a su militancia y dirigencia dedicación, fuerza, y soportar la presión. Evitar la ansiedad y no dejarse llevar por las encuestas. Todas las consultoras lo colocan como el favorito.

"El exitismo en política es veneno. Hay que prepararse como si fuéramos a ganar y hay que trabajar como si fuéramos perdiendo", dijo el precandidato. Unos minutos antes pasó un aviso claro: cada uno de los que integran el grupo tienen que predicar con el ejemplo. Y si no hacen las cosas bien, él no los apoyará.

25 de noviembre.

El líder blanco se ve ganando las elecciones. Siente que el país está preparado para cambiar. "Este es el año de la alternancia", dice y espera iniciar la transición del gobierno al otro día de ganar la elección.

El precandidato apuntó sus baterías contra el Frente Amplio. "Se quedó sin iniciativa. El gobierno perdió reflejo. Se quedó sin rumbo y después se quedó sin agenda. Pero lejos de enderezar ahora tenemos a un presidente que no aparece", remarcó.

Dijo que le generaba vergüenza el gobierno por su posicionamiento sobre Venezuela y fue claro en su acusación: "El pueblo uruguayo es rehén de los negocios que unos hicieron en el poder".

Habló para los integrantes de Un Solo Uruguay y prometió que se bajarán las tarifas para mejorar la competitividad. Dedicó minutos para los pequeños empresarios que están en contra de la "ley de inclusión financiera". Dijo que si gana "no existirá la obligación financiera". En el final le habló a aquellos ambientalistas que están en contra de la segunda planta de UPM. "Si nos toca ser gobierno vamos a renegociar todo lo que tengamos que renegociar con UPM", prometió, aunque luego aclaró que se respetarán los convenios ya firmados por el actual mandato.

Luis Lacalle Pou es hoy el favorito en la oposición para desafiar al partido de gobierno y quedarse con el sillón presidencial. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo

El precandidato dijo estar muy tranquilo con tener a Azucena Arbeleche en su equipo, a quien eligió como su ministra de Economía. Ella fue quien realizó un resumen previo sobre los trabajos de los técnicos.

Las cuatro listas.

La lista 404 de Álvaro Delgado, "Dale" de Carlos "Pájaro" Enciso, el "Espacio 40" de Javier García y la histórica 71 que encabezará Luis Alberto Heber son las cuatro papeletas al senado que apoyarán a Lacalle Pou.

Ayer dedicaron su discurso a cuidar la unidad partidaria. "Acá hay sectores que compiten en la interna pero somos todos hermanos. Vamos a recibir algún palo y alguna crítica. Nosotros tenemos más responsabilidad que los demás", opinó Delgado ya que es consciente de que son hoy los favoritos.

Luis Lacalle Pou es hoy el favorito en la oposición para desafiar al partido de gobierno y quedarse con el sillón presidencial. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo

En esa línea también dijo que se debe pensar en los futuros socios extrapartidarios. "Es el desafío electoral más importante que tenemos. Con las luces largas prendidas y cuidando a la interna y a los socios", dijo.

Enciso fue en una línea similar y advirtió que la campaña será dura. "Empezamos una campaña que va a ser la más dura de estos años. A los jóvenes los vamos a apoyar. Quien tenga miedo que se compre un perro", declaró.

Javier García le recordó a sus correligionarios que el próximo gobierno se formará con mayorías plurales. Y en ese sentido, dijo que, el Frente tiene todos los puentes cortados para lograr mayoría parlamentaria.

El líder del Espacio 40 apuntó contra los dos precandidatos oficialistas con más chance. De Martínez dijo que no puede pretender ser presidente de un país cuando no logró levantar la basura en la capital. Y de Carolina Cosse recordó que tiene un concepto de democracia diferente. "Tan diferente que apoya a los sistemas que no tienen libertades", dijo.

Positivo de alcohol de Gonzalo Mujica

La nota discordante del acto de Todos ayer en La Paloma fue la alcoholemia positiva que registró el exdiputado frenteamplista y actual integrante de esa corriente blanca, Gonzalo Mujica, la madrugada pasada.

La noche del viernes, hubo varios encuentros sociales de militantes blancos y en uno de ellos Mujica cenó y tomó unas copas de vino. Al volver manejando a su hotel los inspectores de tránsito lo pararon para un control de rutina y antes de hacerle la espirometría él mismo advirtió que había consumido alcohol. El test dio positivo. Mujica volvió caminando a su hotel y por la mañana estuvo en el acto.

Gonzalo Mujica. Foto: Fernando Ponzetto
Gonzalo Mujica. Foto: Fernando Ponzetto

"Francamente, cuando me subí a la camioneta me olvidé que había tomado vino cuando comí, porque estaba en perfectas condiciones", dijo al ser consultado por El País. "Yo no estaba borracho, no protagonicé ningún accidente", agregó y admitió que cometió un error. En el acto Lacalle Pou dijo que todos los dirigentes tienen que dar el ejemplo con su conducta y fue aplaudido por Mujica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)