POLÉMICA

Interna del Partido Colorado está al rojo vivo por cargos en el gobierno 

Julio Luis Sanguinetti se cruzó con Talvi por designaciones y dijo a El País que "es un tema personal, pero no conmigo si no con toda la familia".

Ernesto Talvi y Julio Luis Sanguinetti. Fotos: archivo El País.
Ernesto Talvi y Julio Luis Sanguinetti. Fotos: archivo El País.

La decisión de que Julio Luis Sanguinetti, hijo del expresidente y actual senador Julio María Sanguinetti, pase a integrar el directorio de UTE terminó de generar tensión a la interna del Partido Colorado entre Ernesto Talvi, su líder, y la corriente sanguinetista 

Todo se inició el pasado 6 de marzo cuando Talvi descartó que Julio Luis estuviera al frente de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU)

Este jueves, Búsqueda publicó que tras esta decisión el hijo del expresidente le envió un mensaje a Talvi donde lo trató de "petiso acomplejado". Julio Luis Sanguinetti dijo a El País que en el mensaje nunca aludió a su estatura sino que solo se refirió a su forma de hacer política tildándolo de "acomplejado". Búsqueda menciona además en base a fuentes que éste lo amenazó a Talvi, pero tal punto fue negado por Sanguinetti hijo.

"No lo amenacé, de ninguna manera. Acá lo importante es el contexto. El WhatsApp es del 6 de marzo. El mensaje es consecuencia de la proscripción de Talvi a mi persona, que además me la enteré por la televisión. Nosotros estuvimos reuniéndonos todo diciembre, todo enero, todo febrero y en ningún momento él manifestó ese parecer y ese sentir con relación a mí. Cuando me entero por tele le mando un WhatsApp para ver por qué no tenía en cuenta mi currículum, nada más. Cosas duras hay, pero no hay amenazas", señaló Sanguinetti a El País.

"Esto es al otro día de lo que sale diciendo de los hijos de los políticos, desconociendo el trabajo que hice durante dos años pero eso corre por cuenta mía. Es un tema personal, pero no conmigo si no con toda la familia. El corte no es con Julio Luis, es con Sanguinetti también", agregó.

Sanguinetti dijo a El País que nunca recibió una repuesta de Talvi. "No contestó. No contesta nunca. A mí me pasa lo mismo. A Sanguinetti también".

Asimismo, insistió en que "evidentemente esto es una operación política. Sino no lo entendés. Esto podría haber salido hace días", subrayó.

Más tarde, Sanguinetti volvió a desmentir las amenazas en su cuenta de Twitter y aclaró que "las cosas se dicen de frente, no en los medios".

El País intentó sin éxito comunicarse con Talvi para conocer su postura sobre el asunto.

"Es una situación que no la podemos ocultar"

Yamandú Fau, exministro de Defensa y miembro de la Comisión de Ética del Partido Colorado, reconoció este jueves a radio Carve que la relación entre ambos es "tirante" y que "es una situación que no la podemos ocultar".

"Es notorio y evidente que la actitud del canciller de negarse a una resolución que contuviera la designación de Julio Luis Sanguinetti para integrar una comisión de carácter binacional provocó una situación muy fuerte porque se tomó una cuestión personal", sostuvo.

"No había otras objeciones sobre el currículum que se había presentado. El argumento era que el lazo familiar que unía al candidato a la comisión binacional de un expresidente hacía inconveniente la situación", sumó.

¿Qué había dicho Talvi?

El 6 de marzo, en rueda de prensa, el ya ministro de Relaciones Exteriores en funciones anunció: "No es un tema personal. Nosotros como política en Cancillería y en los órganos en los que vamos a tener la responsabilidad de decidir, entendemos que es una política sana que familiares de líderes políticos no integren los órganos de Cancillería. Espero que se nos respete", explicó.

"A nosotros nos preguntaron si estábamos considerando el nombre de una persona y dijimos que no, que la Cancillería no estaba considerando ese nombre para un cargo en las comisiones binacionales ni para ningún cargo en Cancillería", agregó.

Esta semana se confirmó que Julio Luis Sanguinetti pasará a integrar el directorio de UTE. En declaraciones a El País, indicó que asume "un gran desafío" y añadió que "si el técnico y el presidente del club quieren que juegue en esa posición y este partido, yo encantado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados