Inquietud

Grupo de profesionales critica rumbo de su caja

“El orden universitario” plantea que haya más aportantes.

Piden más austeridad y participar en la elaboración de la reforma que se plantea. Foto: Francisco Flores
Piden participar en la elaboración de la reforma que se plantea. Foto: Francisco Flores

Un grupo de afiliados a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios del Uruguay (CJPPU) denuncia el rumbo de la institución, las elevadas remuneraciones de sus directivos y reclaman ser consultados en la elaboración del proyecto de reforma que las autoridades anuncian que quieren tener pronto para marzo de 2020.

Este grupo de profesionales que en las anteriores elecciones apoyó a la lista 19 del orden de los jubilados y a la 9 en los activos formó la agrupación -para la que tramitan la personería jurídica- denominada “El Orden Profesional”y tiene como referentes al ingeniero agrónomo Gabriel Dambrauskas, al arquitecto Fernando Rodríguez Sanguinetti y al ingeniero químico Guido Melani.

Este agrupamiento rechaza la eventual incorporación de la institución al Banco de Previsión Social y cualquier rebaja en las jubilaciones o prestaciones y propone revisar la normativa para garantizar la sostenibilidad de la Caja de Profesionales, aumentando la cantidad de aportantes y procurando mejorar las perspectivas en cuanto a pasividades de los afiliados que no han completado o no pueden completar el mínimo establecido de 30 años de aportes.

Dambrauskas señaló que se debe revisar la escala ficta de aportes por profresionales. !“Hay que buscar alternativas a esta escala tan rígida que asusta”, dijo Dambrauskas. La recaudación de la institución viene cayendo y es necesario incrementar los controles para que quienes deberían aportar por ejercer de manera liberal su profesión lo hagan (hay solamente 7 inspectores), señaló.

Las autoridades de la caja elegidas en 2017 “no modificaron un ápice la gestión” y la entidad está en proceso de desfinanciación desde 2014 y podría entrar en una situación complicada sobre fines de la próxima década.

“El Orden Profesional” plantea también limitar las inversiones del capital de la entidad en instrumentos financieros con muy baja o nula rentabilidad y gestionar en forma eficiente activos como la Torre de los Profesionales y establecimientos rurales. También exige la publicación de las actas completas del directorio.

Rodríguez Sanguinetti señala que muchos profesionales con ejercicio liberal de su profesión deben aportar Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), al Fonasa, al Fondo de Solidaridad y “si sobra” a la caja. A esto se suma que los seguros de vida que muchas veces contratan los profesionales actúan como una especie de “competencia directa” de la caja”, señaló.

Amenazas para los ingresos

Suele ocurrir que en una clínica odontológica o en un estudio contable en los que trabajan varios profesionales solamente uno aporte y que no se facturen los servicios prestados. Que haya cada vez más profesionales asalariados también contribuye a complicar las finanzas de la caja, dice “El orden profesional”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º