REVISAN GESTIÓN DEL FA

Gobierno pone en marcha auditoría en el Instituto de Colonización

Gestionan cobro de US$ 20 millones adeudados por más de 130 colonos, denunciado por los directores colorados en el ente José Amy y Guido Machado.

Instituto de Colonización. Foto: Estefanía Leal
Instituto de Colonización. Foto: Estefanía Leal

A partir de esta semana el gobierno pondrá en marcha una auditoría en el Instituto de Colonización. La adquisición de tierras, los préstamos concedidos a colonos así como sus obligaciones y el estado de las finanzas del ente autónomo son algunos de los aspectos a examinar.

En octubre del 2020, el directorio del Instituto de Colonización decidió hacer una auditoría, pero fueron tan estrictos los requisitos que las cuatro empresas presentadas a licitación no cumplieron lo solicitado. Por lo que se declaró desierta la instancia.

El presidente del ente autónomo Julio Cardozo explicó a El País que una auditoría a nivel de campo, incluye aspectos como la compra de tierras y el manejo de suelos, por lo que “es muy compleja”. “Los consultores preguntaban continuamente y daba la sensación que no tenían experiencia”, afirmó.

En marzo de este año se informó que, de las cuatro empresas presentadas, había tres que no reunían las condiciones mínimas y quedaba una cuarta “con algunos problemas”. Para evitar juicios hace 15 días se definió hacer un nuevo llamado.

A su vez, la Auditoría Interna de la Nación comunicó al presidente del instituto la resolución de iniciar una investigación. Está previsto que hoy los técnicos auditores se entrevisten con Cardozo para comenzar con el trabajo. Se deben instalar en el lugar, luego se nombra un equipo de colaboración para facilitar la información. Se estima que la instancia llevaría entre 60 y 90 días.

Esta auditoría abarcaría aspectos ya definidos como: la compra de tierra en los últimos 10 años, el manejo de suelos, medidas ambientales (tratamiento de efluentes en el caso de los tambos) y funcionamiento interno de todo el organismo (tanto del área de finanzas como administrativa). A su vez se controlará el criterio de adjudicación de las tierras del instituto (600.000 hectáreas), que se realiza mediante llamados.

Se otorgan los campos por un período de dos años de prueba, donde el colono debe poner en marcha un proyecto y el instituto vigila que se cumpla. Si lo hace, se confirma el arrendamiento por un plazo de 10 años. Antes había una demora de 400 días para entregar las tierras y hoy se está llevando el plazo a 180 días.

En el último año del gobierno del Frente Amplio se realizó un proceso de compra de tierras que llevó al actual directorio -a pedido del presidente Luis Lacalle Pou- a suspender nuevas adquisiciones hasta no distribuir las 50.000 hectáreas obtenidas.

Desde que asumió el nuevo gobierno se llevan más de 15.000 hectáreas entregadas y para mayo se espera finalizar la distribución del porcentaje habitable de las 50.000. Dentro de la cartera de colonización hay campos que no son aptos, por ejemplo los que están en la costa y ahora se negocia su venta.

En la Rendición de Cuentas se estableció que los fondos que recibía Colonización (producto del cobro de impuestos por transacciones inmobiliarias y venta de tierras) sean empleados para el realojo de asentamientos. De acá en más, el instituto ya no contará con estos ingresos por lo que tiene que redireccionar sus recursos.

Como desde que asumió el gobierno no se adquirieron tierras, hay una bolsa (alrededor de US$ 20 millones) de dinero acumulado que el presidente de Colonización pretende usar. “Hace dos años que no compramos campos, así que supuestamente tenemos en nuestras arcas, no en un baúl pero en Rentas Generales, dinero que es nuestro y eso tenemos que aclararlo”, subrayó.

Por lo que planteó emplear esos fondos en un fideicomiso que permita invertir en compra de tierras a futuro si se requiere. Se negociará esto con el Poder Ejecutivo, incluso Cardozo tiene una entrevista pendiente con Lacalle Pou en los próximos días y allí lo hablará con el presidente.

Deudas

El 86% de los 6.000 colonos del instituto cumple en tiempo y forma con la cuota que debe pagar por el arrendamiento de los campos, pero hay una lista de más de 130 deudores por US$ 20 millones que fue denunciada por los directores colorados en el ente José Amy y Guido Machado.

La deuda se compone de unos US$ 9 millones de capital y el resto de intereses y moras. Hay deudores que datan del año 2009 y todos los casos están en Jurídica de Colonización.

“Hay incobrables y otros que se puede recuperar algo”, dijo Cardozo. Contó que los juicios “llevan muchos años” y “es bastante complicado sacar a una persona del campo porque la Justicia demora”.

Según los cálculos de Colonización son incobrables alrededor de US$ 10 millones. Debido a esta situación se dispuso por parte de esta administración un seguimiento de los pagos de colonos con el objetivo de no dejar acumular deudas.

Más de 1.000 en lista de espera por un campo

Hoy el Instituto de Colonización tiene en su haber 618.000 hectáreas de campo y 6.000 colonos (2.000 productores en grupo y 4.000 individuales). El presidente del ente autónomo Carlos Cardozo dijo a El País que en cada llamado se inscriben unas 60 o 70 personas y se han llegado a anotar hasta 200 para tres fracciones de tierra.

Hoy, hay más de 1.000 productores esperando para acceder a un campo de Colonización. El precio del arrendamiento es inferior al mercado y se asegura un plazo de 10 años de uso.

Julio Cardozo - Presidente de Colonización
“Se pudo pagar de más, pero las tierras están”
Julio Cardozo. Estefanía Leal

-En la Rendición se quitan recursos a Colonización para vivienda. ¿Cómo lo evalúa?

-Nos quedamos sin un recurso importante, pero no podemos decir que no. Lo que tenemos que hacer es trabajar para buscar otra forma de financiamiento para que Colonización siga funcionando. Posiblemente tengamos que cambiar muchas cosas y mejorar, pero siempre pensando en la familia del colono. El instituto va a seguir fuerte, trabajando, podrá comprar tierras hacia adentro.

-¿Lo consultó el presidente Luis Lacalle Pou de esta decisión?

-Siempre hablamos del tema. Me dijo: ´no compres tierra´, ´tratá de entregar las 50.000 hectáreas´. El tema de los asentamientos era un tema que lo vivíamos no solo en Montevideo, también en el interior. Más de una vez nos llegaban los comentarios de que estábamos llenos de dinero y no se usaba. Hay gente que no ve con buenos ojos la colonización.

-¿Gente dentro del gobierno?

-Hay de todo, gente de todos los partidos políticos. Algunos creen que tiene que haber otro tipo de colonización, por eso nosotros habíamos elegido 25 colonias para mejorar.

-¿Hay posibilidad de que se le pida al presidente que revea su decisión de quitar los fondos a Colonización?

-Lo veo difícil por la magnitud de la demanda que tiene el presidente para asentamientos. Lo he dicho, somos todos uruguayos y evidentemente no le podemos decir que no a este tema. Tenemos que aportar para solucionar. Sería muy negativo que dijéramos me sacó el dinero porque no lo estamos utilizando, no estamos comprando tierras.

-¿Por qué es necesaria una auditoría en el Instituto de Colonización?

-Creo que sirve para valorar lo que se hizo, pare corregir los errores y para que si hubo algo raro se demuestre. Porque he escuchado que se dice que se pagó de más por tal tierra, pero está acá. Se puede haber pagado de más, pero no está en un proyecto que no salió. La inversión en tierra no se fue y eso es una garantía para todos los uruguayos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados