Publicidad

Gobierno pisa el acelerador en las negociaciones por el Acuerdo Transpacífico y recibe señales "positivas" de Japón y Australia

Uruguay busca apurar las gestiones con el objetivo de adelantarse en la lista de espera, mostrando beneficios en su adhesión que no tienen los competidores.

Compartir esta noticia
Luis Lacalle Pou
Nota a Luis Lacalle Pou en su despacho de la Torre Ejecutiva.
Foto: Leonardo Mainé

El gobierno de Luis Lacalle Pou tiene tres grandes objetivos en su política exterior, pero solo en uno mantiene esperanzas razonables de lograr algún resultado concreto antes de que culmine su gestión el 1º de marzo de 2025, y ese es el ingreso al tan ansiado Acuerdo Transpacífico.

Las otras dos metas más aspiracionales apuntan a comenzar a negociar formalmente un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China -un proceso lento y engorroso que inició a mediados de 2021 pero del que no ha habido mayores avances- y contribuir a que las conversaciones que por estos días mantienen el Mercosur y la Unión Europea arriben al acuerdo comercial que se busca desde 1999. Sobre este último prima el llano pesimismo que Lacalle Pou ha tenido desde que el diálogo se retomó en marzo de este año, pues las diferencias entre los bloques son difíciles de solucionar.

Y sobre China, aunque el gobierno insistirá hasta el último minuto en acercarse todo lo posible al punto final -el viaje que hará a Beijing Lacalle Pou el 21 de noviembre será para dar un último empujón-, en la Cancillería de Francisco Bustillo son conscientes de que obtener resultados aquí es, por decir lo mínimo, “complejo”.

Por estos motivos es que las baterías diplomáticas están puestas en el Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (Cptpp), cuya carta de adhesión Uruguay presentó a fines del año pasado al ministro de Comercio de Nueva Zelanda -uno de sus 11 miembros-, ya que además en los últimos días se han recibido señales consideradas “positivas” de algunos de los integrantes de esta alianza, según informaron a El País fuentes políticas y parlamentarias.

La apuesta por el Cptpp es una misión que en gran parte Lacalle Pou encomendó al vicecanciller Nicolás Albertoni -que desde hace meses vienen manteniendo distintos encuentros con autoridades de los países miembros de este grupo, como por ejemplo Chile, Perú y Japón-, como reconoció el presidente de la Asociación Rural del Uruguay al comentar un diálogo mantenido al respecto con el propio jefe de Estado

El camino aquí tampoco es fácil -aunque es menos difícil que el TLC con China, pues al venir “cerrado” no tiene más negociación que ser aceptado o no-, pues hay una lista de espera para este ingreso. Luego de la inclusión de Reino Unido en julio de este año, en la cola están -antes que Uruguay, que espera en un quinto lugar- China, Taiwán, Ecuador y Costa Rica.

Pero se apuesta a que, de tanto insistir, los uruguayos puedan saltearse algunas posiciones y que su caso se empiece a tratar rápido. Hay algunos argumentos que se manejan a nivel diplomático. Por citar dos: que es una economía de baja incidencia en comparación con los cuatro países adelante en la cola, y que al tener su costa sobre el Atlántico puede ofrecer a este grupo un valor “geopolítico” ya que la alianza se extendería a un nuevo océano.

Las señales que dieron optimismo al gobierno en los últimos días fueron básicamente el reconocimiento de la “proactividad” que viene mostrando Uruguay en este tema por al menos dos miembros del Cptpp: Japón y Australia.

De parte del primero, el mensaje llegó la semana pasada, cuando Albertoni recibió al ministro adjunto de Japón para América Latina y el Caribe, Yasuchi Noguchi. En esas conversaciones, según supo El País, se transmitió que los japoneses ven “con buenos ojos” el interés activo que muestra Uruguay.

De Australia, en tanto, llegó a manos de los legisladores del Grupo de Amistad Interparlamentario con este país una carta del ministro de Comercio Don Farrel -dirigida al legislador Kevin Hogan- en la que aludió a las inquietudes crecientes de los uruguayos para apurar el trámite de ingreso. “Acojo con beneplácito el continuo interés de Uruguay por el Cptpp y espero trabajar con su comercio para fortalecer nuestros intereses comerciales compartidos”, señala la misiva con fecha 18 de setiembre, y que también destaca que los dos países “tienen una larga historia de trabajo conjunta en política comercial” y que “Australia seguirá trabajando con los miembros del Cptpp para considerar las solicitudes por consenso”.

Además

Embajador japonés: “Valoramos el compromiso con el comercio libre”

El embajador de Japón en Uruguay, Hideki Asari, aseguró a El País que las relaciones entre ambos países están “creciendo” y que la visita que hizo a Montevideo la semana pasada Yasuchi Noguchi, ministro adjunto de Japón para América Latina y el Caribe, fue “muy productiva” pues fue un puntapié para comenzar a trabajar para “promover más el intercambio comercial”. Consultado específicamente sobre las acciones que impulsa el gobierno de Luis Lacalle Pou para ingresar al Cptpp, Asari respondió que aunque no podía dar detalles sobre cómo se está procesando la discusión en esta alianza hay algunos puntos que pueden jugar a favor de Uruguay. “Valoramos su compromiso con el comercio libre y la economía también libre y abierta”, dijo el embajador, y agregó: “También apreciamos su compromiso con la democracia, su sociedad estable, su manejo macroeconómico y su excelente medio ambiente”.

“El mercado es enorme y de altísimo valor”

Para el presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Patricio Cortabarría, el gobierno “se ha movido” en el plano internacional, aunque aún “no ha tenido éxito”. No obstante, en entrevista con VTV días atrás, Cortabarría destacó los esfuerzos que se están haciendo para ingresar al Acuerdo Transpacífico ya que de lograrlo se accedería a “un mercado que para Uruguay es enorme y de altísimo valor”. “El presidente -contó- nos habló de que iban a ponerle músculo al tema (...) y que tenían al vicecanciller viajando por el mundo”. De entrar al Cptpp, Uruguay podría vender “sus productos de calidad a buenos precios y pagando menos aranceles”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad