LUZ VERDE

Gobierno desembarcó en el Cabo Polonio y propone nuevo acuerdo a los pobladores

El gobierno propuso un pacto de trabajo y buena fe a los pobladores permanentes y a los que ya tienen sus casas, más allá de la situación legal en la que estén.

Alejo Umpiérrez y Gerardo Amarilla se reunieron el jueves con pobladores permanentes y no permanentes de Cabo Polonio. Foto: César Gamarra
Alejo Umpiérrez y Gerardo Amarilla se reunieron el jueves con pobladores permanentes y no permanentes de Cabo Polonio. Foto: César Gamarra

El gobierno desembarcó en Cabo Polonio, se encontró con la diversidad de intereses que confluyen en una de las maravillas del Atlántico Sur y propuso un pacto de trabajo y buena fe a los pobladores permanentes y a los que ya tienen sus casas, más allá de la situación legal en la que estén. A las dos horas, se retiraron aplaudidos.

Corría una brisa agradable a las 10 de la mañana del jueves cuando el intendente de Rocha, Alejo Umpiérrez, llegó hasta los galpones de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, al final del paseo artesanal y de comidas. Con una camisa estampada, una bermuda y un sombrero, el jerarca plantó bandera en uno de los territorios más ásperos para el Frente Amplio. Junto a él llegaron el subsecretario de Ambiente, Gerardo Amarilla, también abogado y blanco, y varios directores de la intendencia.

El público era variopinto. Había ocupantes de terrenos estatales que no pagan sus impuestos y otros que sí; pobladores que viven en tierras de privados; representantes de sociedades anónimas, entre otros. Ante un centenar de personas, las autoridades plantearon que estaban allí para escuchar sus inquietudes, y así lo hicieron, pero quedó claro como el agua de la playa de La Calavera que llegaron también para marcar la cancha. “Acá hay apertura, franqueza, en el diálogo cara a cara y en la sensibilidad, pero si hay gente que va a jugar por otro lado, también vamos a jugar por otro lado”, advirtió el intendente al cerrar la reunión.

Umpiérrez se refería en concreto a una de las promesas que asumió en el lugar: la habilitación de ingreso de materiales para el arreglo de las casas del poblado, que en total son unas 500. “Que este no sea el camino para que se termine edificando otra casa o sigan ampliando la vivienda, porque ahí van a terminar pagando justos por pecadores. Tenemos la buena disposición de hacerlo, es regla de juego hablar transparentemente. Tiene que ser de ida y vuelta”, aclaró el jerarca.

La última vez que Umpiérrez había pisado el Parque Nacional Cabo Polonio fue en día de Reyes, el 6 de enero, para clausurar un pub por aglomeraciones. “En Rocha se está acabando el recreo”, dijo en el lugar a la prensa.

Mesa de diálogo.

Tras el preámbulo de los gobernantes, Daniel Machado, farero en la década de 1980 y actual propietario del restaurante que lleva su nombre, presentó una carta firmada por 54 pobladores permanentes de Cabo Polonio en la que piden que los camiones que ingresan por los caminos de arena con los visitantes lleguen al centro y no se queden en la terminal construida a las afueras del poblado.

“Sin ningún tipo de estudio ambiental ni socioeconómico y cultural, el capricho de una dirección de ordenamiento territorial acababa de dar el puntapié inicial de la debacle económica y de la historia cultural de un pueblo muy singular”, dice la carta que critica la decisión del anterior gobierno.

Unos minutos antes, el subsecretario de Ambiente había planteado que el área protegida tiene un valor importante para todos los uruguayos, no solo para los allí presentes, destacó que la historia cultural ha sido construida por los pobladores y recordó al tío de quien presentó la carta, que fue capataz de las loberías. “Hay que respetar y valorar esa historia y hay que construir el equilibrio entre todos”, agregó.

En predio estatal, por el paseo principal, a pocos metros del restaurante de Machado, que se llama “Lo de Dany”, tiene su bar Joselo Calimares, ciego y fuente de mil leyendas, poblador permanente y propietario de “Lo de Joselo”, que pidió la palabra para oponerse al traslado de la terminal solicitado por 54 vecinos. Su argumento: la contaminación que generan camiones y visitantes convertirán el centro en “una cloaca”.

Vista aérea del Cabo Polonio. Foto: Ricardo Figueredo
Vista aérea del Cabo Polonio. Foto: Ricardo Figueredo

En el mismo sentido, Gonzalo “Ajo” Núñez, dueño del hostel Aloja, celebró la presencia de las autoridades y planteó que también podría juntar 50 firmas para que la terminal se quede donde está.

El intendente propuso finalmente formar “una mesa chica” con representantes del gobierno y los pobladores para resolver “cuestiones cotidianas”, como la autorización de ingreso de materiales y vehículos, y convocar a la Comisión Asesora Específica (CAE) del Cabo Polonio con los nuevos delegados para comenzar a trabajar en cuestiones de fondo, como la revisión del Plan de Manejo aprobado en 2019, que plantea plazos para demoler viviendas y emblemáticos edificios y comercios por su cercanía con el mar. “El Plan de Manejo es lo que está sobre la mesa; escuchamos sugerencias”, sentenció el intendente.

Por cada año de pago, se restará uno de deuda

El Plan de Manejo de Cabo Polonio, aprobado en enero de 2019, es el material sobre el que diseñarán los gobiernos nacionales y departamentales el futuro del Cabo Polonio y las reglas de juego. Las autoridades prometieron el jueves trabajar junto a los pobladores permanentes y no permanentes, en la conservación y el desarrollo de “un gran patrimonio cultural que está en riesgo, por la acción humana y de la naturaleza”, dijo el intendente Alejo Umpiérrez.

El subsecretario de Ambiente, Gerardo Amarilla, informó que el plan enfrenta varios juicios pero aclaró que está vigente. En ese marco, el intendente anunció que quienes paguen el impuesto a la edificación inapropiada tendrán un año de quita de la deuda, porque hay “una discusión jurídica sobre su pertinencia”. Si debe nueve años y paga en 2021 este impuesto, el contribuyente pasará a deber ocho. El jerarca anunció además que terminará “con absurdas prohibiciones del pasado”, como la de ingresar en vehículos a los pobladores que tienen deudas con la intendencia. “De acá hacia adelante tengamos una historia y de acá hacia atrás, veremos”, agregó el intendente, y anunció que hablará sobre el destino del Cabo Polonio con el presidente Luis Lacalle Pou.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados