EXPRESIDENTA DEL INISA

Fulco sobre partidas: "Es un incentivo para que gente no se certifique si no está enferma"

La decisión de otorgar partidas salariales extras para un grupo de funcionarios fue con el objetivo de evitar el colapso del sistema, dijo la exjerarca a El País.

Gabriela Fulco, nueva directora del Sirpa y exasesora de cárceles del Ministerio del Interior. Foto: Archivo de El País
Gabriela Fulco. Foto: Archivo El País.

La expresidenta del Inisa, Gabriela Fulco explicó a El País que la decisión firmada el último día de su mandato para otorgar partidas salariales extras para un grupo de funcionarios fue con el objetivo de evitar el colapso del sistema.

La exjerarca comentó que producto de la emergencia sanitaria por el coronavirus muchos trabajadores se certificaron con un medico para no ir a trabajar sin estar enfermos. A continuación, el diálogo textual que mantuvo El País con Fulco ayer a la tarde.

—La consulto por una resolución firmada por usted antes de irse en la cual aprobó partidas salariales. ¿Cuál fue el argumento?

—Hemos firmado mucha cosa y no estoy con el material a la mano para ver los fundamentos y ver de qué se trata. Le puedo dar el teléfono de la directora que también firmó.

—Puedo llamarla luego pero me interesaba tener su opinión, teniendo en cuenta que es una partida importante. ¿Usted no está al tanto de esa decisión? ¿No se acuerda de haber firmado eso?

—No es que no esté al tanto. Tenemos mucho movimiento de dinero habitualmente en una institución como esa, se puede imaginar. Quiero revisar bien a ver a qué partida se refiere.

—Es llamativo que a la salida de una gestión, y momento donde el Poder Ejecutivo define reducciones salariales en el sector público, se aprueben aumentos salariales para un grupo de trabajadores. Por eso me llamó la atención la resolución y me interesaba tener su opinión sobre eso.

—Sí por supuesto. Le puedo dar esa información para el lunes. Yo el lunes voy a estar en la oficina.

—Lo que pasa es que nosotros estamos publicando la nota mañana. Por eso me interesaba darle la oportunidad de que lo explicara antes de publicarla.

—Bueno depende los términos en que los publique. ¿No? Porque sin fundamentos y sin conocer…

—Justamente por eso le estaba dando la oportunidad para que usted de su versión.

—No se trata de oportunidad. Se trata de leer bien la resolución porque tenemos mucho movimiento de pagos y dinero.

—Si quiere se la puedo leer. Además teniendo en cuenta una decisión así, lo debe tener bastante presente, ¿no?

—No porque estamos con temas de arquitectura, con construcción, remodelaciones, con un monto de cosas y quiero estar bien segura de lo que me está hablando.

—La resolución es del 3 de abril de 2020 y se definen compensaciones por 12 mil y pico de peso de forma mensual, en un total de siete millones de pesos para cierto grupo de trabajadores que estén trabajando en la emergencia sanitaria.

—Por dos meses. Sí, sí. Está bien. Está correcto.

—¿Y por qué se definió eso? Porque el Poder Ejecutivo hasta ahora no ha definido ninguna compensación y usted toma esta resolución antes de retirarse el cargo. ¿Lo hizo en consulta con el ministro (Mides)?

—No hace falta hacerlo en consulta con el ministro porque es un organismo descentralizado.

—¿Al presidente de la República?

—No. Tampoco, tampoco. Lo que hay que entender es que estamos hablando de sistema de privación de libertad de menores. Punto número uno. Es un área sumamente especial. Nosotros no podemos cerrar. No podemos llevar al sistema a un estado de colapso por las certificaciones continuas de los funcionarios. Que alcanzaron arriba de las 350. Y nosotros tenemos un centro de ingreso casi al tope de los jóvenes. Pasa también en otros centros del sistema. Por lo tanto previendo que algunas certificaciones, y en este caso son todas, no hay ninguna confirmada por el COVID-19. ¿Sí? Pero sin embargo hubo un aumento progresivo de certificaciones y nosotros prevemos que habrá más y no necesariamente por estar enfermo. Por lo tanto, se resolvió poner un incentivo para que la gente que está pensando en certificarse, no estando enferma, no lo haga y venga a trabajar. Porque estamos al límite de la cantidad de funcionarios.

—La decisión es para evitar que aquellos que piensen, “bueno, ¿qué hago? ¿voy a trabajar o me quedo en casa?” ¿Usted les da un incentivo para que sí vayan a trabajar? ¿Extra?

—Exacto. Exactamente por dos meses.

— ¿Quiere agregar algo más?

—No porque el fundamento básicamente es eso. No llegar a colapsar el sistema. No llegar a tener a los adolescentes encerrados por falta de personal, sobre todo de trato directo y por lo tanto se tomo esa decisión en una situación extrema del sistema.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados