RECHAZOS Y APOYOS

En el Frente respaldan las críticas a la Iglesia católica

“Nosotros no tenemos partido político”, dijo el Obispo de Canelones.

Obispos: los prelados elaboraron un documento sobre fragmentación social que molestó a varios integrantes del gobierno nacional. Foto: Fernando Ponzetto
Obispos: los prelados elaboraron un documento sobre fragmentación social que molestó a varios integrantes del gobierno nacional. Foto: Fernando Ponzetto

Altas jerarquías de la Iglesia católica salieron al cruce de las críticas que el prosecretario de Presidencia de la República, Andrés Roballo, hizo al documento elaborado por la Conferencia Episcopal del Uruguay, en el que los prelados advirtieron de una profundización de la fragmentación social en el país y criticaron la falta de resultados educativos de las políticas del gobierno del Frente Amplio. Mientras tanto, en el partido de gobierno respaldan al jerarca.

En un mensaje enviado al cardenal Daniel Sturla, Roballo dijo que el relato de la Iglesia es "muy parecido al de los autoconvocados" por el campo, los que el gobierno considera que tienen intereses políticos electorales.

"Nadie del gobierno pretende que se lo felicite, nadie. Pero en el análisis de la realidad y el mensaje de nuestros pastores en el informativo central de los medios de comunicación, es incomprensible. Y discúlpame la suspicacia, estoy seguro que tú no lo debes de haber advertido, pero hasta el nombre del documento coincide con la consigna del sector "Todos" (de Luis Lacalle Pou) del Partido Nacional", decía el texto que Roballo envió a Sturla.

Roballo —un dirigente del Partido Demócrata Cristiano y de familia cristiana— le recordó a Sturla los números históricos sobre la baja de la pobreza y la indigencia recientemente publicados por el Instituto Nacional de Estadística, así como otros datos de organismos internacionales que destacan a Uruguay dentro del continente en materia de mejoras sociales.

Respuesta.

"Veo cómica esta respuesta de Roballo" porque el documento de la Iglesia "habla más de la sociedad que del poder político. La sociedad está fragmentada, tampoco es una estadística, hay cosas que son cómicas", como por ejemplo que se lo compare con el movimiento de los autoconvocados o que se lo relacione con el sector Todos del senador nacionalista Luis Lacalle Pou, dijo ayer Alberto Sanguinetti, Obispo de Canelones, respondiéndole a Roballo.

Sanguinetti dijo en radio Carve que "hay una desproporción en lo que dice Roballo" y agregó: "Nosotros no tenemos partido político y no estamos buscando votos de nadie".

En tanto, el obispo auxiliar de Montevideo y secretario general de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU), Milton Tróccoli, dijo en declaraciones a Radio Oriental que el mensaje de Roballo a Sturla "empieza diciendo que él no leyó el documento" de la iglesia, sino que "vio un artículo de prensa en internet".

Tróccoli dijo que "estamos trabajando esto desde agosto o septiembre del año pasado. Pero como nos reunimos solo dos veces al año se han alargado los tiempos, pero no viene con ningún espíritu de conspiración o búsqueda de hacer- le propaganda a algún grupo político".

Esto último lo dijo en referencia a que al comenzar el documento se menciona el término tender "puentes", algo utilizado desde hace poco por el sector Todos del Partido Nacional.

El expresidente y actual senador José Mujica defendió el derecho de la Iglesia a expresarse. "La iglesia también tiene libertad de opinión", respondió al ser consultado ayer por Su-brayado de Canal 10 acerca de la polémica.

No obstante, legisladores frenteamplistas apoyaron los dichos de Roballo.

El secretario general del Partido Comunista y senador Juan Castillo, dijo a El País: "Lo que es cierto es que no hemos visto a una iglesia uruguaya tan preocupada por denunciar la situación social de pobreza y miseria en la época del 2000. No es solo una expresión pública de Roballo como prosecre-tario, es una valoración que hacemos muchos sobre coincidencia en las críticas de los partidos de oposición y las demandas de los autoconvocados que llama poderosamente la atención".

Por su parte, en diálogo con El País el diputado de Asamblea Uruguay José Carlos Mahía opinó en el mismo sentido. "Coincido con lo que dice Roballo y entiendo que hay creciente y gradual interés de principales actores de la Iglesia católica en búsqueda de dos cosas, por un lado recuperar y avanzar en espacio que la historia batllista dejó para la libertad del ciudadano y de laicidad garantista, y por otro lado con un discurso contrario en algunos aspectos a políticas impulsadas por los gobiernos del Frente Amplio como agenda de derechos u otras políticas sociales para sectores más vulnerables, desconociendo las situaciones dramáticas que vivió el país hace unos años".

Oposición.

El diputado nacionalista Pablo Abdala tomó partido por la Iglesia y en su cuenta de Twitter opinó: "El gobierno está irascible y cada vez más intolerante. Ahora embiste contra la Iglesia por el pecado de decir cosas que están a la vista. O la educación no es un fracaso? O la sociedad no está segmentada? Es la típica reacción de un gobierno vencido e impotente".

Por su lado, el diputado colorado Fernando Amado reivindicó la libertad de expresión de la Iglesia, pero minimizó el valor de sus opiniones. En diálogo con El País sostuvo: "Creo que está bueno que todo el mundo se exprese, la libertad es libre. Pero a mí los pronunciamientos políticos de la Iglesia católica me tienen sin cuidado. No los tomo como un actor. No incide para mí en nada la postura que pueda tener la Iglesia católica sobre políticas públicas".

Sturla evitó polemizar

El cardenal Daniel Sturla habló ayer en su habitual audición de Radio Oriental, pero evitó referirse a la polémica generada con el prosecretario de la Presidencia. Sí hizo comentarios respecto del documento elaborado por la Conferencia Episcopal del Uruguay, diciendo que el mismo "quiere ser una llamada de alerta, un llamado de atención, un decir a todos, comenzando por los católicos pero un mensaje a toda la sociedad: miren lo que nos está pasando". Agregó que "en esta sociedad hay un paulatino deterioro del tejido social" y que "esto tiene una cantidad de manifestaciones". Puso como ejemplo "la violencia doméstica y en especial los casos de femicidios, muchas veces seguidos del suicidio de aquel que comete el asesinato".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º