ELECCIONES 2019 

Cuatro bloques, menos de dos horas y una diferencia con el anterior: así será el debate

El debate entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou será trasmitido por cadena nacional de radio y televisión el próximo miércoles 13 desde las 21 horas.

Debate presidencial: Bloque "Futuro". Foto: Fernando Ponzetto.
Debate presidencial: Bloque "Futuro". Foto: Fernando Ponzetto - archivo El País

El debate sobre el debate tuvo ayer su punto final. La Corte Electoral -como mandata la ley 19.827- tomó el toro por los cuernos y fijó la fecha del primer debate obligatorio entre los candidatos a la Presidencia: miércoles 13 de noviembre.

Cuando a las 21 horas de ese día se dé la señal de aire, y las cámaras de televisión enfoquen a Daniel Martínez y a Luis Lacalle Pou detrás de sus correspondientes atriles, dará comienzo una de las novedades que trajo la campaña electoral en curso.

Y como toda cosa nueva, no está exenta de marchas y contramarchas. Ayer mismo, en la mañana, la ministra de la Corte Electoral en representación del Partido Nacional, Ana Lía Piñeyrúa, dijo en radio Carve que dudaba si se esté en condiciones de llegar con el debate para el próximo miércoles. Uno de sus argumentos fue la carencia de presupuesto, “porque la ley se votó pero no se pensó que tiene un costo todo eso”.

Pero su colega frenteamplista José Ignacio Korzeniak explicó que esa “es una postura personal de la ministra (Piñeyrúa) y no es una resolución de la Corte Electoral”. El ministro oficialista dijo que recién hoy el organismo tendrá “una idea más clara” de los costos, pero que estos “serían similares a lo que salió el debate de octubre”.

Es que el cruce televisivo entre Martínez y Lacalle será casi idéntico al protagonizado un mes atrás. Según los comandos de ambos equipos esto “no es así” porque habrá un tiempo extra, por fuera de las áreas temáticas, para el intercambio y la réplica.

Pero, en la práctica, volverá a ser un programa de una hora y media de duración, dividido en cuatro bloques y con reiteración de la mayoría de temas: economía, seguridad, educación y futuro del país.

Tal vez la mayor diferencia -más allá de lo que cada presidenciable tiene en juego- estará centrada en los aspectos técnicos. La televisión nacional será la responsable de la transmisión que se emitirá desde Estudio9, donde otrora era el Palacio Sudamérica y donde se filmaban los capítulos de Masterchef.

En la previa del debate de octubre, la tensión estuvo centrada en quiénes serían las caras visibles de la velada. Cada canal de televisión quería imponer a sus figuras. Para la edición del próximo miércoles, que será por cadena nacional de radio y televisión, habrá solo dos conductores: un hombre y una mujer.

Los comandos de los candidatos elevarán hoy una propuesta de presentadores, aunque nada hace prever de que tengan un desempeño distinto al debate de octubre: controlar el tiempo. Es que la Corte Electoral no impuso un espacio de preguntas, ni siquiera las preguntas cruzadas como son de estilo en los debates políticos de España y Brasil.

“Va a ser un debate más abierto, de más intercambio. Es lo que nos parecía mejor para esta etapa. El miércoles 13 cada uno tendrá la oportunidad de defender lo que le parece mejor”, dijo el presidenciable nacionalista Lacalle Pou.

A la Corte Electoral aún le resta firmar el reglamento del debate, ese que será sellado una vez que los candidatos lleven las ideas de moderadores, afinen los títulos temáticos y los directores de cámaras. El organismo rector de los comicios, por su parte, deberá consultar a la Asociación de la Prensa del Uruguay para dar el visto bueno final.

La cadena que "ata" la venta de publicidad

“El debate que se celebre será transmitido en vivo y en horario central por cadena nacional de radio y televisión”. Así comienza el segundo artículo de la ley que da origen al debate obligatorio. Lo que a priori parece un ingrediente para que la mayor parte de la población esté informada, termina siendo la piedra en el zapato para la realización. ¿Por qué? “Como es cadena, no puede haber tanda publicitaria y venta del espacio”, explicó José Ignacio Korzeniak, ministro de la Corte Electoral. Pero a pedido “de distintas partes, se buscará la manera de que pueda venderse sin alterar el contenido”. Eso sí: no podrá haber propaganda electoral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)