LOS GASTOS DE LOS CANDIDATOS

¿Cuánto hay que invertir para ganar la elección?

Los blancos Sartori y Lacalle tienen hoy los presupuestos más importantes.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Cartelería, propaganda televisiva, impresión de listas, alquiler de locales partidarios, y hasta combustible para recorrer el país. Todo cuesta plata. La cantidad que maneja el comando político es clave para ir descubriendo el futuro del candidato en las urnas. Y en esta campaña, además, con un escenario inédito: los montos que se van a gastar serán récord.

¿Cuál es el número “mágico” necesario para ganar una elección en Uruguay? En la pasada campaña electoral entre el Frente Amplio, el Partido Nacional y el Partido Colorado, invirtieron US$ 9 millones.

Ese número será superado en la actual campaña, según un relevamiento que hizo El País con los comandos políticos de los diferentes partidos.

De acuerdo a las consultas realizadas, el presupuesto que estiman invertir para las elecciones internas, las nacionales y la posibilidad de llegar a un balotaje en noviembre es de entre 6 millones y 8 millones de dólares en el caso de los principales candidatos.

Para la elección interna los blancos Juan Sartori y Luis Lacalle Pou son quienes manejan el presupuesto más significativo. El joven empresario es quien más va a invertir en esta etapa. El jefe de campaña, Pablo Viana, dijo a El País que gastarán US$ 2 millones. “Eso hasta el día de la elección interna, después vemos”, aclaró.

En el caso de Lacalle Pou su presupuesto para las internas es de US$ 1.850.000. Desde el comando puntualizaron que la gran parte se invierte en “vía pública” y los spots publicitarios. La gran parte del financiamiento la obtuvieron con la cena de recaudación donde el ticket costaba US$ 1.000.

“Yo soy un profesional de la política. Yo vivo de la política”, dijo el precandidato blanco la semana pasada en una ronda de prensa. Y argumentó que él “no tiene la suerte” de Juan Sartori, que se autofinancia la campaña

“Si no me ayudan, yo no podría hacerla”, sentenció, pero aclaró que aquel que crea que colaborando con su campaña se va a ver beneficiado en un futuro si llega al gobierno “está equivocado”.

El blanco remarcó que es central transparentar todas las finanzas y así lo harán ante la Corte Electoral.

“Si nos toca ser gobierno espero que vean quién colaboró y si es beneficiado. Sepan que no lo será”, explicó el líder blanco.

En el caso de Jorge Larrañaga gastará U$S 300 mil, según confesó, menos que lo que destinará Enrique Antía, que estima invertir entre US$ 500 mil y US$ 700 mil.

Carlos Iafigliola es quien la tiene más complicada. “Es terrible. Imprimar las listas me sacudió el tablero. Son unos US$ 18 mil. En lo que va de campaña habré gastado entre 35 mil y 40 mil dólares”, comentó.

El precandidato remarcó que el dinero determina posicionamientos electorales y eso debería ser corregido mediante normas. “Me parece mal, me parece horrible que se avance en política parados sobre una billetera gorda. Deberíamos tener todos las mismas chances de que la gente nos conozca. Que la gente decida en función de la historia personal. Esta campaña la estoy sufriendo más”, dijo.

En busca de ley

El Parlamento analizó modificaciones a la actual normativa sobre el financimiento de los partidos políticos. El proyecto se votó en el Senado y se trancó en Diputados. Le faltó el voto 50 de su partido. Asimismo, la oposición puso reparos y el oficialismo tampoco consiguió por ahí los votos sobre fin del año pasado. La iniciativa topea los montos que el candidato puede poner en la campaña en 48 mil dólares y prohíbe el financiamiento anónimo o de empresas. Y establece que los balances se hagan sobre todo el período electoral.

En el Frente Amplio manejan un sistema de aportes a los cuatro precandidatos. Desde el comando del socialista Daniel Martínez prefirieron no dar una cifra ya que aclararon a El País que aún no tienen el presupuesto final cerrado.

En el caso de Carolina Cosse manejará unos U$S 120 mil para la campaña interna, según comentó el encargado de finanzas del comando Alejandro Lagazeta. Así, puntualizó que hay una “cantidad de horas hombre solidarias” para el funcionamiento del equipo.

Mario Bergara dijo en entrevista con El País que invertirá unos US$ 300 mil, mientras que Oscar Andrade consignó que su campaña será “austera”.

“Nos dan unos 18 mil dólares, que es lo que nos da el Frente Amplio a cada candidato para la campaña. Sabíamos que jugábamos una campaña con muy pocos recursos”, dijo al programa “Así nos va” de radio Carve.

En el caso de los colorados las cifras son menores. Julio María Sanguinetti definió una campaña interna corta ya que su figura ya es conocida. Ernesto Talvi espera gastar alrededor de un millón de dólares.

El Partido Independiente no maneja presupuesto para las internas ya que no tiene competencia. Su candidato Pablo Mieres explicó que esperan gastar una cifra similar a la pasada elección: un millón de dólares. “Ojalá pueda ser un poco más, entre el millón y millón doscientos”, explicó.

En el caso del Partido de la Gente tenía a Edgardo Novick como único candidato, pero Fernando Carotta decidió salir a competirle. El fundador del partido maneja un presupuesto de US$ 350 mil para la elección interna. El monto que destinará para la contienda de octubre aún no lo tiene cerrado.

Unidad Popular estima gastar unos US$ 5.000 para impulsar a Gonzalo Abella a la presidencia, y a Eduardo Rubio al Parlamento.

El Estado paga US$ 1,5 por cada voto recibido. Los comandos pueden solicitar al Banco Republica (BROU) un adelanto a cuenta. Sin embargo, hasta el momento ninguno lo ha realizado, señalaron a El País fuentes de la entidad bancaria.

Jóvenes apuestan al microfinanciamiento

 “La democracia hoy tiene su precio”. Así presenta la lista 903 su plan de recolección de fondos para la campaña. El grupo que lideran Gonzalo Baroni y Fernanda Sfeir apoya a Luis Lacalle Pou y presentará una lista paritaria.

A través de su página web recogen aportes voluntarios de sus militantes y colaboradores. Los montos van desde los $ 100 mensuales a los $ 500. Cada persona que se sume a la iniciativa recibirá un informe desagregado de cuál fue el destino del total de la financiación. “El sistema de financiamiento de campañas políticas es muy injusto con las agrupaciones y candidatos que carecen de fondos propios”, plantean en la web.

Este sistema fue planteado tiempo atrás por el Partido Digital. Su líder, Justin Graside, explicó que es clave para mejorar la transparencia, y aportar a evitar la corrupción. “De pique queremos manejarnos así. En la página web está todo transparentado, con comprobantes y detalles en qué gastamos. La magia no está ahí, sino en hacer todas las finanzas transparentes. Hay militantes que nos han sugerido cómo mejorar la transparencia. Pretendemos una transparencia extrema y menos corrupción”, indicó.

ESPECIAL

Para saber más

Elecciones 2019: encuestas, noticias, frases, entrevistas, imágenes y videos de la campaña electoral en Uruguay los encontrás en nuestro especial Uruguay Vota

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)