LOS POSIBLES NUEVOS LÍDERES

Los colorados en carrera y un mate que hizo ruido; esperan por la vuelta de Pedro Bordaberry

Hay otras tres figuras que pueden tomar el mando de este partido político y que están en la mira, pero hoy no pueden hacer política.

Reunión entre colorados. Foto:  Fernando Ponzetto.
Reunión entre colorados. Foto: Fernando Ponzetto.

Los colorados tienen un problema bien distinto a los otros partidos socios de la coalición. No tienen candidato y tampoco nadie que asome con claridad a pronunciar la famosa frase de: “si mi nombre es solución...”.

Pero la carencia de posibles postulantes no se debe a falta de aspiraciones personales, o figuras que comiencen a mostrar un perfil más alto. Incluso en algunos casos “la barra colorada” empuja y alienta la salida al ruedo de algunos nombres.

La dificultad en el Partido Colorado pasa por la posición o responsabilidad que tienen estas figuras. La mayoría de ellos ocupan cargos en empresas o entes públicos desde donde no pueden hacer política partidaria pública.

El pasado Día de Reyes el máximo líder colorado, Julio María Sanguinetti cumplió 86 años. Su vigencia política lo coloca como el “líder de la tribu” pero el dos veces presidente de la República ya no estará en la carrera electoral de 2024.

Por eso, los colorados “orejean las cartas”. La expectativa central está en los movimientos de Pedro Bordaberry. Existe consenso general en que la definición del exsenador es clave para reorganizar la interna del Partido Colorado.

“¿Y, Pedro? Volvés al ruedo, ¿no?”, le preguntó Patricia Damiani a Bordaberry en setiembre de 2021 cuando ambos se cruzaron en la Expo Prado. “¿Vos me apoyás?”, le respondió Bordaberry con una sonrisa, y se limitó a dar una posición de futuro.

La pregunta de Damiani es la que se hacen todos los colorados desde hace un tiempo. Incluso no es la única que se lo transmitió directamente. Varios acudieron a reunirse con Bordaberry para sondear sobre su futuro. Algunos de ellos, a su vez, ya se ofrecieron para sacar listas en su apoyo si termina decidiendo volver a la contienda político-electoral.

Pero Bordaberry por ahora no dio su veredicto final, y si bien varios confían en que el fundador de Vamos Uruguay va a volver, hay otros que también son conscientes de que el exsenador invirtió un monto importante de dinero en su pasada campaña de 2014 que debió asumir casi en solitario.

Consejo de un asesor de imagen política

"Si querés ser candidato dejate la barba". El consejo es una de las reglas que maneja el experimentado asesor de imagen política, Francisco Vernazza, consejero de varios aspirantes presidenciales, entre ellos José Mujica. El comentario corrió como pólvora entre colorados, y varios blancos también, al ver el nuevo estilo que adoptó el ministro de Ambiente, Adrián Peña. A mitad del año pasado decidió dejarse la barba y cambiar la imagen con la que hizo la campaña de 2019. El líder de Ciudadanos quedó como principal referente del sector que fundó junto a Ernesto Talvi. 

Los otros nombres que aparecen en la conversación entre colorados están inhibidos de hacer política. Uno de ellos es Robert Silva, por ser el presidente del Codicen. El excompañero de fórmula presidencial de Talvi ha generado simpatía entre sus correligionarios, y lo destacan como un “hombre con gran llegada en el interior”.

El jerarca de la educación participó de la reunión de despedida de fin de año de la agrupación del diputado Felipe Schipani. Silva pasó a saludar un rato a sus compañeros de partido, entre los cuales hay algunos que lo ven con proyección nacional, y como una de las figuras de Ciudadanos a potenciar. De todos modos, si quisiera dar ese paso deberá dejar su cargo un año antes de las elecciones, lo que dificultará completar la reforma educativa que impulsa el gobierno de Luis Lacalle Pou.

Julio Luis Sanguinetti es otro de los que se tiene que mantener al margen de la actividad partidaria. Sobre eso lo consultaron en una entrevista con Montevideo Portal publicada ayer. “¿Tenés aspiraciones políticas para 2024? (Piensa) En la próxima elección nacional voy a estar. ¿Dónde? Donde el partido diga”, respondió.

El último que se sumó a la lista fue Gabriel Gurméndez. El presidente de Antel fue centro de comentarios todo el fin de semana en varios grupos de WhatsApp de colorados luego de una publicación en Twitter. Gurméndez publicó una foto donde aparece hablando por teléfono. “Hoy de mañana llamé a Norma para darle la bienvenida”, escribió en referencia a una usuaria que en el marco de la portabilidad decidió cambiarse a la empresa estatal.

La publicación generó varias reacciones en la red. Muchos comentaron los libros que alcanzaban a verse en la biblioteca del jerarca, donde hay textos sobre los líderes comunistas rusos Lenin, Trotsky y Stalin, en el mismo estante que una placa de Fructuoso Rivera.

Cuatro dirigentes colorados comentaron a El País que la gestión de Gurméndez en Antel es “un caudal a potenciar” políticamente en el futuro de quien ya ha ocupado cargos en el último gobierno colorado.

Otros dos hicieron referencia al posicionamiento del dirigente en la imagen, y les llamó la atención que posara con termo y mate. “No lo había visto tomar mate antes. Ni siquiera en el hipódromo”, comentó un legislador a El País.

Los colorados creen que se debe cuidar la figura de Gurméndez en la gestión de la empresa pública. “Es bienvenido todo lo que suma a hacer crecer al partido”, agregó otra fuente del Comité Ejecutivo Central colorado.

Otro de los nombres que apareció en la lista de altos dirigentes del Partido Colorado es el de Jorge Barrera. Algunos de ellos se reunieron y mantuvieron contactos telefónicos con Barrera para alentarlo a volver a la arena política, pero el abogado declinó de forma total una posible intención de retorno. Su apuesta está en la actividad privada, ampliando su estudio jurídico, y en la actividad académica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados