CAMPAÑA

Dos carreras contrarreloj contra ley de bancarización

El 23 de abril vence el plazo para recolectar firmas para habilitar plebiscito.

Recolección. Propuestas para habilitar un plebiscito buscan recolectar más de 100.000 firmas. Foto: Fernando Ponzetto.
Recolección. Propuestas para habilitar un plebiscito buscan recolectar más de 100.000 firmas. Foto: Fernando Ponzetto.

El tiempo para la recolección de firmas para habilitar un plebiscito que derogue o prohíba determinados artículos de la ley de “Acceso a la población a servicios financieros y promoción del uso de medios de pago electrónicos”, más conocida como “ley de bancarización”, se agota.

Dos propuestas compiten en una carrera contrarreloj por alcanzar las 260.000 firmas necesarias para habilitar la consulta popular. Por un lado, el candidato a la Presidencia por el Partido Verde Animalista, Gustavo Salle, impulsa una consulta (asociada a las elecciones nacionales) que busca agregar al final del artículo 52 de la Constitución de la República una normativa que prohíba “cualquier forma de bancarización obligatoria”.

Por otro, la Cámara Regional de Empresarios y Comerciantes del Este (Crece) integrada por Un Solo Uruguay y varios centros comerciales del interior del país promueven un plebiscito que no solo es mucho más abarcativo que el anterior, dado que busca derogar toda la ley 19.210, sino que propone “devolver y garantizar” a la ciudadanía los “derechos que están siendo vulnerados”.

A diferencia de esta propuesta que al no estar asociada a una elección, no tiene una fecha de cierre para presentar las firmas (calculan que tienen 180.000), Salle informó a El País que su agrupación ya recolectó 210.000 firmas. Recibirán firmas hasta el martes 23 para organizarlas y presentarlas ante la Asamblea General del Parlamento el viernes 26 de abril. Se requieren 260.000 rubricas para habilitar la consulta.

El candidato presidencial dijo a El País que tiene “esperanza” de que se puedan alcanzar todas las firmas y que no descarta que el propio 23 de abril se produzca “un aluvión de firmas” porque muchas planillas “todavía están en la calle”.

Salle señaló que está en contra de la “bancarización obligatoria” porque entiende que es “una obligatoriedad de intermediación de las instituciones financieras para reunirte con el esfuerzo de tu trabajo y además te cobra, utiliza un sistema de contrato de adhesión con cláusulas abusivas”. También consideró que la ley es un “avasallamiento del derecho humano a la libertad, consagrado en el artículo 7 de la Constitución y es una vulneración porque el Estado te obliga a contratar con un banco que te cobra”.

La ley 19.210 de “Acceso a la población a servicios financieros y promoción del uso de medios de pago electrónicos” universaliza la emisión y el uso de dinero electrónico en todas las operaciones de transferencias, pagos, débitos automáticos y cualquier movimiento u operación vinculada “con el valor monetario del instrumento de dinero electrónico emitido”.

El dinero electrónico son las tarjetas prepagas y billeteras electrónicas, entre otras herramientas de pago.

En su propuesta, Salle denuncia que la normativa “impone el movimiento de todo dinero a través de los bancos y obliga a permitir que los bancos tomen el control (supervisión) total de la intimidad económica individual, con el pretexto o la excusa de combatir la inseguridad pública (lo cual es absolutamente falso)”.

También considera que la ley “viola el derecho humano a la libertad, seguridad e intimidad”, dado que no “resguarda” la seguridad pública porque “los lineamientos de esta involucran quitar el dinero en efectivo de las calles, lo cual produce un corrimiento del delito y transformación de delitos como la rapiña y el hurto, en otros más graves como el secuestro y la extorsión. Por lo tanto, es una ley que, por su naturaleza, aumenta el riesgo para la vida de todos los habitantes de la República”.

Por su parte, Martín Rodríguez, presidente del Centro Comercial e Industrial de Rocha, señaló a El País que están en pleno proceso de contabilización de las firmas. Las mismas, indicó ya podrían alcanzar las 180.000.

Rodríguez dijo que la plataforma que impulsan los centros comerciales del interior del país es muy distinta a la de Salle: “Es la diferencia entre tener un abogado constitucionalista (ellos tienen a Jaime Sapolinsky) y uno penalista (en referencia a Salle), si sale la de él, se lo ejecutan por los locales de pagos, prohíben la bancarización pero no todo lo que no sea los bancos”, añadió.

El interior

La denominada “ley de bancarización” generó resistencia en empresarios, comerciantes y productores del interior. En su plataforma para habilitar un plebiscito, Crece, denuncia “la poca infraestructura existente”, así como “la poca preparación de la población” para utilizar los medios de pago electrónicos.

Sostienen que “modificar el régimen del curso legal de la moneda y sistema de pagos es un tema grave que debe de ser analizado mucho más detenidamente”.

También que “debe ser elección del usuario la forma de pago, ya que el curso legal de la moneda tiene efectos cancelatorios inmediatos”. Los comerciantes aclaran que no están en contra de la inclusión financiera, sino que “le decimos sí al sistema financiero, le decimos sí a las tarjetas, le decimos sí a los bancos, pero le decimos no a la imposición, le decimos no a la obligación y le decimos no a entregar nuestra libertad a costa de un negocio privado”, señalan en un documento denominado “No a la inclusión financiera obligatoria”.

Una encuesta del Instituto de Ciencias Políticas de la UdelaR a líderes de opinión (periodistas, políticos, empresarios) reveló que la inclusión financiera es la medida de gobierno más favorable.

Los candidatos que firmaron

La mayoría de los candidatos y precandidatos a las elecciones nacionales ya firmaron para derogar la ley de inclusión financiera.

La propuesta de los centros comerciales del interior del país fue firmada por los precandidatos del Partido Nacional Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga. Durante el encuentro del sector Todos del Partido Nacional, realizado en enero, Lacalle Pou anunció que, si llega a presidente, eliminará la obligatoriedad de la inclusión financiera. “No va a existir la obligación financiera”, dijo el senador, quien ya había presentado un proyecto de ley que modifica la ley aprobada en 2014. También ya firmaron por la misma propuesta el precandidato blanco Enrique Antía y no descartan que Juan Sartori lo haga en las próximas horas.

En el Partido Colorado firmó el precandidato Julio María Sanguinetti, el precandidato del Partido de la Gente, Edgardo Novick y varios integrantes de Unidad Popular. El candidato de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, también firmará para que se habilite la consulta en las próximas horas.
Paralelamente, hubo varios candidatos que también firmaron la propuesta impulsada por Gustavo Salle. Lo hicieron Sanguinetti, José Amorín Batlle, Edgardo Martínez Zimarioff y Pedro José Etchegaray del Partido Colorado y de Juan Sartori y Carlos Iafigliola del Partido Nacional; César Vega del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) e integrantes de Unidad Popular también colocaron su rubrica.

El precandidato colorado Ernesto Talvi ya anunció que no firmará por ninguna de las alternativas, tampoco lo hará el senador del Partido Independiente Pablo Mieres, quien indicó a El País que “no es necesario un plebiscito”. En su cuenta de Twitter Talvi escribió este miércoles: “La bancarización obligatoria es una fiesta para la DGI, no para el ciudadano. Incentivos sí, obligatoriedad no. La vamos a derogar por ley. No podemos andar zarandeando a la Constitución por cualquier tema que se nos ponga delante. Si la llamamos Carta Magna, respetémosla”. Mientras tanto, en el gobierno defendieron esta semana la normativa. El ministro de Economía Danilo Astori señaló a la Revista Martes desde Washington que “para nosotros constituye una de las transformaciones estructurales más importantes de los gobiernos del Frente Amplio en el área económica”.

Danilo Astori
“Reduce la utilización del dinero (efectivo)”
Danilo Astori, ministro de Economía y Finanzas. Foto: El País

"Conduce a una reducción sustancial de la utilización del dinero en efectivo y por lo tanto a reducir las posibilidades de que haya precisamente eventos de inseguridad (...) constituye una de las transformaciones estructurales más importantes de los gobiernos del Frente Amplio".

Julio María Sanguinetti
“El problema está en lo obligatorio”
Julio María Sanguinetti confirmó su candidatura. Foto: Leonardo Mainé.

"Las dificultades que tiene por la obligatoriedad de la ley de inclusión financiera (...) es un reclamo muy fuerte (...) mientras obligan al pequeño comerciante, (el sindicalista argentino) Balcedo tiene una mansión, autos y lanchas (...) el problema está en la obligatoriedad".

Juan Sartori
“No debería haber ley que obligue”
Juan Sartori. Foto: Leonardo Mainé

"Se debe brindar la posibilidad a cada uno de los ciudadanos a elegir y tomar sus decisiones con libertad (...) no debería haber legislación que obligue (...) en mis recorridas por todo el Uruguay he escuchado a la gente que me dice que no están preparados para esta ley".

Ernesto Talvi
“La vamos a derogar por una ley”
Ernesto Talvi. Foto: Leonardo Mainé

"La bancarización obligatoria es una fiesta para la DGI, no para el ciudadano. Incentivos sí, obligatoriedad no. La vamos a derogar por ley. No podemos andar zarandeando a la Constitución por cualquier tema".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)