ELECCIONES

La campaña sale al ruedo en las afueras de la Criolla

El entorno de la Rural del Prado es escenario de la lucha por los votos.

Precandidatos, más ediles, diputados y correligionarios buscan captar votos en uno de los clásicos de Turismo. Foto: Fernando Ponzetto
Precandidatos, más ediles, diputados y correligionarios buscan captar votos en uno de los clásicos de Turismo. Foto: Fernando Ponzetto

La avenida Lucas Obes, a la altura de la Rural del Prado, es por estos días un desfile de democracia. O una muestra de estrafalarias ocurrencias de la militancia política. Allí, Mujica es el nuevo Che Guevara. Larrañaga deviene en estrella pop. Sanguinetti sale de un poema de García Lorca. Y Bergara está por volar en globo al festival de Capadocia.

En el prodigioso mundo de las campañas políticas, se venden a $ 250 las remeras con el rostro en serigrafía del expresidente José Mujica imitando la foto de Alberto Korda que inmortalizó a Guevara. También se puede hacer una selfie con la silueta del líder de Alianza Nacional, fotografiar al enorme globo inflable con la cara del expresidente del Banco Central o leer un cartel en un puesto colorado que anuncia que “A las cinco de la tarde, (eran) las cinco en punto de la tarde” estará Sanguinetti…

Si adentro del predio domina el olor a maní tostado con mezcla del aceite de los churros y la grasa de las torta fritas, afuera huele a papel satinado y al pegote de las calcomanías. Al menos 30 puestos (gazebos) de los distintos partidos políticos recuerdan que esta no es una Semana Santa más. Es tiempo de campaña electoral.

Para aquellos que perciben el mundo primero por el sonido, también hay material. Cada dos o tres puestos hay un parlante en el que los partidarios sacan a relucir sus noveles jingles, casi todos ellos con coros mixtos y estilo de música popular uruguaya. Los tambores de Juan Sartori dan paso al rapeo de Carolina Cosse, este a las guitarras criollas de Jorge Larrañaga, a las eléctricas de Luis Lacalle o al rock murguero de Daniel Martínez.

Precandidatos, más ediles, diputados y correligionarios buscan captar votos en uno de los clásicos de Turismo. Foto: Fernando Ponzetto
Precandidatos, más ediles, diputados y correligionarios buscan captar votos en uno de los clásicos de Turismo. Foto: Fernando Ponzetto

Para el edil Mariano Arana “es un exceso”. El exintendente, de visita al puesto de la Vertiente Artiguista, saca su chapa de arquitecto y admite que lo ha sorprendido “esta especie de pelea por el sonido, todos con los parlantes a todo lo que da y molestando a los vecinos”.

Parece que el sonido es tan fuerte que se cuela adentro del predio y contagia hasta a los payadores quienes, a metros del ruedo, improvisan unas décimas alusivas: “Salud democracia y trabajo/pedimos los orientales / con seguridad e ideales / del libertador que trajo / nuestro prócer desde abajo…”, canta Juan Pedro Gutiérrez, un maragato que lleva 42 años componiendo versos y esta es la primera vez que se anima a hablar de política.

De lo que pocos se animan a halar es de precios. ¿Pagar por militar? “Eso va en contra de la ideología”, dice una de las repartidoras de volantes en el puesto del Partido Comunista. “No lo necesitamos, esta carpa la armamos mi esposa y yo”, agrega Mario Gutiérrez, dirigente de “Juntos Somos Más” que apoya la precandidatura de Sartori. “Acá vienen por los bizcochos de la tarde”, bromea el diputado Pablo Abdala que acaba de llevarle a sus correligionarios unos croissant recién salidos del horno.

Precandidatos, más ediles, diputados y correligionarios buscan captar votos en uno de los clásicos de Turismo. Foto: Fernando Ponzetto
Precandidatos, más ediles, diputados y correligionarios buscan captar votos en uno de los clásicos de Turismo. Foto: Fernando Ponzetto

Pero fuera de micrófonos, los más jóvenes admiten que hay quienes se “hacen su changa”. La paga varía entre $ 350 por repartir folletos de día a $ 800 por cuidar el gazebo durante la noche.

Es que armar y desarmar todo “no tiene sentido”, cuenta Bettiana Díaz, una militante del MPP que ayudó en la construcción del puesto el día miércoles y a la que le gusta quedarse durante las noches “porque se comparten mates y la radio entre todas las agrupaciones”.

Sucede que, pese al fuego cruzado en redes sociales, en la calle aún se respira cierta tolerancia. Ninguno de los puesteros denunció insultos o rotura del material. Ni siquiera los simpatizantes de Raúl Sendic, en épocas en que el exvicepresidente es motivo de burlas: “Hasta se acercan y nos dicen: ‘pobre lo que le están haciendo al muchacho’”.

P.D.: si usted es de los que detesta la campaña electoral, no se preocupe: hay candidatos que reparten el fixture de la Copa América.

Precandidatos, más ediles, diputados y correligionarios buscan captar votos en uno de los clásicos de Turismo. Foto: Fernando Ponzetto
Precandidatos, más ediles, diputados y correligionarios buscan captar votos en uno de los clásicos de Turismo. Foto: Fernando Ponzetto
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)