Balance "positivo" del Ejecutivo

Caja Militar: votos en duda por negativa a bajar topes

El presidente Vázquez se paró firme y dio por cerrada la negociación.

Tabaré Vázquez tuvo la última palabra en la reforma de la Caja Militar. Foto: Fernando Ponzetto
Tabaré Vázquez tuvo la última palabra en la reforma de la Caja Militar. Foto: F. Ponzetto

Tabaré Vázquez sorprendió una vez más a la bancada del Frente Amplio, al rechazar por segunda vez la propuesta de varios sectores del Frente Amplio para bajar el tope de las jubilaciones que cobran los oficiales de las Fuerzas Armadas. La decisión generó malestar y los 50 votos para aprobar el proyecto de ley de reforma de la Caja Militar todavía no están asegurados.

La negativa a acceder al pedido del Partido Comunista, el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) y el grupo IR de Macarena Gelman tomó por sorpresa a varios grupos dentro de la coalición. El diputado Carlos Coitiño (PVP) dijo a El País que la decisión de Vázquez es "exactamente lo opuesto a lo esperado como respuesta del Poder Ejecutivo". "Por tanto estamos reflexionando, todavía no tomamos una resolución", señaló.

Consultado sobre si esto generó malestar, se limitó a contestar: "No estamos para festejar". En ese marco, recordó que el pedido que habían realizado para bajar los topes jubilatorios no afectaba al personal de tropa y contaba con el aval del diputado de la Liga Federal, Darío Pérez. Hoy, la bancada tomará una resolución. "Ahora la cosa es muy simple, se vota o no se vota". Según dijo, la decisión se tomará a nivel de todos los diputados que se reunirán a partir de la hora 10.

Por su parte, el secretario general del Partido Comunista y senador Juan Castillo dijo a El País que el sector "seguramente" termine cerrando filas con el resto de la bancada y por lo tanto vote la iniciativa que no contempla la baja de los topes jubilatorios como se había solicitado al Ejecutivo.

"Hubo un tiempo para debatir, para discutir, para acordar y para proponer y hay una respuesta del Consejo de Ministros y en este escenario ya no tenemos con quién discutir para mejorar este proyecto. Por lo tanto lo mejor sería votarlo", señaló Castillo.

Básicamente Vázquez se limitó a aceptar los puntos que habían sido acordados entre el PVP, el Partido Comunista y el grupo IR, con Pérez, quien había puesto en duda el voto 50 si no se modificaba el proyecto de ley para favorecer "a la tropa".

Tras cinco meses de discusión en una comisión bicameral del Frente Amplio y 40 días adicionales de estudio en la Cámara de Diputados donde se reclamaban modificaciones, el coordinador de bancada Feli-pe Carballo (Lista 711) dijo a El País que hoy se fijará una posición final al respecto del proyecto de ley.

"Desde la bancada se hicieron todos los esfuerzos para alcanzar el voto 50 y lo que se generó fueron los ámbitos necesarios para que todos los sectores fueran escuchados", resaltó. El coordinador señaló que el Ejecutivo dio los fundamentos por los que no quiso acceder al pedido de la bancada, pero optó por no hacer públicas las razones.

Impuesto a militares quedó por el camino

Junto con la reforma de la Caja Militar, el Poder Ejecutivo había remitido al Parlamento un proyecto de ley para gravar con un impuesto transitorio (por 18 meses) a los jubilados militares que ganaran más de $ 54.165 mensuales.

La medida pretendía ser aplicada por el Ministerio de Economía para bajar la cantidad de aportes que se hacen año a año desde Rentas Generales al Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas.

El proyecto de ley fracasó tras la decisión del diputado "rebelde" Darío Pérez (Liga Federal) de negarse a votarlo, en contra de lo resuelto por la Mesa Política.

Como no hubo apoyo a esta iniciativa de parte de la bancada oficialista, la misma quedará descartada y no podrá volver a ser presentada hasta la próxima legislatura.

En el caso de que la bancada resuelva a favor de la votación del proyecto de ley, el mismo se votaría esta semana ya que luego debe ser aprobado por el Senado. El plazo límite es el 26 de octubre, dado que no se pueden modificar aspectos de la seguridad social en el año previo a las elecciones.

Si hay diferencias internas, como todo lo indica, la bancada puede adoptar una resolución por mayoría e imponer el mandato político para que los sectores cierren filas detrás de la decisión adoptada por el presidente Vázquez en acuerdo con el Consejo de Ministros.

Tabaré Vázquez tuvo la última palabra en la reforma de la Caja Militar. Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

Condiciones.

En atención al acuerdo alcanzado entre Pérez y la bancada, Vázquez decidió en el Consejo de Ministros aceptar las modificaciones que establecen que la aplicación del nuevo régimen será para los nuevos ingresos y el personal subalterno que tenga menos de cinco años de antigüedad y no 15 como se proponía originalmente en el texto remitido por Vázquez al Parlamento.

También aceptó el pedido del diputado rebelde para que los familiares del personal que fallezca en un acto de servicio cobren el 100% de su salario.

En último lugar estuvo de acuerdo que se les permita seguir desempeñando tareas a los funcionarios que lleguen a la edad de retiro obligatoria sin haber computado la cantidad de años de servicio requeridos para cobrar la jubilación. Esto, había sido planteado por Pérez para los casos de técnicos que trabajaban en Sanidad Militar.

Los puntos aceptados por Vázquez fueron comunicados ayer en conferencia de prensa por el prosecretario Juan Andrés Roballo y el secretario de la Presidencia Miguel Ángel Toma. Antes, el propio Vázquez se comunicó con el coordinador de la bancada para trasmitir de primera mano su respuesta, tras una semana de cuarto intermedio. Fuentes del Ejecutivo indicaron a El País que la decisión de no acceder a la rebaja del tope para oficiales de $ 151.000 a $ 139.000 (para las jubilaciones más altas) y de $ 110.000 a $ 101.000 (para el resto de los oficiales) implicó una larga discusión en el Consejo de Ministros y a pesar de las diferentes posiciones se acordó por unanimidad.

Gral. Fígoli se alejó del Movimiento Unidos Podemos, que busca alianza

Hebert Fígoli, integrante del Movimiento Unidos Podemos. Foto: Ariel Colmegna.
Hebert Fígoli. Foto: archivo El País

El Movimiento Unidos Podemos (MUP), que se integra mayormente por militares retirados, quedó sin su conductor. El general Hebert Fígoli se alejó del movimiento por diferencias en la estrategia a aplicar con vistas a las elecciones internas y luego las nacionales de 2019.

Anoche se realizó una asamblea, pese al feriado, en donde voceros del movimiento explicaron lo sucedido con Fígoli y el nombramiento de un comité provisorio. Asimismo, se informó que el movimiento está en negociaciones con agrupaciones de partidos de la oposición buscando aliarse y presentar al MUP como sublema.

El MUP ya ha mantenido contactos con sectores de los partidos Nacional y Colorado, y en las próximas horas hará lo propio con el Partido de la Gente.

La idea del sector es poder mantener su independencia dentro de un lema con el que negocien buscando llegar a tener representación en el Parlamento y en las Juntas Departamentales.

En la asamblea se puso de manifiesto que lo que pretenden no es "sentirse representados" en el Parlamento, sino "estar representados" por uno de ellos que participe e incida en las decisiones que afectan a las Fuerzas Armadas, como por ejemplo en el caso de las leyes que se están considerando ahora en el Parlamento, la que reforma la Caja Militar y la modificativa de la ley Orgánica de las Fuerzas Armadas.

Entre los postulados del movimiento se informó en la asamblea para los nuevos adeptos al MUP que se apunta a la convicción ética y el respeto a la Constitución y las leyes.

Figuran como valores del sector la libertad, la patria, la ley y el orden, la solidaridad y la equidad entre otros.

El movimiento emitió un comunicado a propósito del alejamiento de Fígoli que señala que "agradecemos su profundo compromiso en la conformación estructural de este Movimiento, considerando que su aporte y valorados esfuerzos son parte del crecimiento de este grupo de ciudadanos".

Fígoli fue uno de los impulsores de la fundación del MUP.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)