REFORMA CONSTITUCIONAL

Blancos desconfían de solución de Vázquez y juntarán firmas

Se lanzó la campaña que debe reunir unas 280.000 adhesiones para plebiscito.

"Hay una situación de fractura social y de marginalidad", alertó Larrañaga. Foto: Marcelo Bonjour
"Hay una situación de fractura social y de marginalidad", alertó Larrañaga. Foto: M.Bonjour

La creación de un nuevo organismo en el ámbito de Presidencia para encargarse de coordinar la seguridad pública, como decidió el presidente Tabaré Vázquez, molestó en sectores del Partido Nacional que desconfían de la efectividad de la iniciativa. La situación quedó de manifiesto en el acto de lanzamiento de la campaña de recolección de firmas para reformar la Constitución con el fin de contar con mejores herramientas legales y operativas para combatir la delincuencia.

Jorge Larrañaga, líder del sector blanco Alianza Nacional, encabezó ayer el acto de la campaña que busca reunir unas 280.000 firmas para aplicar el mecanismo de reforma de la Constitución. De llegarse a esta cifra y una vez homologada por la Corte Electoral, las propuestas de Larrañaga serían sometidas a consideración de la ciudadanía el día del acto electoral de 2019.

Los precandidatos presidenciales por el Partido Nacional Carlos Iafigliola (movimiento Adelante) y Juan Andrés Ramírez (movimiento Orejanos) apoyaron la iniciativa con su presencia y formaron parte de la comisión nacional de recolección, que encabeza Silvia Ferreira, hija de Wilson Ferreira Aldunate.

El eslogan escogido para la campaña es "Vivir sin miedo", y fue Larrañaga el primero en estampar la firma. Las cuatro propuestas a incluir en la reforma son permitir —mediante autorización del juez y cuando haya sospechas— los allanamientos nocturnos de fincas; crear la reclusión permanente revisable al cabo de 30 años; no permitir beneficios liberatorios debiéndose cumplir con la totalidad de la pena en casos de delitos graves; y crear una Guardia Nacional de 2.000 efectivos militares debidamente instruidos para actuar, todo lo cual fue explicado por el intendente de Colonia Carlos Moreira, que forma parte de la comisión nacional.

En la presentación Larrañaga afirmó que "la inseguridad hoy es un problema de inusitada gravedad" en el país, que asiste "a una fractura social".

Gandini había declarado ayer que la comisión anunciada por el Poder Ejecutivo es una "movida publicitaria", en tanto Iafigliola manifestó sus dudas con respecto a la efectividad de la misma.

Interna.

El legislador, incluso, afirmó en el lanzamiento de la recolección de firmas que está "cansado" de que en cada recorrida por Montevideo y el interior personas de distintas filiaciones políticas le pidan que "hagan algo" con la inseguridad.

Si la recolección de firmas resulta exitosa "lo que vamos a hacer es trasladarle a la gente la posibilidad del ejercicio directo de la democracia". Porque al no contar con mayoría en el Parlamento para impulsar leyes y planes concretos, le pedirá a la gente que "ejerza usted ese poder, nosotros no tenemos los votos, haga algo. Firme para que el pueblo decida", comentó Larrañaga.

"Tenemos que poner a los militares en la calle como estuvieron en Dolores la noche del tornado; tenemos que endurecer las penas para que los delincuentes se queden el mayor tiempo posible presos y la gente pueda vivir sin miedo", remarcó.

En lo que pareció una crítica al sector de Luis Lacalle Pou, que no participa de la campaña de firmas para reformar la Constitución, Gandini afirmó que "es verdad que muchos se han quedado mirando y no somos demasiados los que salimos. Pero la clave está en la gente", afirmó Gandini.

Moreira, que fue subsecretario de Interior, dijo que en los años de 1990 había 2.500 rapiñas por año y que ahora la cifra se multiplicó por diez. "Era otro Uruguay", destacó. Y agregó que en la actualidad los homicidios se han disparado. Puso como ejemplo que en el primer cuatrimestre de este año ha habido un 80% más de crímenes que en el mismo período de 2017.

"No hay amenaza a los derechos humanos, no estamos en dictadura", sostuvo el intendente en relación con la creación de una Guardia Nacional integrada por militares.

Larrañaga, en tanto, afirmó que en el país "falta liderazgo y decisión", en alusión al presidente Vázquez, "para combinar las políticas sociales con las políticas de seguridad para combatir a la delincuencia".

"Los uruguayos quieren respuestas del sistema político, no palabras. Todos sabemos que como consecuencia de las mayorías parlamentarias legítimamente obtenidas en las urnas, hay una suerte de bloqueo a iniciativas que permitan con mayor eficacia combatir la delincuencia", manifestó Larrañaga.

Ya en las próximas horas comenzará efectivamente la recolección de las firmas en puestos fijos en Montevideo y el interior del país, adonde se harán llegar las papeletas por parte de la comisión nacional de organización.

Este fin de semana varias agrupaciones políticas aliancistas se desplegarán por varios puntos de concentración de ciudadanos en procura de conseguir las miles de adhesiones que se necesitan para reformar la Constitución.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º