PARLAMENTO

Arbeleche criticó resultado fiscal del FA y le dijeron que quiere “tapar el sol con un dedo”

La ministra de Economía habló en el Parlamento del peor resultado fiscal en 30 años durante la presentación de la Rendición de Cuentas del último año de gobierno de Vázquez.

La ministra Azucena Arbeleche habla ante una comisión legislativa. Foto: Leonardo Mainé
Arbeleche y el equipo económico presentaron ayer en el Parlamento los números del último año del gobierno de Vázquez. Foto: Leonardo Mainé.

El senador frenteamplista Mario Bergara intentó varias veces pero no había caso: no le funcionaba la computadora. La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, acababa de terminar su presentación del proyecto de Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal sobre el último año del gobierno de Tabaré Vázquez, con una visión muy crítica sobre los resultados de la política económica del Frente Amplio.

Y entonces era el turno de los senadores frenteamplistas Bergara y Daniel Olesker, a quienes el presidente de la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda, Gustavo Penadés, había habilitado a realizar una presentación para dar la visión alternativa. Pero Bergara no podía hacer funcionar la computadora para realizar su presentación con el tradicional Power Point. “¿Puedo ir ahí?”, preguntó y señaló la mesa donde estaba el equipo económico. La ministra le dijo que sí y terminó rodeada de los dos senadores frenteamplistas. “Que foto difícil de igualar”, dijo Penadés. Todos se rieron. Ellos estuvieron cerca físicamente pero, eso sí, las posturas fueron distantes.

Olesker, Arbeleche, Bergara y Blanco, juntos. Foto: El País
Olesker, Arbeleche, Bergara y Blanco, juntos. Foto: El País

En una sesión de más de cuatro horas se dio el choque de los dos relatos sobre cómo dejó los números el Frente Amplio. Buena parte del tiempo de debate se lo llevó esa discusión sobre esas dos visiones, según dijeron a El País participantes de la reunión. La izquierda hizo foco en los avances en los 15 años y justificó los números de déficit, mientras que el oficialismo advirtió que es el peor resultado fiscal en tres décadas.

La situación es poco habitual: el gobierno de Luis Lacalle Pou presenta una Rendición de Cuentas sobre el último año de gobierno de otro partido. El último antecedente es de 2005, cuando el Frente Amplio y el Partido Colorado, con los votos en contra del Partido Nacional, aprobaron la Rendición del último año de Jorge Batlle.

Choques políticos.

Hubo algunos cruces que tuvieron como protagonistas sobre todo a Arbeleche y Bergara. La ministra, por ejemplo, argumentó que la sostenibilidad de las políticas sociales depende de la sostenibilidad de las finanzas y le preguntó si estaba de acuerdo. “No me lo tiene por qué contestar”, le advirtió. El expresidente del Banco Central estuvo de acuerdo con eso. Pero Arbeleche también le echó en cara que la presentación visual que realizó ayer tenía banderas del Frente para representar la evolución de indicadores en los años de gobierno de izquierda y la del Partido Nacional y Colorado la de los años anteriores a 2005. “La única bandera que corresponde es la del país”, dijo Arbeleche.

Bergara, en tanto, le preguntó por qué en su presentación incluyó el tema del retraso del tipo de cambio. La ministra no respondió y el también senador frenteamplista Enrique Rubio reiteró la consulta. Arbeleche, según dijeron a El País participantes de la reunión, dijo que eso depende de la evolución de la economía y competitividad. En la oposición deducen que se seguirá con una política de suba del dólar.

También hubo una “discusión temporal” porque Arbeleche sostuvo que ella no estaba “jugando”, como entiende que ocurrió en el pasado, donde “según la variable que se quería presentar, el horizonte temporal que se presentaba". Se negó a discutir “estos 15 años”.

Azucena Arbeleche, este martes en el Parlamento. Foto: Leonardo Mainé
Azucena Arbeleche, este martes en el Parlamento. Foto: Leonardo Mainé

En conferencia de prensa, la ministra argumentó que presentó el proyecto “en cumplimiento del artículo 214 de la Constitución” y que lo hizo por “un tema de forma” pero no comparte “en absoluto” la política económica del FA. A la ministra le preocupa “la sostenibilidad de las cuentas fiscales” y resaltó: “No estamos enamorados de un número fiscal”.

Su presentación hizo foco en el deterioro de las finanzas públicas, el peor resultado fiscal en tres décadas, el aumento de la pobreza y caída del empleo y que hubo recesión técnica en el último trimestre de 2019. Dijo que el ajuste lo hizo el sector privado y que las tasas de empleo y desempleo están en su peor nivel desde 2007. Y siguió: la inflación estuvo 47 meses por encima del rango meta en el gobierno anterior.

El nacionalista Jorge Gandini dijo que 2019 fue el peor año de los últimos cinco y a su vez esos cinco años fueron “los peores de los 15” del Frente. Sergio Botana, también del Partido Nacional, dijo que uno de los mensajes de la ministra fue que si persiste el déficit creciente no habrá con qué realizar políticas sociales.

El “relato frenteamplista” apuesta a un horizonte “más largo” y mostrar las fortalezas que se construyeron en 15 años. El informe de Bergara y Olesker indica que el gobierno, “con descontextualizaciones y presentación sesgada de datos, busca tapar el sol con un dedo”. Y agrega que en los gobiernos del Frente Amplio la economía creció como nunca antes; la deuda pasó de representar casi todo el PIB a menos de la mitad del PIB; se crearon más de 300.000 puestos de trabajo y se redujo la pobreza.

“Es el mismo relato del gobierno cuando le habla a los inversores internacionales”, dijo Bergara. A su juicio, el déficit es más alto que hace 15 años pero “la fortaleza financiera del Estado es increíblemente más potente”. El informe frenteamplista dice que el 70% del incremento del gasto público en los 15 años anteriores es gasto social: salud, educación, jubilaciones y pensiones, asignaciones familiares y seguridad.

Para el frenteamplista José Carlos Mahía, quedó claro un relato del gobierno que quiere justificar en el Presupuesto un ajuste y reducción drástica, en “un anticipo de la motosierra 3.0”. Rubio, en tanto, preguntó si se mantiene el presupuesto para ciencia y tecnología, tan decisivo en la pandemia. Arbeleche dijo que sí, que se le dará prioridad.

¿La coalición aprobará Rendición? “Las chances hoy son 50 a 50”

El proyecto de Rendición de Cuentas iba a ser votado hoy en comisión, pero el oficialismo pidió tiempo hasta la próxima semana para adoptar una posición común. En la coalición hay diferentes posturas y algunos senadores creen que se debe rechazar “con un claro mensaje de que no se comparte en lo más mínimo” la política económica llevada adelante por el Frente Amplio, en especial en 2019, dijo el senador Gustavo Penadés, coordinador de la bancada nacionalista. Ayer hubo contactos para adoptar una posición común, pero se realizan averiguaciones para ver si hay algún perjuicio a nivel legal si hay un rechazo del proyecto, lo que implicaría que no pase a Diputados. Una fuente de la coalición dijo que las chances son “50 a 50%”. Para el senador frenteamplista Enrique Rubio, “sería un disparate no aprobar la Rendición, caótico”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados