LEY DE URGENCIA

Andrade y Bonomi contra cambios en derecho de huelga: son "violatorios" e "imprecisos"

El senador comunista Óscar Andrade consideró que es "un derecho que los trabajadores uruguayos lo han sabido defender siempre, aún en momentos dramáticos para la vida del país".

La Comisión de Hacienda analiza el texto ya aprobado el año pasado por Diputados. Foto: Gerardo Pérez
Parlamento del Uruguay. Foto: Gerardo Pérez

Este jueves, la comisión especial del Senado que analiza la ley de urgente consideración (LUC), votó el capítulo referido a las relaciones laborales y seguridad social, comprendidos entre los artículos 397 y 406 del proyecto de ley que cuenta con más de 500 artículos, el cual fue remitido por el Poder Ejecutivo al Parlamento a fines de abril. 

Una de los cambios que desató polémica entre oficialismo y oposición es el artículo 397, que refiere a la "libertad de Trabajo y derecho de la dirección de la empresa", que señala que "el Estado garantizará el ejercicio pacífico del derecho de huelga, el derecho de los no huelguistas a acceder y trabajar en los respectivos establecimientos y el derecho de la dirección de las empresas a ingresar a las instalaciones libremente".

Desde la oposición, los senadores Óscar Andrade y Eduardo Bonomi apuntaron varias críticas a las modificaciones previstas.

El senador comunista primero destacó que el derecho de huelga está "declarado en la Constitución" y que es "un derecho que los trabajadores uruguayos lo han sabido defender siempre, aún en momentos dramáticos para la vida del país".

En tal sentido, indicó que "sin huelgas no tendríamos ocho horas, asignaciones familiares, jubilaciones".

Sobre el contenido que plantea la ley de urgencia, señaló que esta modificación al derecho de huelga se hizo "sin haber agotado un proceso de discusión con las partes".

Afirmó que el Consejo Superior de Salario "ni siquiera tuvo conocimiento de la norma, y las consultas con la amplitud que reclama la (Organización Internacional del Trabajo) OIT parece claro que no se hicieron".

En tanto, consideró que "no parece haber ninguna emergencia en el Uruguay respecto a las huelgas", sino que la emergencia son "los 200.000 uruguayos en el seguro de desempleo, cientos de miles que están culminando ahora una ronda de negociación salarial y no se conoce la propuesta del Poder Ejecutivo", entre otros asuntos.

Poniendo el foco en el articulado de poco más de 500 artículos, dijo que "no hay una sola línea" sobre los problemas del trabajo que citó anteriormente. Además, entiende que se da una señal "muy imprecisa" sobre quién garantizará el derecho de huelga.

También apuntó a la redacción de la misma al señalar que si bien es "menos espantosa que la original, claramente hay cosas que nos preocupan", dijo.

El senador comunista también se refirió a la conflictividad laboral y destacó que el "90% de los conflictos en Uruguay se provoca por incumplimientos patronales". En ese sentido, entiende que "si efectivamente lo que se quiere es prevenir que las relaciones laborales deriven en el conflicto, en donde habría que enfocar es en la causa de los conflictos".

Por otro lado, Andrade entiende que el proyecto que presentó Cabildo Abierto que busca regular la actividad de los sindicatos, para otorgarle personería jurídica, es "prácticamente calcado de la dictadura, de la norma de (Néstor) Bolentini para reglamentar la libertad sindical y a los sindicatos".

Al respecto, señaló que "justo cuando se debate esto en la LUC, simultáneamente, uno de los partidos que integra la coalición presenta una norma para podar derechos laborales". Esto lo consideró una "señal pésima" y reiteró que "las urgencias en el trabajo son otras".

A través de un mensaje de la cuenta de Facebook de su sector, MPP 609, Bonomi consideró que están "en contra de los cambios laborales que establece la ley de urgente consideración porque es violatorio del derecho de huelga".

En ese sentido, indicó que "para reglamentar el derecho de huelga no apela a la huelga sino a los piquetes, que los prohíbe porque dice el Poder Ejecutivo que es lo que le hace perder el carácter pacífico a la huelga".

Sobre esta consideración de los piquetes dijo que "no es cierto" porque entiende que los trabajadores "repartiendo volantes en la entrada de la fábrica son un piquete" pero que "no afectan ni el orden público ni la libre circulación, solamente intentan que se tome consciencia de la medida que están llevando adelante".

Además, sostuvo que en el contenido de la ley de urgencia "a quien se le reserva el derecho de interpretar el carácter pacífico o no de la medida es al Ministerio del Interior. Entonces, el Ministerio del Interior puede intervenir directamente en una medida sindical, sin que esa medida sindical tenga un ápice de violencia", consideró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error