Publicidad

Amazon espera trabajar con "socios locales" para ofrecer internet: Movistar y Claro estarían dispuestos a escuchar

El internet satelital está cada vez más cerca de Uruguay; Satarlink, la firma de Elon Musk, también busca entrar al mercado local.

Compartir esta noticia
Amazon
Amazon buscará "socios locales" para brindar internet
Foto: AFP

La web está repleta de videos donde hay personas asombrándose tras avistar luces que se mueven en el cielo. Esto pasa a nivel mundial. Pero, pese a la creencia de varios de que se trata de ovnis, la respuesta es que son satélites de Starlink, la misma empresa que pidió hace unos meses al gobierno uruguayo ofrecer internet. Y no es la única que quiere llegar a Uruguay con ese objetivo: Amazon, con su Project Kuiper, ya recibió la autorización para operar en el país e instalar una estación terrena fija en Montevideo.

Ambas firmas llegarán -si es que Starlink consigue la habilitación- para cambiar las reglas del juego en el mercado uruguayo. Y es que sus miles de satélites en la órbita terrestre les permiten ofrecer internet a nivel mundial incluso en zonas alejadas a las que la fibra óptica y el internet móvil no llegan.

Amazon -que recibió la habilitación y las instrucciones de cómo seguir adelante por parte de la Unidad Reguladora de Servicio de Comunicaciones (Ursec) al cierre de 2023- marcó en una declaración a El País que esta es una “iniciativa a largo plazo”. La empresa aseguró que esperan “trabajar con el gobierno de Uruguay y socios locales para conectar a clientes y comunidades en todo el país, incluidos lugares rurales y remotos de Uruguay”.

“Tendremos más para compartir en el futuro sobre nuestros planes”, respondió ante las consultas de El País sobre detalles de su proyecto a nivel local.

Luz verde

El gobierno le habilitó a Amazon -para su Project Kuiper- la “instalación de enlaces, medios y sistemas de telecomunicaciones para su provisión o arriendo a terceros”. Significa, entonces, que no podrá ofrecer internet al cliente final aunque sí a empresas que estén en el mercado como hoy lo son Antel, Claro y Movistar.

La Ursec también la habilitó a instalar y operar una estación terrena fija destinada a establecer enlaces de pasarela, llamada gateway.

Starlink, por su parte, pidió a la Ursec ofrecer el servicio de internet satelital. Y hasta ahora es todo lo que se sabe sobre su pedido, ya que no son públicas las especificaciones enviadas al gobierno. Pero hay un dato no menor: en el sitio web de Starlink se asegura que el servicio estará disponible en territorio uruguayo en el tercer trimestre de este año.

Starlink también pidió a la Ursec ofrecer el servicio de internet satelital

Mercado

Obviamente, la llegada de estos actores impactará en el mercado local. Aún queda por saber con qué precios, planes y calidad de internet llegarán, sea para el consumidor final o para proveer del servicio a licenciatarios de servicios de telecomunicaciones.

Uno de las compañías que opera en el país, Telefónica Movistar Uruguay, indicó a El País que “siempre” están “dispuestos a explorar posibles acuerdos con los distintos actores de la industria”, para que sus “clientes siempre accedan a los servicios que más les satisfagan”.

Y añadió: “En los mercados en los que Starlink está presente, se ofrece una solución de conectividad en zonas a las que no llegan los servicios que brindan las operadoras. Este también sería el caso en Uruguay”.

El director de asuntos regulatorios e institucionales de Claro para Uruguay, Argentina y Paraguay, Alejandro Quiroga López, comentó a El País que las “ofertas (de internet) satelitales son complementarias de las redes móviles y fijas, por lo que no desplazan a esos servicios”.

Y que le “parece bien” la posibilidad de llegada de nuevos actores ya que esto “ayuda a tener más oferta”, sobre todo en “lugares del país como las rutas o donde hay poca población y es insostenible hacer redes fijas o móviles, porque se hace inviable la inversión o es completamente a pérdida, por lo que a Uruguay le viene fenomenal”.

Ante la pregunta si evalúan comprarle internet a Amazon una vez que se instale en Uruguay, respondió que “depende de los servicios que construya o tenga disponibles en el país porque una cosa son las licencias y otra son las atribuciones de uso de bandas de espectro especial que requieren algunos servicios”. Otro factor a tener en cuenta, aseguró, es si van a construir data centers.

Amazon
Amazon buscará "socios locales" para brindar internet
Foto: Amazon

No obstante, recordó que la industria pasó a un modelo más “colaborativo” donde hay “más asociación en la búsqueda de la eficiencia de recursos”. Y continuó: “En lo vinculado a infraestructura están creciendo enormemente en el mundo acuerdos voluntarios de colaboración, que es lo que nosotros propiciamos y hacemos en muchos países”.

Por su parte, Antel recordó que a Amazon se le habilitó a “prestar servicios a licenciatarios de servicios de telecomunicaciones (como Antel, Claro, Telefónica)”. En ese sentido, la empresa pública entiende que “siempre un nuevo operador, cualquiera sea su figura, cambia el mercado y puede ser un eventual competidor” y están “preparados para esto”.

Sobre Starlink, la firma de Elon Musk, señalaron desde la empresa estatal: “Desconocemos qué tipo de licencia ha solicitado y en que está dicho trámite. De todos modos, el servicio está orientado a entornos de baja densidad de población y podría ser complementario” al que ofrece Antel.

Funcionamiento

Hoy en Uruguay hay dos tecnologías: una es la fibra óptica que lleva a parte de los hogares del país y necesita del tendido de cables, y la otra es el internet de datos con diferentes caras pero que todas tienen detrás el 3G, LTE o 5G. Así lo explicó Bernardo Rychtenberg, ingeniero en informática y profesor en la Universidad Católica.

La fibra óptica tiene de ventaja su velocidad -Antel tiene planes de hasta 1.000 mbps- y la contra de que es necesario hacer un tendido de la infraestructura, comentó, y añadió que los datos tienen una velocidad menor y en algunas zonas del interior es aún más baja.

Pero la propuesta de Starlink y Amazon es diferente. El internet se ofrece a través de una infraestructura que incluye cientos de miles de satélites en la órbita terrestre conectados entre sí. Rychtenberg explicó que pueden brindar internet en países con poco acceso, algo que no sucede en Uruguay. Pero sí en otros países de Sudamérica como Bolivia, Perú, Ecuador y una parte de Venezuela.

“Starlink y Amazon se vuelven fuertes porque el satélite llega a cualquier lugar de África, Asia u otra parte del mundo. Entonces, las velocidades son infinitamente más chicas que la fibra óptica pero son infinitamente más grandes para alguien que tiene cero”, añadió.

También explicó que el ofrecer el servicio para las empresas estadounidenses es algo “marginal”, porque los “satélites ya están rondando”. Y explicó: “No van a tirar un satélite nuevo por Uruguay, ya están girando por todo el mundo y habilitan a que el país se suba. Me inclino a que puede haber dos variables pesadas: el régimen regulatorio y el tema de los costos”.

Capacitación

En Uruguay, Amazon Web Services (AWS) y Endeavor lanzaron en colaboración el programa de capacitación gratuita Startups en la Nube. A través de esta se “formará en fundamentos de computación en la nube, por lo menos a 5.000 profesionales y emprendedores de startups” del país, como también de Colombia, Chile, Ecuador y Perú.

“Democratizar el conocimiento es un clave para cerrar la brecha de talento tecnológico en América Latina y hacerlo en colaboración con organizaciones comprometidas como Endeavor es un gran paso”, señaló Carolina Piña, líder de Entrenamientos Masivos.

Kuiper: 3.236 satélites en la órbita

Amazon explicó a El País que el Proyecto Kuiper, para el que recibió habilitación en Uruguay, es una “iniciativa para aumentar el acceso global a la banda ancha a través de una constelación de 3.236 satélites en órbita terrestre baja”. “Su misión -continuó la empresa que fundó el multimillonario Jeff Bezos- es llevar banda ancha rápida y asequible a comunidades subasistidas y desatendidas en todo el mundo”.

El Proyecto Kuiper tiene tres partes principales: infraestructura terrestre, satélites y terminales de clientes.

La “infraestructura terrestre” incluye “antenas de entrada que envían y reciben de forma segura datos de clientes hacia y desde satélites, junto con antenas de telemetría, seguimiento y control (TT&C) que mantienen los satélites funcionando correctamente. La red global conecta esas antenas de puerta de enlace a internet, a la nube pública o a las redes privadas”, indicó.

Por otra parte, los satélites “operan en órbita terrestre baja y retransmiten tráfico de datos hacia y desde nuestras antenas de entrada y clientes”, y las “terminales de los clientes son la tecnología que utilizan los clientes” para “recibir el servicio de banda ancha”, añadió.

Además

Se mueven de “manera autónoma” sin choques

Starlink es la primera y más grande constelación satelital del mundo que usa una órbita terrestre baja para ofrecer internet de banda ancha”, se asegura en el sitio web de la empresa, que es un proyecto de SpaceX.

Allí se explica que la “mayoría de los servicios de internet satelital provienen de satélites geoestacionarios individuales que orbitan el planeta a 35.786 km”.

Estos “maniobran de forma autónoma para evitar colisiones con desechos orbitales y otras naves espaciales”, dice, y continua: “Esta capacidad reduce los errores humanos y proporciona una mayor confiabilidad, superando considerablemente el estándar del sector”.

También se informa que el “tiempo que tardan los datos en viajar desde el usuario hasta el satélite y viceversa -también conocido como latencia-, es alto, lo que hace casi imposible su uso para streaming, juegos en línea, videollamadas u otras actividades de alta velocidad”.

De acuerdo con el mapa disponible en el sitio web de Starlink, el servicio ya está disponible en Brasil, Chile, Perú, Colombia, Ecuador. Y lo estará en Argentina, Suriname, Guayana, Bolivia y Uruguay.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Amazoninternet

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad