Publicidad

A 50 años del golpe, las voces de Wilson, Vasconcellos y Plá Rodríguez volverán a escucharse en el Parlamento

Asamblea General recreará la histórica última sesión del Senado antes del quiebre institucional. Parlamentarios actuales recordarán el hecho, pero tienen diferencias prácticas. El PIT hará un paro.

Compartir esta noticia
 golpe de estado 20070627 490x240
A la misma hora, la Asamblea General recreará la histórica sesión del Senado del 26 de junio de 1973.
Foto: El País.

La Asamblea General del Poder Legislativo fue convocada a lareunirse especialmente el próximo lunes 26, a las 22.30 horas. El inusual horario es el mismo en el que, hace medio siglo, comenzaba la última sesión del Senado ante del golpe de Estado que derivó en doce años de dictadura cívico-militar.

La idea es recrear, en la medida de lo posible, todos los detalles de esa histórica sesión y su contexto. En especial, se apelará a la tecnología para que las voces que intervinieron ese día vuelvan a escucharse en el recinto. El tema viene siendo analizando por una comisión parlamentaria bicameral, que en estos días procurará ajustar algunos pocos detalles que restan.

El punto central de la jornada será la reproducción de doce minutos de audio que se lograron recuperar con la palabra de los que estuvieron presentes en aquella noche.

Las intervenciones, en la práctica, comenzaron a las 00:25 del miércoles, en una sesión presidida por el colorado Eduardo Paz Aguirre. Y allí se destacó la participación de Wilson Ferreira Aldunate, que en realidad se realizó a través de una interrupción dentro del espacio que tenía asignado para hablar su colega Carlos Julio Pereyra.

Fue una exposición muy breve. El líder nacionalista comenzó aludiendo a los "persistentes rumores" que terminarían transformándose "casi en noticia" de que estaría a punto de concretarse un "triste proceso que culminaría con la violación, por parte de Juan María Bordaberry, de sus juramentos constitucionales y un asalto a las instituciones y a las libertades públicas".

Después de prometer que a Bordaberry y a sus cómplices "los juzgará la historia", Ferreira lanzó su histórica promesa. "Perdonarán que yo, antes de retirarme de sala, arroje al rostro de los autores de este atentado, el nombre de su más radical e irreconciliable enemigo que será, no tengan la menor duda, el vengador de la República: ¡Viva el Partido Nacional ".

Otra de las voces que sonarán el recinto será la del colorado Amílcar Vasconcellos. Uno de los pocos que, en febrero de ese año, había advertido lo que se venía en una fecha en que muchos indican se produjo el verdadero golpe del Estado. Citando los versos de Manrique, Vasconcellos expresó ese día: "Soy buen amigo de mis amigos, pero soy enemigo de mis enemigos. Que lo sepan en estos momentos en que puedo hablar, que desde hoy y para siempre, el que cometa la menor arbitrariedad contra mí, tarde o temprano van a tener que rendir cuentas de ello, a mí o a quienes me sucedan".

Algunos archivos no pudieron ser reconstruidos, por lo que un actor tomará el lugar de los senadores y reproducirá sus palabras. Es el caso del frenteamplista Américo Plá Rodríguez, que ese día dijo asistir "con dolor y emoción" a una reunión "que puede ser la última". En su visión, la clausura del Parlamento "es el ataque más fuerte, más injusto y más irreparable a las instituciones y al pueblo mismo".

Estaban presentes en sala además en esa jornada Nelson Constanzo, Héctor Grauert, Luis Hierro Gambardella, José Jaso Anchorena, Carminillo Mederos, Francisco Rodríguez Camusso, Enrique Rodríguez, Walter Santoro, Alembert Vaz y Pedro Zabalza.

A la 01:40 del 27 de junio, la sesión había terminado. Habría que esperar al 15 de febrero de 1985 para ver otra similar.

Los de ahora

Mientras en el recinto de la Asamblea General se trata de reproducir la historia, fuera del Palacio Legislativo se proyectarán imágenes alusivas a la fecha. El evento será ambientado por la Orquesta Sinfónica del Sodre.

Al otro día, a las 10 de la mañana será el turno de los legisladores actuales. Los parlamentarios de 2023 les rendirán tributo a los de 1973, en otra sesión especial ante la cual, pese a la simbología de la fecha, existen ciertas diferencias. Sobre todo, a la hora determinar cuántos senadores y diputados podrán intervenir.

El planteo de la coalición de gobierno es que se limita a dos senadores y dos diputados por lema. El Frente Amplio, en tanto, reclama libertad de intervención. Para el oficialismo, esta última posibilidad hará extender indefinidamente la sesión y hará, probablemente, que el debate se desvirtúe. En la oposición se quejan: "Iríamos a tener casi el mismo tiempo nosotros que el Partido de la Gente", sostuvo un senador.

Paro del PIT

A la misma hora en que se desarrolle esa instancia el PIT-CNT estará convocando a un paro general parcial, que comenzará a las 9 de la mañana y se extenderá hasta las 13 horas de ese 27 de junio. La central sindical se concentrará ese día en la Refinería de la Teja, y luego se movilizará hasta la sede de la Federación del Vidrio, para una sesión especial de la Mesa Representativa Nacional.

La movilización se enmarca en una serie de actividades en recuerdo de los 50 años de la histórica huelga general de resistencia al golpe de Estado. El 26, la central convoca a participar en los "fogones de la memoria" en la Plaza Mártires de Chicago.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad