Canelones

Vecinos detienen a rapiñero; por poco evitaron la cárcel

El delincuente era del barrio y quería dinero para devolver las pertenencias de la mujer que rapiñó.

Familiares de la víctima lo llevaron engañado hasta la comisaría. Foto: Francisco Flores
Familiares de la víctima lo llevaron engañado hasta la comisaría. Foto: Francisco Flores

Otra vez Toledo. La violencia crece en la zona y la respuesta de los vecinos no se hace esperar. Ahora dos hombres estuvieron muy cerca de ser imputados por detener y llevar ante la Policía a un rapiñero que asaltó a una vecina de la ciudad.

A fines de julio tres vecinos fueron imputados por detener y golpear a un hombre que había rapiñado un comercio. Durante el mes anterior un grupo de vecinos instaló un sistema de patrullaje civil. A los pocos días el plan debió detenerse. Semanas atrás un almacenero fue asesinado en una rapiña a la vista de su familia.

Sandra trabaja en el Hospital Policial. Entra a la hora 6:00. Cada madrugada espera el ómnibus en la parada de la Ruta 6 en Toledo, Canelones. El domingo, a la hora 5:30, llegó a la parada. Había dos hombres con ropa de trabajo. Reconoció a uno y se quedó "tranquila porque era del barrio", según contó a El País.

De pronto sintió algo punzante en la espalda y escuchó que le exigían que entregara todo. Eran los dos compañeros de la parada. Entregó sus pertenencias. Los delincuentes se llevaron varios objetos y huyeron al ver que paraba un auto.

Horas después de sufrir la rapiña, la mujer supo dónde se encontraba uno de los asaltantes, el que reconoció. Fue a buscarlo. En el canino se encontró con su cuñado Marcelo y otro familiar.

Testimonio.

Los tres se presentaron en el lugar en que estaba parando el agresor, el barrio 20-20, uno de los más conflictivos de la ciudad. Fueron a pedirle las cosas robadas, les importaba los documentos.

"Fuimos en la camioneta y encontramos al muchacho. Dijo que eran las cosas de ella pero que para recuperarlas tenía que pagar. Le pedí que las fuera a buscar y le dije que no le íbamos a hacer nada pero que las trajera. Se fue y volvió a los 15 minutos. Ahí dijo que si no pagaba no le devolvían las cosas. Le dijimos que no íbamos a pagar y se fue. Ya no volvió. Más tarde lo encontramos en un callejón. Ahí nos llevó a donde estaban las cosas robadas, un campito en una esquina. Era de noche y no teníamos linterna. Le pedí que subiera a la camioneta para ir a buscar una linterna a casa y lo llevé hasta la seccional 20 directo. No hubo forcejeo", afirmó Marcelo en la tarde de ayer.

La fiscal Alicia Ghione citó a todos los involucrados a la Fiscalía de Toledo. Iba con la idea de formalizar a quienes asistieron a Sandra en la recuperación de sus objetos robados y luego trasladaron al rapiñero. Sin embargo, en el transcurso de la audiencia surgió un matiz que cambió el plan original, según explicó la propia fiscal.

"Los dejé en libertad porque verifiqué con las declaraciones del imputado que había estado en posesión de los efectos de la rapiña y que por eso lo llevaron detenido. No había prueba de lesiones pero la detención en sí no fue legal", dijo Ghione.

La fiscal se manifestó preocupada porque "la gente sale a hacer justicia por mano propia sin esperar que la Policía y la Fiscalía actúen". "Cuando se tiene información hay que ir a la Fiscalía o la Comisaría antes que ir a a buscar a las personas. Si hay diferencias con el accionar de la Policía pueden ir a la Fiscalía", aseveró la fiscal.

Con respecto a la situación específica de Toledo, la fiscal dijo que "uno entiende la indignación de los vecinos" por los crecientes casos de violencia, y que "la gente está organizada y armada y cuesta mucho que la gente entre en razón y se entienda que no tienen que salir a perseguir a los delincuentes".

Ghione se tomó el tiempo ayer para hablar con las personas que trasladaron al rapiñero. "Esto salió relativamente bien pero ustedes no saben si el delincuente tiene una navaja y uno de ustedes termina mal, herido o muerto", les dijo.

Mientras tanto, el rapiñero fue imputado en la noche de ayer por el delito de rapiña especialmente agravada. Tiene 27 años de edad y no cuenta con antecedentes penales. Trabaja como albañil en una obra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)