PIEZAS CARECEN DE NUMERACIÓN

Varias unidades de la Policía uruguaya investigan orígenes y destino de "armas fantasmas"

Se trata de subfusiles de asaltos que carecen de numeraciones; Inteligencia realizó operativo

Persona con un arma.
Persona con un arma.

La punta del iceberg fue una operación llevada adelante por investigadores de la Dirección de Inteligencia Policial el viernes 24 en el Aeropuerto de Carrasco, contra el tráfico internacional de armas. Cuatro personas resultaron formalizadas por la Justicia por dicho delito y se incautaron dos pistolas.

La investigación comenzó en abril de este año. Los efectivos de Inteligencia detectaron en el aeropuerto una encomienda proveniente de Estados Unidos, la que contenía cuatro cargadores que podían usarse en subfusiles de asalto AR15 y M16. Se trata de armas de gran cadencia de tiro utilizadas por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en varios conflictos. Se cree que en el mundo hay más de 40 millones de subfusiles AR15.

Los policías detectaron que otros seis cargadores de subfusiles habían logrado ingresar antes al país. Las encomiendas venían dirigidas a dos personas -quienes prestaban sus nombres- y tenían un numero de celular, que pertenecía al verdadero destinatario de los cargadores.

La investigación de los efectivos de la Dirección de Inteligencia logró identificar al verdadero receptor de los cargadores de los subfusiles. Se trataba de un individuo que tiene doble nacionalidad (uruguaya y brasileña) y reside en Cerro Largo y en Bagé (Brasil).

La principal hipótesis manejada por los investigadores policiales es que están ante la presencia de un caso de “armas fantasmas”. Se trata de un fenómeno reciente en la región. El término usado por la Policía procura explicar una nueva modalidad utilizada por el crimen organizado para encubrir sus ilícitos. Como en Estados Unidos la venta de armas y piezas es legal, las bandas se contactan con personas que tienen como tarea comprar partes de subfusiles y pistolas calibre 9 milímetros y luego enviarlos al Cono Sur.

Al recibir todas las piezas de, por ejemplo un AR15, los delincuentes arman el subfusil y obtienen un beneficio doble: cuentan con un arma de gran poder de fuego y sin numeración. Es decir, el arma no fue comprada en una armería o robada a un coleccionista, policía o efectivo del Ejército. Es decir, al carecer de numeración, el subfusil no puede ser rastreado.

Según supo El País, las “armas fantasmas” son muy apreciadas hoy por traficantes de drogas y sicarios.

¿Cuál es la hipótesis de la Policía sobre los cargadores de subfusiles que venían hacia Uruguay? Los investigadores consideran que es posible que esos cargadores iban a ser usados en la confección de “armas fantasmas”.

En Uruguay todavía no surgió ningún caso en ese sentido. En Brasil sí. De todas formas, las investigaciones en Uruguay sobre esta nueva modalidad recién comienzan. En este momento, varias unidades policiales trabajan sobre “armas fantasmas”, según dijo la fuente del Ministerio del Interior a El País.

“Las particularidades de esto es que se están importando piezas que no tienen ninguna numeración. No es posible hacerles ninguna trazabilidad y luego las armas se arman por partes”, agregó la fuente ministerial.

Operación Cartagena

El 4 de enero de este año, el Ministerio del Interior informó que el Departamento de Investigaciones de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas (Dgrtid) detuvo a dos personas, el líder y un asistente de una organización que ingresaba pasta base desde Argentina para distribuirla en diferentes bocas en el barrio Villa Española. La Operación se llamó “Cartagena”.

En un allanamiento realizado en Malvín se encontraron 49 kilos de pasta base y otras drogas. También se halló una gran cantidad de armas: dos fusiles, dos subfusiles, seis pistolas, un revólver, 18 cargadores con municiones, cinco chalecos antibalas y dos aves exóticas.

Operación kronos

El 11 de agosto de 2021, la cartera consignó que equipos de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, junto con las Brigadas Antidrogas de Soriano y Rio Negro, la Guardia Republicana y una unidad de la Dirección Nacional de Aviación de la Policía, se encontraban desplegados en Fray Bentos. Como parte del operativo se efectuaron dos controles de ruta próximo a la ciudad de Mercedes donde se detuvo para registrar a un camión cisterna y a una camioneta que circulaban en actitud sospechosa. En los vehículos se incautaron cinco subfusiles AR15 sin numeración y cincos cargadores de subfusil, tres pistolas 9mm sin numeración y US$ 187.530.

La Policía Federal y agencia de EE.UU. desarticuló banda brasileña

Una operación de la Policía Federal Brasileña y del Ministerio Público Federal, en colaboración con la Agencia de Investigaciones de Seguridad Nacional de la Embajada de los Estados Unidos, desarticuló una banda acusada de operar un mecanismo internacional de tráfico de “armas fantasmas”. Tres personas fueron detenidas en Brasil y a otras tres se les notificó su detención en los EE. UU. el 15 de marzo de este año, según informó el portal Diálogo Américas.

El acuerdo delictivo incluía la compra en los EE. UU. de municiones y materia prima para la fabricación de las armas. Estos insumos eran enviados a Brasil, donde se “imprimían” las armas con una impresora 3D. En Florida, los miembros de la banda compraban legalmente las piezas y la materia prima y las ocultaban entre otras mercancías como aparatos electrónicos, medicamentos, y ropa, para eludir la vigilancia en Brasil, según la Policía Federal. La mercancía llegaba a Brasil por barco o avión y tenían como destino una favela de Río de Janeiro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados