AGRESIONES A EFECTIVOS

Matan a policía en Artigas en procedimiento y atacan a balazos a patrullero en Malvín Norte

En Artigas, un cabo de 37 años fue asesinado por un delincuente en el marco de un procedimiento policial. En Malvín Norte, en tanto, un móvil policial fue atacado a balazos cuando patrullaba.

Patrullero de Policía en Montevideo. Foto: Francisco Flores
Varios móviles policiales recorrieron ayer Malvín Norte luego de que una efectiva fuera herida tras ataque a un patrullero. Foto: Francisco Flores.

En el lugar en el que un móvil de la Unidad de Respuesta de la Policía de Montevideo fue atacado a balazos en la noche del miércoles, se respiraba un clima tenso ayer al mediodía.

Son unas pocas cuadras las que unidas forman la calle conocida como Rambla Euskalerría, y que está comprendida por Hipólito Irigoyen de un lado y Minesota del otro. Allí hay una doble vía dividida por un cantero y el espacio verde se empieza a desdibujar cuando se avanza rumbo a Minesota, donde ocurrió el ataque. El color blanco y el negro toman protagonismo en la cantidad de bolsas de basura que tapan el cantero.

Una persona está sentada en una silla playera frente a un negocio a pocos metros de distancia de lo que ocurrió horas atrás. “Acá el barrio es tranquilo, no pasa nada”, dice el hombre que evita hablar de la agresión que sufrió la Policía el miércoles. “Yo no estaba, no vi nada”, comenta.

Según indicaron fuentes policiales a El País, el patrullero estaba en la zona por un trabajo de rutina con el fin de dar respuesta a sucesos delictivos que pudieran ocurrir en esa zona. Una zona que, agregaron las fuentes, es “compleja”. Todos los días a estos móviles se les asigna una jurisdicción para recorrer, de acuerdo a la complejidad que tiene cada barrio.

Antenoche, cuando el móvil estaba patrullando por la zona, recibió varios impactos de bala que terminaron incrustándose en las dos puertas del lado del acompañante. Una de esas, además, traspasó la patrulla e impactó sobre el muslo de la pierna derecha de una policía. La efectiva fue trasladada al Hospital Policial para ser asistida y más tarde fue intervenida quirúrgicamente para extraerle el proyectil.

Ayer mientras el vecino se limitaba a hacer gestos y describir al barrio como “tranquilo”, un móvil policial comenzó a patrullar por ese mismo lugar donde habían atacado a sus compañeros. Despacio, comenzó a subir por los pasajes que rodean un complejo de viviendas. En simultáneo, otro móvil se desplazaba por Euskalerría. Al ver a los periodistas frenó su marcha y dijo: “Váyanse porque el ambiente está tenso y la zona es complicada”.

Según indicaron fuentes policiales a El País, este tipo de ataques contra móviles policiales “es más común en otros barrios”. “Sucede a veces en otras zonas como el Marconi, el 40 Semanas, eso de tirar ráfagas para ahuyentar a la Policía”.

Efectivos de investigaciones de la Zona Operacional II de la Jefatura de Policía de Montevideo y Fiscalía trabajan ahora en base a las cámaras de la zona, tanto privadas como del Ministerio del Interior, para identificar a los autores de los disparos que terminaron con una policía internada.

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, junto al director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Santiago González, se dirigieron ayer al Hospital Policial para estar al tanto del estado de salud de la agente herida. “Son episodios de cobardía”, dijo Larrañaga sobre el ataque al móvil.

Asesinato de policía en Artigas.

Horas antes de que un móvil policial fuera atacado en Malvín Norte, a cientos de kilómetros de distancia un policía fue asesinado por un delincuente. El hecho ocurrió en la madrugada de ayer en el departamento de Artigas.

Pablo García da Rosa, un agente de 37 años, se encontraba junto a otro efectivo patrullando en el móvil por el barrio Rampla a efectos de identificar a una persona que presuntamente estaba armada.

Pablo García da Rosa tenía 37 años y un hijo. Foto: El País
Pablo García da Rosa tenía 37 años y un hijo. Foto: El País

Sobre las 2:30 horas lo localizaron y se dirigieron hacia él, pero este se resistió y le efectuó a García da Rosa un disparo en la cabeza que le produjo inmediatamente la muerte.

El compañero del efectivo solicitó ayuda a otros policías y minutos más tarde pudieron capturarlo. El presunto homicida, que tiene dos disparos de arma de fuego en su cuerpo (uno en cada pierna), se encuentra detenido. También se le incautó el arma.

El jefe de Policía de Artigas, Adolfo Cuello, lamentó “la pérdida de un camarada” y explicó en rueda de prensa cómo sucedieron los hechos que terminaron con el cabo, padre de un hijo de 14 años, asesinado por un delincuente de nacionalidad brasileña y 26 años de edad. Él “cumplía con su deber, fue a hacer una intervención y es herido con un arma de fuego mortalmente”, dijo Cuello, que agregó que las lesiones le provocaron la muerte en el lugar.

El jefe policial de Artigas explicó que se estaba haciendo un patrullaje de rutina cuando se tomó “conocimiento de una persona con determinadas características en actitud sospechosa y se va al arribo”. Cuando llegaron a su encuentro, la persona se resistió a la identificación y al registro, y disparó contra el cabo García, según el relato del jerarca.

El delincuente fue detenido a una cuadra del hecho por otro patrullero que fue a dar apoyo ante lo sucedido. El atacante se encuentra ahora a disposición de la Fiscalía.

Ayer se realizó el velorio de García y contó con la presencia de Cuello.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, lamentaron el homicidio del policía. “Mi sentido pésame a familiares y amigos del cabo García da Rosa. QEPD.”, escribió el mandatario. Larrañaga, en tanto, expresó: “Lamento mucho el fallecimiento del cabo Pablo García da Rosa en la ciudad de Artigas y envío un sentido pésame a su familia, sus amigos y sus compañeros. Mi solidaridad con la Policía Nacional. Estoy con ustedes. QEPD”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados