NARCOTRÁFICO

En 5 días se incautó más de media tonelada de cocaína; ¿por qué aumentó el tráfico?

“Hubo un aumento de producción (de la droga) y las organizaciones internacionales están sacando ese producto hacia los mercados de consumo”, explicaron fuentes consultadas por El País.

La Policía de Tránsito incautó ayer 194 kilos de cocaína en una camioneta durante un control de ruta en Durazno. Foto: Unicom
La Policía de Tránsito incautó ayer 194 kilos de cocaína en una camioneta durante un control de ruta en Durazno. Foto: Unicom

Más de media tonelada de cocaína fue incautada en los últimos cinco días en Uruguay. Esa cifra se triplica si se toma en cuenta los casi 1.000 kilos que se decomisaron el sábado 3 de agosto en una casa de Parque del Plata, Canelones. Ese volumen de incautaciones se explica porque la producción de cocaína aumentó considerablemente en Sudamérica, según fuentes policiales consultadas por El País.

Ese aumento de producción genera que las organizaciones internacionales dedicadas al narcotráfico “intenten sacar la droga por otro lado” y Uruguay pasó de ser una ruta alternativa de tránsito convirtiéndose en lugar fijo de paso para estas bandas.

“Hubo un aumento de producción y las organizaciones internacionales están sacando ese producto hacia los mercados de consumo”, explicaron las fuentes.

La droga se produce en Bolivia, Colombia y Perú, explicaron las fuentes, y una vez que el producto está pronto comienzas a introducirla en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay.

Las bandas “necesitan llegar con ese producto a los mercados de consumo y tratan de buscar todas las vías posibles para sacar esa cantidad de droga que producen”, indicaron. Antes, ese corazón desde donde se bombea la producción de cocaína tenía arterias que trasladaban el producto hacia Brasil y Argentina. Pero ese aumento de producción hizo que se destapara una nueva arteria: la que conduce a Uruguay.

“Estamos teniendo más frecuencia de estos grupos organizados tratando de salir por Uruguay”, indicaron los informantes consultados.

La cocaína entra a Uruguay a través de organizaciones criminales comandadas por extranjeros. Pero una vez dentro del país, estos necesitan ayuda para poder moverla dentro de un territorio desconocido y ahí es cuando los uruguayos se transforman en un eslabón de la cadena.

“Lo que hacen los uruguayos es la logística. Los que entran los grandes cargamentos se apoyan con ciudadanos locales que se hacen cargo del transporte interno”, indicaron las fuentes.

Narco peligroso.

En la mañana de ayer efectivos policiales del departamento de Colonia capturaron al narcotraficante uruguayo que estaba prófugo luego de que se decomisaran casi 400 kilos de cocaína en el barrio privado Cumbres de Carrasco (Canelones) el pasado viernes. El hombre de 50 años, que cuenta con varios antecedentes penales, pretendía abandonar el país y fue detenido tras un intenso rastrillaje por montes de la zona de Paso Antolín, según informó el Ministerio del Interior.

El narcotraficante fue capturado esta mañana. Foto: Ministerio del Interior.
El narcotraficante fue capturado esta mañana. Foto: Ministerio del Interior.

Según indicó la cartera el ahora detenido habría “sido parte del grupo encargado de llevar adelante la logística para el ingreso y posterior traslado de la sustancia estupefaciente” que se incautó en Cumbres de Carrasco.

La detención, agregó Interior, se dio en el marco de un operativo de búsqueda que se montó luego del decomiso del pasado viernes. La policía estaba buscando en esa zona “tras información reservada”. La cartera calificó al detenido como un “peligroso” y “pesado narcotraficante”.

La fiscal penal de Montevideo, Mónica Ferrero, dijo a El País que “lo más probable es que (el hombre) sea imputado entre hoy y mañana “si se encuentran los elementos” para hacerlo.

Ruta 5.

También en la mañana de ayer, la Policía Nacional de Tránsito detuvo una camioneta en el kilómetro 170 de la Ruta 5, en el departamento de Durazno. El vehículo fue detenido por inspectores que estaban al frente de un puesto de control.

Marcelo Moreira, vocero de la Dirección Nacional de Policía de Tránsito dijo, en declaraciones recogidas por la cartera, que cuando se realizó la inspección de la camioneta los agentes se dieron cuenta que la licencia de conducir era “presuntamente apócrifa”. Dentro del vehículo se incautaron 192 kilos de cocaína y se encontraron tres armas de fuego calibre 9 mm. El conductor de la camioneta fue detenido y ahora está a disposición de la Justicia.

Entre este último decomiso y los casi 400 kilos que se incautaron en Carrasco suman más de media tonelada en cinco días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)