Dejaron el barrio

La familia del presunto asesino abandonó su casa

Salieron de Neptunia Norte custodiados por dos patrulleros.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Un DVD trucho con la película que el cineasta serbio Emir Kusturica filmó sobre Diego Maradona. Una colección completa de documentales sobre la naturaleza de la National Geographic, un horno eléctrico y decenas de repuestos y partes de bicicletas. Eso es todo lo que quedó de la casa del presunto asesino de Inti Nahuel. Sus padres resolvieron dejar el barrio con la custodia de dos patrulleros, según informó ayer Telemundo 12 y confirmó El País.

La vida es muy dura en esa zona de Neptunia Norte. Para llegar al lugar hay que dejar la interbalnearia y transitar calles destrozadas. Por las noches la única iluminación disponible es la de la luna. Las casas son ranchos de lata, madera y algunos bloques sin revoque. Todo lo que se pisa es arena o barro y la humedad se come todo.

Como si fuera poco, la gente del lugar vivió durante varios años aterrorizada por quien ahora está internado en el Inisa imputado por homicidio.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Se sabe que tiene 16 años de edad y que está en el barrio desde el 2008. Sus vínculos con el barrio eran violentos, no se le conocían amigos y no trabajaba. De acuerdo con la versión de los vecinos, sus padres le habían construido una pieza para él en la parte de adelante de la casa. Anoche no quedaba nada de la construcción. Todos los materiales estaban desparramados y destrozados.

"Le gustaba matar animales, lo hacía frente a todos. Degollaba los gatos de los vecinos y los dejaba tirados en la calle", contó una mujer que vive a pocos metros de la casa del adolescente. Una jovencita dijo que roció a su gata con algo inflamable y la prendió fuego. "La salvamos por poco", contó.

"Mató una perrita que era de mi hija. Ayer la encontramos. La tiró entre unos juncos. Todavía tenía un collar que le habíamos puesto", contó un vecino de pelo largo.

Cuando los nietos de Mabel salían a jugar al patio de su casa ella se quedaba con ellos. "Le teníamos terror, sabíamos que era capaz de cualquier cosa", contó el marido de la mujer.

Cuando nadie le prestaba atención, insultaba a los vecinos y apedreaba los ranchos más cercanos, en particular cuando sabía que los niños estaban solos, según los vecinos.

Los vehículos más utilizados en la zona son bicicletas, motos y carros con caballos. Anoche, las fuentes del barrio aseguraron que el adolescente también robaba bicicletas. "No sé para que las quería, siempre andaba con una bicicleta distinta. Tenía repuestos como para poner una bicicletería", dijo un joven de unos 20 años.

Los padres del adolescente imputado dijeron el domingo en la Fiscalía que su hijo estuvo muchos años bajo tratamiento de psiquiatras y psicólogos y que tomó medicación. No obstante, subrayaron que "nunca le dieron un diagnóstico".

VEA LA FOTOGALERÍA. Foto: Fernando Ponzetto.
El predio abandonado por la familia del sospechoso. Foto: Fernando Ponzetto.
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Hoy la Fiscalía recibe informe

La Fiscalía de Atlántida, a cargo de la fiscal Darviña Viera, no recibió ninguna comunicación policial sobre la salida de la familia del presunto homicida. "Esto es lamentable, no sé si los padres tienen o no que ver en cómo es el chiquilín", dijo Viera a El País. La fiscal espera recibir en esta jornada el informe forense y sigue aguardando el informe sobre los restos de ADN.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º