Publicidad

femicidio

Estadounidense de 80 años acusado de asfixiar a su pareja en Lavalleja es inimputable

El presunto autor del femicidio denunció la muerte de su esposa de 77 años, a quien dijo haber encontrado sin vida en el interior de su vivienda.

Compartir esta noticia
Policía Científica
Policía Científica.
Foto: Francisco Flores

Por Pablo Méndez
Un hombre de 80 años, llegó sobre las 9:30 de la mañana, del pasado 22 de marzo, a la Comisaría 8ª de Mariscala en el departamento de Lavalleja. A paso lento se acercó a la mesa de recepción de denuncias y, en una mezcla de ingles con español, intentó informar una dolorosa noticia. Algunos minutos fueron necesarios para que los oficiales lograran entender que el hombre -de nacionalidad estadounidense- notificaba que su esposa, también ciudadana de los Estados Unidos, había muerto.

El hombre aseguró que la había visto levantarse a desayunar, pero luego la había encontrado tendida sobre la cama matrimonial sin vida.

El hecho generó que los policías debieran comunicarse con una oficial en Minas, que ofició de traductora y permitió recoger los datos de la vivienda ubicada en la zona urbana de la localidad.

Escena

Al ingresar los oficiales notaron desorden en la casa, pero se dirigieron al dormitorio señalado como el lugar donde estaba el cuerpo por parte del octogenario. Sobre la cama encontraron a la mujer de 77 años sin vida, según constató el médico que acompañó a los oficiales al lugar quien constató que se trataba de una muerte violenta.

A partir de allí se solicitó la presencia de la fiscal de Turno, la doctora Viviana Maqueira, quien dispuso la detención del esposo de la fallecida. El hombre se negó a prestar declaración ante la Policía y solicitó comunicarse con su abogado.

Según fuentes del caso, la decisión de la fiscal estuvo basada en el trabajo de la Policía Científica y el equipo forense quienes lograron determinar que la causa de muerte de la mujer fue asfixia.

Esta estaba determinada por una fractura del hueso hioides, según figura en la autopsia, que sustenta la estrangulación que sufrió la víctima por parte de su atacante.

Con estos elementos, el principal acusado fue la pareja de la mujer, quien había estado con ella el día anterior y al comienzo de esa jornada. El hombre se presentó en Fiscalía y prestó declaraciones, aunque lo hizo de manera informal y sin aportar demasiada información sobre los hechos.

Formalización

Al día siguiente, 23 de marzo, Maqueira y su equipo solicitó la imputación del hombre de 80 años por un delito de homicidio especialmente agravado por femicidio.

De todas formas, el hombre presentaba determinadas limitaciones que llevaron a declararlo inimputable. Se trató de una calificación a raíz de una pericia psiquiátrica realizada por profesionales del Hospital Vidal y Fuentes de la ciudad de Minas.

Esta evidenció en el hombre sufre un principio de demencia senil, que de todas formas no podía decretarse de forma absoluta, por carecer de los antecedentes del implicado y necesitar estudios posteriores.

“El hombre presentó alteraciones de memoria a corto y largo plazo, alteraciones del juicio crítico y se detectó una alteración de tipo delirante marcada en un cuadro de tipo demencial”, asegura la pericia a la que accedió El País.

El centro psiquiátrico, a pedido de la jueza del caso, deberá informar en un plazo de 30 días sobre el estado de salud del acusado, que deberá pasar 90 días allí como medida cautelar.

femicidios

Homicidios a mujeres aumentaron en el 2022

Según los datos que publicó el Ministerio del Interior, en el período de enero a octubre de 2022 los homicidios contra mujeres superaron los registros de 2021 y 2020. En el año pasado las cifras alcanzaron los 42 casos, un monto superior comparado con los 32 homicidios de 2021 y los 31 de 2020. De los producidos este año, en 24 casos se constató que fueron femicidios; mientras que en 2021 hubo 22 femicidios en el mismo período y en el 2020, 17.

Primaria

“No debe olvidarse que es una investigación en curso por lo que la calificación es primaria. Restan pericias por realizar”, asegura Maqueira a El País

La única puntualización a la que accedió a brindar la fiscal, refiere a que todavía no se conocen de forma cabal todos los detalles del homicidio. Lo cierto es que se busca evacuar cualquier otra incidencia indirecta en el caso, que pudiera condicionar el desenlace.

Por su parte, fuentes policiales informaron que el caso se enmarcaba en “un problema de celos” del atacante. El tercero en discordia era un vecino de la zona con quien ambos se vinculaban por la dificultad que presentaba su inglés cerrado en el vínculo con la localidad.

la historia detrás

La pareja vivía hace varios años en Mariscala

La llegada de los dos ciudadanos estadounidenses, sin familiares en Uruguay, resulta un tanto peculiar una vez es observada con detenimiento.

Al menos es poco común, ya que todo comenzó cuando el imputado se jubiló de su trabajo en la empresa Boeing -una multinacional productora de aeronaves- y comenzó un viaje en velero con una duración de dos años.

Su travesía culminó en el balneario de Piriápolis, donde se reencontró con una vieja amiga. La mujer de 77 años había enviudado hace un tiempo de otro ciudadano americano y vivía en esa localidad hace un tiempo.

Algunos días luego de su arribo al balneario, el hombre decidió contactar a su vieja amiga y, luego de entablada una relación amorosa por un tiempo entre ambos, decidieron unirse en matrimonio.

Esto llevó al hombre a vender su velero y a la mujer a dejar Piriápolis, con el objetivo mutuo de mudarse y comenzar una vida juntos en Mariscala. Por varios años compartieron la vivienda en la zona urbana de la localidad y durante este tiempo no lograron dominar por completo el español.

Luego del asesinato, la Policía montó un servicio de custodia en la casa donde todo ocurrió, para salvaguardar las pruebas que allí había. Este equipo funcionó hasta el pasado miércoles, cuando la Embajada de EE.UU. se hizo cargo del hogar, a pedido de los familiares del hombre, en el exterior.

Violencia doméstica

Línea para asistencia a víctimas de violencia doméstica

Desde una línea fija: 0800 4141

Desde celulares: *4141

El servicio es gratuito, confidencial y anónimo, y la llamada no queda registrada en la factura. En función de la situación y la demanda planteada se deriva a la persona a servicios y recursos públicos o privados especializados.

Horarios: Lunes a viernes de 8:00 a 24:00hs , sábados y domingos de 8:00 a 20:00hs.

¿Qué hacer ante una situación de violencia?

Red Uruguaya de violencia doméstica

• Hablalo con personas de tu confianza: familiares, amigas/os, vecinas/os.

• Si decidís hacer una denuncia policial buscá antes el asesoramiento y apoyo de los servicios especializados en violencia doméstica que te dan el Estado y las organizaciones civiles.

• Irte de tu casa porque te maltratan no es abandono de hogar. Si decidís hacerlo dejá una constancia en la Seccional Policial.

• Si estás lastimado, recurrí a cualquier centro asistencial, policlínica o emergencia móvil y pedí un certificado por las lesiones constatadas.

• Evitá estar solo cuando percibas que pueden agredirte.

• Alertá a alguna vecina/o para que pueda ayudarte. Dejá alguna ventana abierta y la puerta sin llave.

• Si el agresor ya no vive en tu casa, no le abras la puerta y si insiste llamá al 911.

• Cuando visite a tus hijos/as evitar estar solo

• Cambiar las rutinas si te persiguen.

• Pedí que te acompañen al salir del trabajo, fijate si el agresor se encuentra en las cercanías para evitarlo y/o llamar a la policía.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad