Aniversario

El País festejó con una gala sus 100 años

Cientos de invitados entre políticos, personalidades de la cultura y empresarios estuvieron en la celebración en el auditorio “Adela Reta”.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

El País llegó a su centenario con la convicción de que en la era digital se está produciendo un retorno a los medios tradicionales como vía confiable para el conocimiento de distintos hechos ya que aquellos verifican de manera exhaustiva la información y la racionalizan. Así lo plantearon en la gala con la que el diario celebró su centenario en el auditorio "Adela Reta" su directora, Julia Rodríguez Larreta y su administrador general, Guillermo Scheck. A la gala asistieron los precandidatos presidenciales Luis Lacalle Pou, Ernesto Talvi, José Amorín, Edgardo Novick y Pablo Mieres además de dirigentes de las cámaras empresariales, diplomáticos e integrantes del mundo de la cultura. También concurrió el presidente de Antel, Andrés Tolosa.

Rodríguez Larreta, hija de Eduardo Rodríguez Larreta, uno de los fundadores del diario, destacó en su intervención que "en una nación como la nuestra, con una historia todavía tan corta, que El País haya sido testigo y partícipe de la mitad de ella, es sin ninguna duda un hito de enorme valor para nosotros". Detrás de ella, mientras desarrollaba su exposición, se podían ver imágenes de los fundadores del diario.

"Mi padre era abogado y político, igual que sus amigos Leonel (Aguirre) y Washington (Beltrán). Habían integrado la Asamblea que elaboró las bases de la Constitución en 1916 (entró en vigor en 1919 después de plebiscitarse en el 17). Era el menor de los tres. Tenía solo 29 años, pero cuando yo nací era mayor. Eso explica por qué hoy tengo este raro privilegio. El de celebrar los cien años de vida de este diario siendo sucesora directa de un fundador, al mismo tiempo de tener la suerte de compartir este trabajo que tanto me gusta, con mis socios y compañeros de la tercera y hasta la cuarta generación", contó.

La directora Julia Rodríguez Larreta y el administrador general Guillermo Scheck. Foto: Fernando Ponzetto
La directora Julia Rodríguez Larreta y el administrador general Guillermo Scheck. Foto: Fernando Ponzetto

"A pesar de la gran diferencia de edad con mi progenitor, la huella que dejó en mí fue marcada a fuego. Un legado muy profundo que me impulsó a continuar con su mandato, a llegar a donde estoy. Es algo frecuente que los hijos continúen con la empresa o la profesión de sus ancestros, pero estoy convencida de que esa impronta, más allá de su brillante personalidad, se debe también a lo que un diario en sí, significa. A la importancia que conlleva como soporte de la democracia. Al rol que le cabe como baluarte de los principios republicanos de gobierno. La defensa de la libertad de expresión, la rigurosidad en la información y en la opinión, plebiscitada por el público casi los 365 días del año, es parte de la misión que nos dejaron nuestros ancestros. Así lo sentimos todos nosotros", dijo Rodríguez Larreta, que dio paso a las palabras de Scheck.

El administrador del diario enfatizó en el rol de los medios tradicionales como El País que "explican y sitúan en contexto, ya sea en la palabra escrita, los videos, las imágenes o los gráficos y, además, cuentan con un Redactor Responsable".

"Las ediciones impresas siguen siendo potente presencia en el panorama informativo y sus sitios digitales atraen enorme audiencia. En otras tierras, son los casos de The New York Times, The Washington Post, The Guardian o Financial Times, para mencionar algunos ejemplos. Y también es el caso de El País ( y eso lo decimos con humildad pero también con orgullo)", agregó.

La directora Julia Rodríguez Larreta evocó a los fundadores. Foto: M. Bonjour
La directora Julia Rodríguez Larreta evocó a los fundadores. Foto: M. Bonjour

Rol clave.

"En su misión cotidiana, son los medios de comunicación tradicionales los que están en la primera línea de lucha contra las fake news y sus nefastas consecuencias con la manipulación de la información y la distorsión del debate político en el mundo, que ponen en peligro las libertades y la democracia", sostuvo.

"Hay un torrente incesante de datos y de información que fluye de manera incontenible en el mundo, al que se puede acceder a través de los 7.500 millones de celulares que hay en uso en el planeta. Sin embargo, ese fenómeno no se traduce en calidad, certeza y veracidad, sino en un volumen inmenso de información en blogs, sitios electrónicos, algunos de dudosa reputación, y principalmente en las redes sociales que en muchísimos casos dan lugar a la difamación impune y a la divulgación de hechos falsos", reflexionó. "Los interrogantes de este tiempo incierto son entonces cómo identificar la verdad en el vértigo de las redes, cómo discriminar lo importante de lo meramente secundario y cómo saber cuál es un difusor serio de uno irresponsable", opinó.

El administrador Guillermo Scheck dijo que el periodismo tiene un rol insustituible en el control del poder. Foto: M . Bonjour
El administrador Guillermo Scheck dijo que el periodismo tiene un rol insustituible en el control del poder. Foto: M. Bonjour

Grandes plumas.

Scheck repasó la historia del diario que tuvo en su redacción a algunas de las más destacadas plumas uruguayas. "El País ha estado en los hogares uruguayos durante más de la mitad de la vida de la República, registrando los temas nacionales e internacionales, desde los hechos que tienen un efecto puntual en la sociedad hasta los acontecimientos estremecedores que constituyen un punto de inflexión y cambian la vida y la conducta de la humanidad.

En este repaso de nuestro primer siglo de vida podríamos mencionar los múltiples hitos y avances que hemos logrado como empresa, como lo fueron, por ejemplo, la creación del "Gallito Luis", las transformaciones edilicias para albergar al equipo humano, la maquinaria y toda la estructura necesaria de acuerdo con los requerimientos cambiantes de cada época, en las que se destaca en tiempo reciente la construcción de la planta industrial en Ru- ta 1, o la hazaña de ser el primer diario en América Latina en imprimir una página en colores, lo que se plasmó con la imagen de Franklin D. Roosevelt, Winston Churchill y Josef Stalin para celebrar el triunfo de las fuerzas aliadas sobre el nazismo", recordó Scheck.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

También enfatizó el aporte a la cultura del diario. "Podríamos señalar en ese repaso, el aporte permanente a la cultura, con el Centro de Artes y Letras, y el suplemento Cultural, y también nuestro aporte a la educación pública con la Revista "El Escolar" y con la donación de dos escuelas en los departamentos de Soriano y San José. También podríamos evocar la constelación de geniales periodistas, escritores y generadores de ideas y pensamiento que colaboraron en nuestras páginas con su talento, mencionando que por aquí pasaron y dejaron su huella, nada más ni nada menos que Carlos Roxlo, Juan José Morosoli, Felisberto Hernández, Francisco "Paco" Espínola, Javier de Viana y Dionisio Alejandro Vera, y más acá en el tiempo Emir Rodríguez Monegal, Carlos María Gutiérrez, Antonio "Taco" Larreta, Manuel Flores Mora, Homero Alsina Thevenet, Hermenegildo Sábat, Carlos Maggi y Jorge Abbondanza", recordó.

Y luego enfatizó en la importancia del periodismo y la libertad de expresión que "fue una misión ayer, lo sigue siendo hoy, y lo será mañana, es una misión que no admite pausa ni distracciones". "Es una tarea que convoca a todos en el contacto y diálogo cotidiano con los lectores de la edición en papel y la enorme audiencia en el sitio digital. Recordemos que los diarios en todo el mundo nacieron para sembrar ideas, lo que a través de la diversidad que reflejan en sus plataformas se traduce en garantía de la libertad de expresión y de una nación con fundamentos democráticos. (...) Guían para que cada uno piense de manera independiente y sea uno entre todos, un ciudadano consciente y vibrante", argumentó. "Además, el periodismo constituye una vía vital para el funcionamiento de los controles y balances que definen a una sociedad democrática. Para exponer conductas indebidas y excesos desde los centros de poder, que repercuten en los ciudadanos y la calidad de la democracia y también dar cabida a las actitudes y comportamientos virtuosos que afianzan a un país libre, aseguran una armoniosa con-vivencia en la sociedad y son el sostén de una República digna de esa denominación", subrayó.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

"Hace un tiempo, Bob Woodward, el consagrado periodista de The Washington Post que reveló al mundo el emblemático Caso Watergate que llevó nada menos que al presidente de Estados Unidos, Richard Nixon a admitir su conducta inapropiada y a renunciar, expresó en una larga conversación con un periodista de El País, que el periodismo tie-ne su base en el contacto y diálogo directos con los actores de los hechos, muchas veces identificados con nombre y apellido, y en otras, por tratarse de información delicada, en fuentes que no se identifican pero existen. Ese contacto que nutre al periodista de la información, es insustituible, más allá de la tecnología, para volcar la información, seria, precisa y veraz al público", reflexionó.

"También tenemos presente que lo que hacemos es el logro que se alcanza concatenando aportes, cada uno con su significación, que comienzan con el periodista, llegan en una suma de tareas hasta el vendedor de los ejemplares en la calle, y tienen el apoyo inestimable de los avisadores y las agencias de publicidad. Queremos, entonces, reconocer y agradecer expresamente a todos quienes componen y son protagonistas de esta obra conjunta, que antes se hacía diariamente y ahora se renueva minuto a minuto", dijo.

María Noel Riccetto: la bailarina, que en 2017 se convirtió en la primera uruguaya en lograr el premio a mejor bailarina Benois de la Danse. Foto: Fernando Ponzetto
María Noel Riccetto: la bailarina, que en 2017 se convirtió en la primera uruguaya en lograr el premio a mejor bailarina Benois de la Danse. Foto: Fernando Ponzetto

"Decíamos al comienzo que estamos orgullosos de este si-glo de historia, pero también queremos expresar que siem-pre miramos hacia el horizon-te de renovación, proyectándonos al futuro con confianza, en los múltiples soportes que existen en la actualidad y en los que la tecnología invente en los tiempos por venir, porque allí también estará El País presen-te contribuyendo con su calidad y seriedad periodística", prometió.

"Los cien años no son solo de El País, sino de todo un país y su gente. Es el mandato que perdura y se proyecta al futuro. Es el valor que compartimos, los que hacemos el diario y los destinatarios de nuestro trabajo que son ustedes, nuestra gran audiencia. Así fue hace un siglo, así es hoy, y hacia allí dedicaremos todo nuestro esfuerzo para seguir juntos en esta apasionante aventura por muchos años más", señaló Scheck.

Al culminar las exposición se vio un video que repasó la historia de El País, al que siguió un muy aplaudido espectáculo tanguero del Ballet Nacional Sodre y del cuarteto del destacado bandoneonista urugua-yo, Raúl Jaurena, radicado ha-ce décadas en Nueva York (aunque viene con frecuencia a Uruguay) y que interpretó versiones de "La Cumparsita", "Los mareados" y "Chiquilín de Bachín".

"Encuentros" fue la pieza de ballet elegida para la celebración del aniversario. Se trata de una coreografía de Marina Sánchez que busca representar el encuentro entre el pasado, el presente y el futuro.

El País en su aniversario
El Ballet del Sodre participó en la gala por los 100 años de El País. Foto: Fernando Ponzetto

El País festejó ayer sus cien años con un espectáculo musical en el Auditorio “Adela Reta” del Sodre. Actuó el Ballet Nacional Sodre, encabezado por la primera bailarina María Noel Riccetto y el cuarteto del destacado bandoneonista Raúl Jaurena.

Cientos de invitados acompañaron el festejo como los senadores Luis Lacalle Pou, Javier García, Álvaro Delgado, Pablo Mieres, José Amorín, Luis Heber, el líder del Partido de la Gente, Edgardo Novick; el precandidato presidencial colorado Ernesto Talvi; el presidente de Antel, Andrés Tolosa; el director del Sodre, Doreen Ibarra; embajadores, el presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara; su antecesor Washington Corallo; el presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Pablo Zerbino; además del expresidente de esta gremial Ricardo Reilly y los empresarios Horacio Hughes y Pablo Lecueder.

También estuvieron personalidades de la cultura, directores y columnistas del diario, el director de El Observador, Ricardo Peirano; los periodistas Emiliano Cotelo, Alfonso Lessa, Gustavo Vaneskahian, Adela Dubra, Sara Perrone y Alfredo García; el director de Hípica Rioplatense, Gabriel Gurméndez, además de los diputados Alejo Umpiérrez, Gustavo Penadés, Pablo Abdala, Jorge Gandini, Iván Posada, Gonzalo Novales y Ope Pasquet; los asesores de Lacalle Pou, Pablo da Silveira, Aparicio Ponce de León e Ignacio Munyo; el exministro de Economía Ignacio de Posadas, el excanciller Sergio Abreu; el exministro de Trabajo, Ricardo Reilly; el intendente de Florida, Carlos Enciso; el exvicepresidente, Luis Hierro; el exmandatario, Julio María Sanguinetti; el excanciller Didier Opertti y el rector de la Universidad Católica, Julio Fernández, entre otros.

Cuando se retiraban, tras el ágape, los invitados recibieron el libro ilustrado “Grandes Portadas”, que recoge las mejores tapas que El País lanzó a la calle desde el 14 de septiembre de 1918 cuando fue fundado por tres figuras políticas, Leonel Aguirre, Washington Beltrán y Eduardo Rodríguez Larreta, incorporándose poco después Carlos Scheck.

Como dice la introducción del libro, las portadas son “el resultado del trabajo de cientos de personas: los cronistas que buscan las noticias, los fotógrafos que registran las imágenes, los diagramadores que ubican unas y otras, los técnicos que respaldan la tarea, los choferes que transportan a los periodistas, el personal de la planta impresora, los administrativos que mantienen la empresa en movimiento, los vendedores que llevan el producto al lector”. “Se trata de una obra colectiva que surge entre nervios, primicias y apuros, donde se combina el olfato periodístico con el deseo de escribir un poco de la historia. Publicar en primera es el sueño del periodista novato y acertar con la mejor portada el desvelo cotidiano del editor. Esas labores se han repetido cada día en la vida de este diario, siempre buscando el mejor contenido, a partir de la primera plana y todo eso, durante 35.000 jornadas, durante 100 años”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º