EMPLEADOS PÚBLICOS

Jutep considera falta dar empleo a familiares

El organismo se reunirá para analizar el nuevo caso en ASSE.

Junta Anticorrupcion celebra que la ciudadanía ejerza presión por eventual acomodo de familiares para que no pase. Foto: F. Flores
“El mensaje que le doy es que estoy acomodando a mi familia”. Foto: F. Flores

Es el viejo concepto de ser y parecer. El presidente de la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep), Ricardo Gil Iribarne, dijo a El País que en la contratación de familiares por parte de jerarcas públicos no sólo se suscribe a normativas que prohíben ciertos casos, sino también que hay un proseguir ético que condena ciertos hechos: "Estamos hablando del viejo concepto de que además de ser honesto, hay que parecer honesto", dijo en declaraciones a El País.

El jerarca de la conocida Junta Anticorrupción adelantó que en la próxima reunión del directorio de la entidad se analizarán todos los casos de contrataciones de familiares por parte de jerarcas públicos, incluyendo el nuevo episodio del vicepresidente de ASSE, Mauricio Ardus.

Ardus decidió contratar de forma directa a la novia de su hijo por un sueldo mensual de $ 57 mil.

A su vez el presidente de la Jutep explicó que actualmente ya hay normas que prohíben cierto tipo de contrataciones de familiares.

Gil Iribarne dijo que ha observado que parte de los últimos casos que se han divulgado públicamente no están cumpliendo la normativa vigente y están en falta.

El artículo 35 del decreto 30 de 2003 establece la prohibición de revistar dentro de la misma oficina de funcionarios que tengan un vínculo de parentesco con el jerarca de la unidad.

"Si ingresare a la oficina un funcionario que mantenga los vínculos mencionados (de primer o segundo grado) en el inciso anterior, la autoridad competente dispondrá los traslados necesarios, sin que se perjudique la categoría de funcionario alguno", establece la norma.

Alcance.

"Yo en la Jutep no puedo contratar a mi hijo ni a mi hermano que es segundo grado en el lazo de sangre. Esa norma está vigente y rige para todos. Evidentemente en varios casos no se está cumpliendo la norma", afirmó Gil Iribarne acerca de velar por la ética en los organismos públicos.

A su vez aclaró que el mismo decreto también habla de los cónyuges (parejas) de los jerarcas. Si embargo explicó que allí hay una especie de vacío legal en cuanto a la aplicación.

"El tema de parejas, que está bastante presente en varios casos, hoy por hoy no estaría prohibido. Porque la norma habla de matrimonio o concubinato legal. Lo otro está prohibido, no precisamos ninguna ley nueva. Ya está prohibido. Solo falta cumplirla", explicó.

Falta ética.

Para la Junta Anticorrupción hay casos de contratación de familiares por parte de jerarcas públicos que si bien no están prohibidos sí son antimorales y no éticos.

Gil Iribarne explicó que si bien la norma no prohíbe ni concibe una falta la contratación de primos, por ejemplo, es una decisión que está mal desde el punto de vista de la gestión pública.

"Hay cosas que no están prohibidas pero están mal. Porque el mensaje que le doy a la ciudadanía es que estoy acomodando a mi familia. Éticamente está mal. El propio decreto dice que los jerarcas no tienen que hacer cosas que parezcan que están mal", explicó el presidente de la Jutep.

Estos temas serán analizados en la Jutep cuando se vuelva a reunir el directorio la semana próxima. "Queremos dar opinión sobre este tema que consideramos de suma importancia", explicó su presidente.

Control ciudadano.

En los últimos años han salido a la luz varios casos de faltas éticas en la gestión pública. Para la Jutep el caso del exvicepresidente Raúl Sendic marcó un antes y un después en la ciudadanía sobre la corrección moral y ética de los jerarcas públicos.

El líder de la Lista 711 renunció a su cargo generando un hecho inédito en la historia de Uruguay. Pero luego aparecieron otros casos de violaciones éticas en el Partido Nacional: el del intendente de Soriano, Agustín Bascou, la intendente de Lavalleja, Adriana Peña, y el de Artigas, Pablo Caram.

Eso ha demandado más trabajo en la Jutep sobre casos en los que la ciudadanía está más atenta. "Frente al tema de la corrupción en general, los conflictos de intereses, los beneficios para las familias, hay en la sociedad mucha más sensibilidad y a mí me parece muy bien. Está muy bueno que la gente reaccione frente a acciones que representan un mal manejo de los fondos públicos", expresó Gil Iribarne.

El jerarca explicó que si bien es un fenómeno que está ocurriendo a nivel mundial, en Uruguay aún hay una reacción ciudadana de indignación que presiona a los jerarcas públicos. "En otros lados hay más escepticismo y no se calientan. No reclaman que esas cosas no pasen. El tema es si se lee el mensaje y corregimos el rumbo. Creo que estamos a tiempo de corregir el rumbo. De lo contrario, si seguimos sin darle bolilla a esa presión de la gente vamos a lograr mayor desconfianza y escepticismo, lo cual es malo", opinó el presidente de la Jutep.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º