OPERATIVOS

Rocha: en 20 intervenciones por aglomeraciones se dio cuenta a la Fiscalía

“¿Qué sentido tiene desafiar la autoridad? En este caso, es desafiar la salud y la vida. No se gana nada con eso, es todo pérdida", dijo el ministro Javier García.

Reuniones en las playas son una constante en el Este, mientras aumentan los contagios del virus. Foto: @luxdeotrositio
Reuniones en las playas son una constante en el Este, mientras aumentan los contagios del virus. Foto: @luxdeotrositio

El ministro de Defensa Nacional, Javier García, estuvo reunido ayer con el comandante de la Armada almirante, Jorge Wilson, y el prefecto nacional naval, contralmirante José Elizondo, para evaluar los operativos que se vienen realizando para evitar aglomeraciones en las playas. Tras la reunión, se informó que hubo un total de 24 intervenciones en La Pedrera y Punta del Diablo y que en 20 de ellas se dio cuenta a la Fiscalía.

“Ha habido episodios focales con situaciones de aglomeraciones en lugares de la costa atlántica del este. En el litoral hemos tenido alguna cosa, así como en Ciudad de la Costa y Costa de Oro. Hubo recientemente casos puntuales de aglomeraciones en Mercedes, Colonia y Playa Pascual”, dijo el ministro a El País.

“¿Qué sentido tiene desafiar la autoridad? En este caso, es desafiar la salud y la vida. No se gana nada con eso, es todo pérdida, en salud propia y del entorno familiar, incluso de vida”, sentenció.

Clausuras.

Si bien se han hecho algunas clausuras en el Este por locales que incumplían los protocolos sanitarios, no hubo en las últimas horas nuevos cierres de boliches.

Tras una clausura de cinco días, volvió a reabrir en Maldonado el parador de Manantiales Renata Beach Club.

Como se recordará, inspectores del Cecoed y del área de Gestión Ambiental de la intendencia constataron sobre la medianoche del día de Reyes la presencia de más de 150 personas en el lugar y la falta de termómetros y distanciamiento.

El dueño del local, Richard García, informó a El País que la reapertura fue “normal” y que quedó “en buenos términos” con la intendencia. También indicó que no fue necesario hacer modificaciones en el boliche para lograr los distanciamientos exigidos, porque el desborde que generó la clausura fue “un caso puntual”. La difusión de distintos videos fue lo que determinó que las autoridades tomaran medidas con este local.

El intendente Enrique Antía informó a El País que después de la “primera atropellada” en el parador Renata “hubo un par de fiestas que se dispersaron”, pero no mucho más que eso. “Se hicieron muchas inspecciones, pero no hemos tenido clausuras (de boliches), aunque sí hemos hecho algún llamado de atención”, sostuvo.

No obstante, el sábado, la Dirección de Gestión Ambiental informó que se cesó la actividad en dos restaurantes, uno en Punta del Este y otro en José Ignacio, mientras que se clausuró otro en la Juanita por incumplimiento del protocolo.

Antía se refirió también a otra clausura que ocurrió en Piriápolis y que no tuvo que ver con la pandemia: la del puesto “Vamo Arruca” de Gustavo Torena (“el Pato Celeste”). El intendente dijo que la causa fue “el incumplimiento de normas bromatológicas y la falta de permiso”. “Él tenía un expediente desde hace cinco años y el alcalde anterior lo defendía. Habrá pensado que seguía todo lo mismo”, señaló el intendente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados