Por daños y perjuicios

Madre del ‘Pelado’ reclama 250 mil dólares al Estado

Considera que Interior no cuidó a su hijo encarcelado.

Marcelo "Pelado" Roldán en La Tablada en 2007. Foto: archivo El País.
Crimen: "El Pelado" fue asesinado a puñaladas por otro preso. Foto: L. Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

María Cristina Requeijo, madre de Marcelo "el Pelado" Roldán muerto en el Penal de Libertad el 8 de noviembre por su compañero de celda, Víctor Hugo Pereyra, citó el jueves 13 a audiencia de Conciliación al Ministerio del Interior. Le reclama a dicha cartera US$ 250.000 por concepto de daños y perjuicios por la muerte de su hijo.

Además de asesinar al "Pelado" Roldán, Pereyra lo colgó del techo, le realizó una incisión en L en el tórax procurando sacarle el corazón. Luego cortó trozos del cadáver que fritó y comió. El asesino, con un prontuario que incluye rapiñas y hurtos, en el pasado había matado y decapitado a su pareja en Canelones.

El escrito de Requeijo, presentado por el abogado Marcos Pacheco, citó a la audiencia judicial al Ministerio del Interior, al Poder Judicial, al Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) y a la Morgue Judicial "previo al juicio que se iniciará" en caso de que no exista acuerdo entre las partes en la sede de Conciliación.

El documento, al que accedió El País, expresa que Roldán fue "dado de muerte brutal" por un compañero de celda. Posteriormente, agrega, se produjo una "difusión ilícita" por parte del Instituto Técnico Forense-Morgue Judicial de las fotos tomadas al cuerpo ya sin vida de Roldán.

El escrito responsabiliza al Ministerio del Interior de la muerte del "Pelado", al advertir que la cartera tenía "a cargo la seguridad y el control" dentro de la cárcel. También cuestiona al Instituto Técnico Forense-Morgue Judicial por la divulgación de las fotos tomadas al occiso.

Días atrás, Pacheco presentó en el Juzgado de Libertad un escrito para que se investigara al autor de la divulgación de las fotos del "Pelado" Roldán.

Inexperiencia.

En una carta enviada a El País el lunes 3 y titulada "Inseguridad penitenciara y las señales de apoyo a los reclusos violentos", el exdirector de Cárceles, comisario General (R), Enrique Navas, cuestionó la situación de los penales uruguayos.

"Oculta el Ministerio (del Interior) que hasta la propia conducción del Penal de Libertad está confiada a muy buenos oficiales traídos de fuera del sistema penitenciario, pero totalmente inexperientes en este tipo de gestión. Y carentes del asesoramiento de oficiales penitenciarios veteranos que han sido erróneamente segregados y excluidos del servicio, por la errática reforma ministerial que pretende sustituir policías por civiles sin preparación alguna en seguridad (solo en Derechos Humanos)", dice Navas.

Expresa que también se disimula la "incapacidad u omisión" de "técnicos" encargados de clasificar a la población reclusa en función de su perfil criminal, lo que genera "la perniciosa mezcla" que actualmente se produce entre internos de alta peligrosidad con otros que no lo son.

"Volvieron (los técnicos) a repetir el trágico error evidenciado por el alojamiento en una misma celda, del extinto recluso Marcelo Roldán (alias El Pelado) con el psicópata V. Pereira", señala la misiva que también alude al incidente donde murió un preso supuestamente a causa de una bala de goma disparada por un policía. Ese caso aún está en la etapa de investigación.

A juicio de Navas, desde que está en marcha la mentada "reforma" carcelaria, los aspectos de seguridad y disciplina son "dejados de lado y subestimados" en aras de una "utópica rehabilitación" de internos "muy violentos y difícilmente adaptables".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados