FALLO

Jueza de Crimen Organizado procesó a Daniel Placeres por el caso Envidrio

La jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana Chamsarián, procesó al exdiputado del MPP, Daniel Placeres, por incurrir en un delito de conjunción del interés privado con el público.

Diputado. Promovió la votación de la extensión de seguro de paro para Envidrio teniendo a familiares trabajando en la empresa cooperativa. Foto: Leonardo Mainé.
l exdiputado Daniel Placeres fue procesado sin prisión porque carece de antecedentes penales y no hay peligro de fuga. Foto: Leonardo Mainé.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"Lo único que quiero decir es que Envidrio lo fundamos con un grupo de compañeros, al día de hoy no percibo nada, no tengo vinculación con Envidrio. Hay una directiva y me siento dolido por esto (la denuncia penal) que se formó y nada más”. Así comienza la declaración del exdiputado del MPP, Daniel Placeres, en una audiencia judicial realizada el 11 de noviembre pasado donde declaró en calidad de indagado. Diecisiete días más tarde, la Justicia lo procesó sin prisión por un delito de conjunción del interés público con el privado.

La denuncia para que se investigara la conducta de Placeres y los negocios de cooperativas y Venezuela fue realizada en 2017 por los diputados blancos Rodrigo Goñi y Jaime Trobo, hoy fallecido, y el independiente Gonzalo Mujica. Los tres dirigentes fueron representados por el abogado Enrique Moller.

Asistido por sus defensores, Pablo Barreiro y Laura Robatto, Placeres explicó en la audiencia a la jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana Chamsarian , que renunció a la directiva de Envidrio y luego ocupó una banca en el Parlamento. “He ido a miles de asambleas en otras empresas. He tenido asambleas con empresarios. Yo soy de apoyar a la industria. Esto me genera confusión con el tema de la sociedad en que estamos”, dijo.

Placeres aludió al pedido de procesamiento solicitado por el fiscal especializado en Crimen Organizado, Luis Pacheco, por un delito de conjunción del interés público con el privado.

El fiscal consideró que, desde su banca en el Parlamento, Placeres benefició a Envidrio mediante su apoyo a iniciativas legislativas y, paralelamente, llegó a ofrecer trabajo en la empresa a un ingeniero.

Ocho empleados que demandaron a Envidrio por rubros salariales impagos también testificaron que el entonces diputado Placeres “era el que mandaba” en la empresa.

Tras conocer el pedido de procesamiento de Pacheco, Placeres renunció a la banca.

Barreiro y Robatto rechazaron la petición de Pacheco alegando que Placeres no incurrió en un delito de conjunción del interés público con el privado al votar en el Parlamento una Minuta y una ley que favorecía a Envidrio, porque no se benefició económicamente él mismo ni ningún integrante de su familia.

Obrero trabajando en la fábrica Envidrio. Foto: Presidencia
Obrero trabajando en la fábrica Envidrio. Foto: Presidencia

El 28 de noviembre pasado, la jueza Chamsarian decretó el procesamiento sin prisión de Placeres como presunto autor de un delito de conjunción del interés personal y del público.

La magistrada calificó de “correcto” el relevamiento de hechos reseñados por el fiscal Pacheco y entendió que Placeres “no cumplió” con sus obligaciones ante la Cámara, “al participar y tener injerencia” en la toma de decisiones de Envidrio durante el ejercicio de su actividad parlamentaria “en franca vulneración” a las normas que “le imponían” el deber como funcionario público de actuar en forma imparcial y objetiva.

El abogado Moller opinó que el fallo de la jueza “era el corolario del trabajo de dos años y medio. Siempre creíamos que le asistía razón al fiscal y a mis clientes Goñi, Mujica y el fallecido Trobo, sobre que se había configurado una conducta delictiva” por parte de Placeres.

Promesa de cumplir las condiciones.

El fallo incluyó una caución juratoria. Es decir, Placeres prometió cumplir con las condiciones impuestas por la jueza. El exdiputado del MPP compareció ayer ante la jueza Chamsarian y se comprometió a no ausentarse sin conocimiento del juez del domicilio que constituye en Camino del Colorado en Rincón del Cerro y no ausentarse del país sin aval de la Sede.

Además, la jueza dispuso el archivo de las denuncias por irregularidades referidas a los negocios de comercio exterior con Venezuela, préstamos del Fondo de Desarrollo, asistencia de Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) a Alenvidrio (empresa vinculada a Envidrio) “por ahora y sin perjuicio”. Es decir, que si surge un hecho nuevo el caso puede ser reabierto.

Renunció pero siguió ligado a la empresa
El ahora exdiputado cargó con dureza contra la oposición porque esta cuestionó su honorabilidad. Foto: Leonardo Mainé

En su dictamen, la jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana Chamsarian , compartió parcialmente el planteo de los defensores de Daniel Placeres, Pablo Barreiro y Laura Robatto, sobre que el exlegislador, por el hecho de haber ocupado una banca en el Parlamento, puede ejercer su función votando y opinando.

Esos extremos, señala la magistrada, permiten concluir que el voto dado por Placeres a una ley que favorecía a Envidrio y la aprobación de una Minuta dirigida al Poder Ejecutivo son actos cumplidos durante su ejercicio como diputado. Y como tales, dice, se encuentran alcanzados por el estatuto de inmunidad destinada a proteger la libertad de acción parlamentaria.

A juicio de la jueza, estas circunstancias alejarían a Placeres del delito que le tipificó la Fiscalía y recordó que la Cámara de Diputados no votó la creación de una comisión investigadora sobre la conducta del entonces diputado del Frente Amplio. Sin embargo, la magistrada sí coincidió con otro argumento esgrimido por la Fiscalía sobre que Placeres habría incurrido en la modalidad omisiva del delito de conjunción del interés personal con el público

El fiscal Luis Pacheco señaló, en su pedido de procesamiento, que había pruebas de que Placeres había renunciado formalmente al directorio de Envidrio y pese a haber declarado ante la Cámara su desvinculación de la compañía a partir de febrero de 2015, “continuó ostentando un rol activo en la empresa”.

La jueza Chamsarian concluyó que Placeres incurrió en “omisiones” al no declarar ante la Cámara que seguía vinculado a Envidrio en los hechos. Y agregó: “En efecto, sin perjuicio de su calidad de Representante Nacional, (Placeres) se interesó y participó convenientemente en hechos determinantes de la empresa (Envidrio) y si bien se desvinculó formalmente, no aconteció en la realidad, surgiendo elementos probatorios sobre la conjunción de intereses y que otorgan credibilidad a la hora de determinar la presunta responsabilidad del imputado”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados