ESTE JUEVES 

Investigan remate de autos de Balcedo: hija de comprador dice que su padre no tiene el dinero

Ahora el caso es investigado por la fiscal de Flagrancia de 6° Turno, Ana Vallverdú, y se estima muy posible que el episodio se dirime en la vía civil.

Además de la Porsche Panamera, también serán subastados un Porsche Boxter, una camioneta Range Rover y un Chevrolet Camaro. Foto: Leonardo Mainé
Además de la Porsche Panamera, también serán subastados un Porsche Boxter, una camioneta Range Rover y un Chevrolet Camaro. Foto: Leonardo Mainé

La fiscal de Flagrancia de 6° Turno, Ana Vallverdú, y la Dirección de Crimen Organizado investigaban ayer la compra hecha por un mecánico de tres de los cuatro autos de alta gama del empresario y sindicalista argentino, Marcelo Balcedo, en el marco de un remate.

En la subasta, realizada en el Ballroom del Radisson Victoria Plaza, el mecánico pujó por los coches y ganó. Cuando logró la compra, fue advertido que tenía que pagar una seña de US$ 164.000.

En ese momento, el comprador señaló que pujó por los vehículos en representación de una persona de Nueva Palmira. Poco más tarde, el mecánico declaró a los investigadores de la Dirección de Crimen Organizado e Interpol: “Ese hombre de Nueva Palmira me dijo que cuando ganara la puja en el remate tenía que llamar a su hija y decirle que ella vaya a firmar la compra de los autos”.

A su vez, la hija señaló a los policías que su padre “es un bebedor, tiene problemas psiquiátricos y carece del dinero para comprar esos autos”, según informó Canal 4 y confirmó El País.

La Asociación de Rematadores trasmitió a la Policía que iba a presentar una denuncia penal, según dijo a El País una fuente del caso.

En una primera etapa, el frustrado remate será indagado por la Justicia Penal. Pero es muy posible que el caso sea dirimido por la Justicia Civil.

La subasta, dirigida por el rematador Mario Molina, se hizo por cuenta de la Junta Nacional de Drogas.

La esposa de Balcedo, Paola Fiege, había declarado a El País que pretendía comprar los autos. No obstante, Molina, dijo a El País que Fiege estuvo dentro del público pero “no pujó por ninguno” de los cuatro vehículos subastados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error