UN CASO COMPLICADO

Investigación de muerte de Alison Fernández apunta hacia narcos

La principal línea de investigación en la que trabajan la Policía y la Fiscalía de Canelones es que la joven, madre de una hija de tres años, fue víctima del narcotráfico.

Río Santa Lucía, donde fue encontrado el cuerpo de Alison Fernández. Foto: Francisco Flores
El cuerpo de la joven fue encontrado por familiares y vecinos a metros del río Santa Lucía. Foto: Francisco Flores

En el lugar donde familiares y vecinos de Alison Fernández encontraron su cuerpo sin vida el pasado lunes predominaba el silencio. Un silencio que se extendía también por todas las calles de la ciudad de Santa Lucía (Canelones). Es que el hallazgo del cuerpo de la joven de 18 años a orillas del río Santa Lucía golpeó a la ciudad canaria y dejó más preguntas que respuestas.

Fernández sufrió una muerte violenta y la Fiscalía investiga el caso como homicidio. Aunque aún resta conocer por qué y quién fue o fueron los que la mataron, fuentes de la investigación indicaron a El País que el cuerpo de la víctima presentaba una herida de arma blanca. “Fue un homicidio violento, feo como con venganza”, agregaron. La principal línea de investigación en la que trabajan la Policía y la Fiscalía de Canelones, según informaron El País fuentes cercanas a la investigación, es que la joven, madre de una hija de tres años, fue víctima del narcotráfico.

Esto, explicaron los informantes, no quiere decir que la joven estuviera vinculada con el narcotráfico, pero sí que su trágico final haya sido en manos de personas que están relacionadas a las bocas de drogas en la ciudad. Por esta razón fue que la Justicia, en la tarde del pasado lunes, libró órdenes de allanamiento para dos viviendas ubicadas en el barrio El Abrojal.

En ese procedimiento fue detenida una mujer por posesión de estupefacientes y dinero. Fuentes policiales indicaron a El País que se incautaron unos 60 gramos de pasta base, más de 300 chasquis y cerca de $ 15.000. La mujer fue conducida inmediatamente a declarar ante la fiscal de 1° Turno de Canelones, Alicia Schiappacasse, quién está a cargo de la investigación del homicidio de Fernández. Si bien la mujer será acusada hoy por la incautación de droga y dinero en su vivienda, se presume que está vinculada con el homicidio y que podría aportar datos importantes sobre el crimen.

La detenida ya tenía antecedentes penales por delitos relacionados a la venta de estupefacientes. En la mañana de ayer, otra mujer se presentó voluntariamente a la Policía y también fue detenida. Ambas declararon ante la fiscal Schiappacasse y los investigadores creen que “saben bastante” sobre el crimen.

Fuentes de la investigación indicaron que se está trabajando en todos los movimientos de Fernández desde un mes para atrás al 5 de junio, la fecha en que se constató su desaparición. Por esa razón fue que la Policía allanó dos viviendas ubicadas en el barrio El Abrojal. La mujer que fue detenida en ese procedimiento había tenido una discusión con Fernández.

La fiscal Schiappacasse indicó ayer que “mañana (por hoy) va a haber una resolución al respecto” de las detenidas. “Están siendo investigadas por este hecho (el homicidio de Fernández) y una de ellas por otro hecho de narcotráfico”, indicó la fiscal y explicó que pidió la reserva del caso para no entorpecer la investigación.

La fiscal del caso, Alicia Schiappacasse, este martes. Foto: Francisco Flores
La fiscal del caso, Alicia Schiappacasse, este martes. Foto: Francisco Flores

“Antes de aparecer el cuerpo ya tuvimos información que presuntamente la joven había sido privada de su libertad”, agregó Schiappacasse.

El 17 de junio el Departamento de Investigaciones de Canelones se comunicó con la fiscal y le brindó “una pista firme” de que la joven había sido privada de su libertad en la ciudad de Santa Lucía. “A partir de ahí la Fiscalía comenzó a trabajar activamente en el caso”, indicó la fiscal y explicó: “nosotros investigamos delitos, nuestro participación como fiscales es la de investigar delitos y nuestra investigación comienza cuando tenemos un hecho con apariencia delictiva”.

Sin bien el cuerpo de la joven se encontraba sin ropa en el momento que fue hallada la fiscal descartó que se haya tratado de un femicidio. “De femicidio hoy por hoy no se puede hablar porque la figura femicidio corresponde a otro tipo de hipótesis que no sería esta. Estamos ante un homicidio”, puntualizó Schiappacasse.

Si bien resta conocer el informe forense final para saber con exactitud la fecha de su muerte, la Fiscalía cree que en el momento que comenzó a investigar el caso, el 17 de junio, Fernández ya había sido asesinada.

“Por lo que podemos saber ahora de lo que están resultando las pericias, la chica para esa fecha que nosotros obtuvimos la información ya estaba muerta”, dijo Schiappacasse.

Fuentes policiales indicaron a El País que se “está avanzando bastante” en la investigación, y que se trata de un hecho complejo al tener vínculo con el narcotráfico.

“En sí hay varias personas que se están investigando”, indicaron las fuentes y aclararon que el móvil del asesinato de la joven “aún no está muy claro”. “No fue un delito casual que a una muchacha que iba pasando la secuestraron y la mataron. Esa hipótesis está descartada. Hay una relación con la droga”.

Vecino: “El cuerpo lo pusieron ahí, lo tiraron”

Sergio Iglesias, policía jubilado, fue unas de las personas que encabezó la búsqueda de Alison Fernández. Junto al padre de la joven, también policía jubilado, comenzaron a averiguar sobre su desaparición desde el sábado 6 de junio.

“Salimos el sábado a buscarla por todos lados”, dice Iglesias a El País. El vecino y amigo de la familia Fernández comenta que el sábado 20 de junio unas 200 personas se movilizaron por la desaparición de la joven de 18 años. Cómo los días pasaban y no se sabía nada sobre su paradero, relata, le sugirió al padre de Alison que hicieran ellos mismos un rastrillaje por Santa Lucía. “Habíamos ido al barrio El Abrojal, Las Piedras, a todos lados con él (el padre de la joven) a averiguar sobre Alison y salió de mí. Le dije de hacer un rastrillaje nosotros. Unas 15 personas nos reunimos en el puente (del río Santa Lucía) a las 9:30 horas. Éramos diez mujeres y cinco hombres. Ahí caminamos 400 metros y dimos con el cuerpo”, dice Iglesias con su voz apagada. “Ese cuerpo lo pusieron. Se rastrilló esa zona por nosotros mismos y nunca estuvo ahí. El sábado después de la marcha lo habrán tirado. Ese cuerpo lo tenían en una casa”, reflexiona.

La joven de 18 años había sido vista por última vez el 5 de junio cerca de las 15:00 en su domicilio ubicado en el barrio El Abrojal de la ciudad de Santa Lucía. El domingo 7 se realizó la denuncia. 17 días más tarde el padre de le joven y vecinos encontraron el cuerpo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados