CÁMARAS DE LA ZONA DE CARGA NO REVELAN NADA

Fiscalía indaga la operativa aérea tras salida de cocaína del Aeropuerto de Carrasco

Pasajeros de avión privado pasaron controles, pero llevaban 600 kilos.

Tres aerolíneas anunciaron que suspenderán frecuencias al Aeropuerto de Carrasco. Foto: Marcelo Bonjour.
Bayardi reveló que su cartera lleva adelante una investigación paralela a la del Ministerio Público para aportarle información a la Fiscalía. Foto: Marcelo Bonjour.

Diez pasajeros de un avión privado estuvieron poco tiempo en la Sala VIP del Aeropuerto de Carrasco. Las filmaciones los muestran distendidos y cargando cada uno su propio equipaje. Eran asiáticos y europeos. Cuando llegaron a Francia desde Montevideo se les detectaron 600 kilos de cocaína.

Ninguno de ellos era buscado por Interpol. Tampoco utilizaron documentos falsos, los cuales son cada vez más fáciles de detectar por personal aeroportuario.

El avión que abordarían se encontraba en un hangar de la terminal aérea desde un día y medio antes. Se trataba de un jet bimotor Gulfstream V, matriculado en la isla de Man. Había arribado a Montevideo desde Cabo Verde, una isla africana en el océano Atlántico.

El avión tiene alta autonomía de vuelo: unas 12 horas. Y una velocidad de crucero de 800 kilómetros por hora.

La investigación de la fiscal de Ciudad de la Costa, Patricia Rodríguez, y de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas no apuntan solo al avión que trasladó el cargamento de 603 kilos de cocaína, sino que también abarca los controles que realizan las fuerzas de seguridad al tránsito de personas en el aeropuerto y los que debe hacer la Aduana a la carga de los aviones que parten desde allí.

La fiscal pretende conocer al detalle toda la operativa aérea para determinar si algún funcionario o particular incurrió en un delito.

Rodríguez aún no indagó a nadie por este caso.

Por el momento, las filmaciones de las áreas de cargas de la terminal aérea no arrojaron movimientos sospechosos para los investigadores.

Todos los indicios señalan que el avión voló de Cabo Verde a Uruguay sin la droga y que las valijas con la cocaína fueron cargadas aquí. Las sospechas de los investigadores es que la carga de la droga se realizó cuando el jet bimotor estaba dentro del hangar, lejos de la mirada de curiosos.

La Policía francesa y suiza, que detuvieron el avión el 16 de mayo en Niza, creen que la cocaína provenía de América del Sur, particularmente de la zona andina.

Avión detenido en Francia que transportaba cocaína proveniente de Uruguay. Foto: europol.europa.eu
Avión detenido en Francia que transportaba cocaína proveniente de Uruguay. Foto: europol.europa.eu

El ministro de Defensa, José Bayardi, dijo ayer que enviará a la Fiscalía el relevamiento de las cámaras de seguridad del área donde se realizan los escaneos en el Aeropuerto de Carrasco para establecer responsabilidades tras no detectarse el envío de cocaína a Europa.

En declaraciones a radio Montecarlo, Bayardi dijo que no tiene dudas de que existió “una omisión severa a las funciones que se deben cumplir” para evitar que esto suceda.

El jerarca dijo que se está llevando a cabo una investigación en paralelo por parte de la Fuerza Aérea para sumar datos a los de Fiscalía.

Bayardi reconoció que desde hace más de un mes el Ministerio estaba en conocimiento de la incautación.

El presidente y secretario general de la Asociación de Funcionarios Aduaneros (AFA), Roberto Valdivieso y Basilio Pintos, señalaron a El País que no hay un funcionario aduanero en la pista del Aeropuerto de Carrasco con potestades de controlar la carga de un avión.

Valdivieso dijo estar “indignado” con el hecho y advirtió que la falta de controles es “responsabilidad exclusiva” del presidente de Aduanas, Enrique Canon.

“Los pasajeros de ese avión pasaron por la sala VIP y cuando se fueron en el jet, la Aduanas no lo revisó”, reiteró el dirigente gremial. Según Valdivieso, el decreto 256 de la Dirección de Aduanas creó un departamento de arribos y partidas. “Pero como no hay suficiente personal, solo se controlan los arribos” de los viajeros, explicó.

Operación familia.

Los gendarmes franceses tuvieron que prepararse, en 48 horas, para una de las incautaciones más grandes de la historia en un aeropuerto europeo.

Según el diario francés Le Parisien, la información intercambiada entre las fuerzas policiales de Francia y Suiza fue sucinta. Debieron instalarse en los aeropuertos de Niza (Alpes Marítimos) y de Mulhouse (una ciudad ubicada al este del territorio francés) a esperar la llegada de delincuentes integrantes de un cartel de los Balcanes.

Los gendarmes franceses y sus homólogos suizos detuvieron el avión.

En sus bodegas encontraron una treintena de valijas con 600 kilos de cocaína pura. La droga tenía como destino Suiza, Alemania o los Balcanes.

Su valor se estima en 180 millones de euros. Así terminó la “Operación Familia”.

De acuerdo con el plan de vuelo, el jet partiría de Uruguay, aterrizando en Niza y luego volvía a despegar hacia Mulhouse. “Al ser un vuelo interno Niza-Mulhouse, no requiere un plan de vuelo”, dijo una fuente de la investigación a la publicación francesa.

Cargamentos en barcos y camiones
Droga que iba de Montevideo a Bélgica. Foto: EFE

Puerto. En setiembre de 2018 se realizó en el puerto de Montevideo una de las mayores incautaciones de cocaína. En un contenedor que llevaba fardos de lana con destino al puerto de Amberes, en Bélgica, también había camuflados 417 kilos de droga, fraccionada en 368 paquetes. La operación estuvo a cargo de la Dirección Nacional de Aduanas y la Armada Nacional.

Tala. En febrero de este año, cerca de Tala, en Canelones, se detuvo a un camión Ford Modelo 4000 que transportaba 113 kilos de cocaína. La carga incautada en el cruce de la rutas 7 y 12 provenía de Brasil y reportaría en el mercado al menudeo unos 3 millones de dólares y unos 850 mil a nivel mayorista.

Alemania. En abril de 2019, la Aduana de Alemania incautó 440 kilos de cocaína de un barco que llegó al puerto de Hamburgo con un cargamento de arroz uruguayo. La droga estaba distribuida en 17 bolsas de lona. El barco había salido de Montevideo y se dirigía a Freetown, en Sierra Leona.

Ruta 1. En mayo de 2019 se incautaron 400 kilos de cocaína que eran transportados en un camión con doble fondo que circulaba por la ruta 1. Tres colombianos que viajaban en autos acompañando el cargamento pasaron a la Justicia junto al chofer del camión, un uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados