EL FÚTBOL CONMOVIDO

Fiscal Silvia Pérez analiza los audios del caso AUF

Son cuatro horas de conversación entre Alcántara y Valdez.

Wilmar Valdez llega a la sede de la Fiscalía. Foto: Darwin Borrelli.
Valdez. Según Alcántara, no se quería reunir con él en la sede de la AUF. Foto: D. Borrelli.

Silvia Pérez, fiscal que lleva adelante la investigación del caso de la Asociación Uruguaya de Fútbol, desatado con la renuncia del expresidente Wilmar Valdez y la existencia de unos audios de conversaciones entre él y el intermediario Walter Alcántara, los escuchó durante el fin de semana para analizarlos en profundidad. En la semana algunos de los testigos serían citados a declarar en calidad de indagados. La fiscal advirtió que en las declaraciones de Valdez, Alcántara, Arturo del Campo (candidato a la presidencia de la AUF) y el periodista Julio Ríos, surgieron varias contradicciones. A su vez, Subrayado informó que Valdez analiza denunciar a Alcántara.

Alcántara concedió una entrevista a El País en la que reveló el contenido de los audios y contó por qué empezó a grabar las conversaciones que tenía con Valdez. Así, dijo que decidió registrar los encuentros cuando empezó a notar que había algo “raro”: “Tuvimos muchas reuniones con Valdez en la AUF y en CAFO. Hasta que un día lo llamo para hablar sobre las luces de los estadios. Me dice: ‘No vengas a la AUF. Te paso a buscar en la esquina de tu casa y nos encontramos en la camioneta y charlamos ahí’. Charlamos en la camioneta. Hubo muchos encuentros en la calle”, dijo. “Pensé que podría pasar algo en algún momento en que me quisieran involucrar y yo no iba a tener ninguna prueba ni qué hablé con Valdez”, agregó.

Alcántara tuvo cuarenta encuentros con Valdez y tiene grabadas cuatro horas de conversación en cinco audios que le envió a Del Campo. Silvia Etchebarne, su abogada, sostuvo que Alcántara no incurrió en un delito al grabar las conversaciones: “Si usted y yo estamos conversando en este momento y me graba no es un delito. En todo caso es mi responsabilidad por haber elegido mal a mi interlocutor”. Además, explicó que tampoco la difusión pública del contenido de los audios se trata de un delito, a menos que este refiera a contenido sexual.

En la entrevista, Alcántara dijo que Valdez cobró una comisión de un 10% a la empresa que instaló la iluminación del estadio Luis Franzini. “Creo que el monto total de la obra de iluminación del Franzini era de US$ 1.200.000. La comisión no era sobre ese monto; nos correspondían US$ 35.000 a cada uno”. Fue justamente cuando Valdez llamó a Alcántara para hablar sobre la iluminación de los estadios de Montevideo que este notó algo “raro” y decidió respaldarse.

Por otro lado, Alcántara dijo que, cuando hablaron del proyecto por la iluminación de los estadios, “ya estaba todo cocinado”. “Antes de hacer la licitación ya teníamos la orden de quién tenía que ser” la empresa que llevara a cabo el proyecto. “Ya se sabía que esa empresa iba a terminar ganando por idoneidad”, dice Valdez en los audios a los que accedió El País. Además, Alcántara negó que en los audios estuviera involucrado Javier Vázquez, hijo del presidente de la República. “El nombre del hijo de Tabaré Vázquez jamás surgió en los audios”. En los últimos días, había circulado la versión de que en uno de los audios Valdez se refería a presiones del gobierno para que en las reformas de la infraestructura de las canchas participara una empresa que asesora Javier Vázquez.

“Lo grabé con mi celular, Me quise poner una armadura”, dijo Alcántara a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º